Usos en la venta de sociedades

La venta de sociedades tiene muchos usos de ahí que en este artículo vayamos a dar a conocer algunos de los más habituales según nuestra experiencia.

Porque esto es algo que hemos visto a lo largo de los años, como los clientes que aprovechan las ventajas de comprar sociedades constituidas hacen un buen uso de su compra al cabo del tiempo.

De todas maneras no es difícil hacer un buen uso de la venta de sociedades teniendo en cuenta que un porcentaje alto de todos los clientes que compran sociedades lo hacen por la rapidez ofrecida.

La mayoría de empresarios y emprendedores que compran sociedades ya creadas lo hacen con la idea de poder trabajar con su empresa al instante.

Esa es la razón principal de porque la gente está interesada en comprar sociedades, porque les permite poder empezar a trabajar de manera inmediata sin tener que esperar todo lo que les obliga la constitución.

Las cosas son así, la legislación española no pone las cosas fáciles a los emprendedores debido a todas las normas y tramites que hay que hacer a la hora de crear una empresa.

Por tanto empresas como la nuestra dedicadas a ofrecer la compraventa de sociedades tienen clientela pues la mayoría lo que buscan es evitar precisamente esto.

Al igual que nosotros el resto de empresas cuya actividad es la misma se encuentran con la misma situación, la mayoría de los clientes que buscan comprar una empresa ya creada lo hacen por la administración.

 Esta les obliga a hacer una serie de gestiones tanto en hacienda como en los diferentes organismos correspondientes considerando estos que les sale más rentable comprarla ya creada con el capital social ya desembolsado que no constituir ellos por su cuenta la empresa.

El tiempo es dinero y lo que no va a hacer una persona que tiene prisa y que además esta falta de tiempo es ponerse a hacer todas estas gestiones cuando comprándola puede disfrutar de ella prácticamente al instante.

Y son muchas las situaciones por las que un emprendedor o empresario puede necesitar tener su sociedad al instante.

Un compromiso inesperado,  el tener que facturar a un cliente ya mismo suelen ser algunas de las razones habituales.

Una de las situaciones habituales es la de aquellos emprendedores que pese a estar facturando y trabajando en el mercado lo hacen sin estar dados de alta y sin disponer ni tan siquiera de empresa.

Hasta que llega uno de sus clientes el cual además le va abonar una factura de cierto importe exigiéndole facturarle a nombre de empresa y no como hasta ahora, a nombre de persona física.

Como los emprendedores no quieren verse en la situación de decir a sus clientes que hasta ahora estaban trajando sin estar dados de alta y sin disponer de empresa lo que hacen es acudir a empresas como la nuestra para que les facilitemos una sociedad prácticamente al instante.

Con esto los emprendedores pueden facturar  a su cliente con una sociedad limitada en el mismo día de comprar incluso si así se lo proponen.

Vamos a poner un ejemplo para demostrar la utilidad real de la venta de sociedades constituidas.

Sara tiene un negocio dedicado a hacer páginas webs.

Hasta ahora estaba trabajando sin ser autónomo ni tampoco empresa (no es legal pero son muchas las personas que trabajan de esta manera).

Sin embargo llega un cliente el cual la contrata para realiza un trabajor por valor de 5000€.

Llegado el momento del pago dicho cliente le exige a Sara que esta le emita una factura a nombre de la empresa.

Sara no tiene empresa, tampoco quiere preguntar a su cliente si le podría pagar sin hacer factura (esto no está bien visto) de ahí que necesite una empresa lo antes posible.

No quiere facturar como persona física (autónoma) por las implicaciones fiscales y legales de ahí que prefiera hacerlo a nombre de sociedad.

Necesita hacer una factura en menos de 24 horas pero al no tener ninguna sociedad disponible la única opción real es la de comprar una sociedad ya creada.

Gracias a su compra (la cual puede hacerse en menos de 1 hora) Sara factura a su cliente sin problema alguno.

Si hablamos de plazos entre que Sara compra su sociedad (si quiere puede comprar en menos de 1 hora) hasta que factura no pasa prácticamente tiempo.

De hecho nada más sale Sara de notaria al cabo de esa hora si quiere puede hacer ya la factura.

¿Entiendes ahora porque hay clientes que necesitan comprar sociedades urgentes?

Luego hay también otras razones como es la no obligación de tener que desembolsar el capital social de la sociedad en el momento de la compra (útil sobre todo cuando los clientes quieren comprar sociedades con capital social ampliado), el tema de la confidencialidad de los socios con respecto a terceros…

Son razones de peso para querer comprar una de estas sociedades aunque su importancia con respecto a la rapidez es mínima.

Venta sociedades y comprar sociedades

Recursos en empresas

A pesar de ofrecer la venta de sociedades y compraventa de empresas en Avanza también nos gusta escribir artículos acerca del funcionamiento empresarial intentando dar consejos tanto a empresas como emprendedores que recién comienzan con sus negocios.

Lo que vamos a tratar hoy es acerca de los recursos en la empresa y de cómo se puede disponer de ellos.

Lo primero es decir que en la empresa podemos identificar tres tipos de recursos, están los recursos tangibles, los recursos intangibles y luego están los recursos humanos.

Cada uno de estos tiene su importancia en la empresa siendo lo que vamos a tratar a continuación.

❶Recursos tangibles en la empresa: Son todos aquellos que se pueden ver, tocar y por tanto valorar. Son los habituales que aparecen en los estados contables de la empresa pudiendo ser valorados con facilidad.

Dentro de los recursos tangibles podemos diferenciar dos tipos, están los físicos y luego están los financieros.

La mayoría de las empresas basan su negocio en estos recursos siendo además necesarios la mayoría de ellos para la actividad productiva de la empresa.

❷Recursos intangibles: Si los tangibles eran todos aquellos que podemos ver y por tanto valorar con facilidad como te puedes imaginar los intangibles son justo lo contrario.

No quiere decir que tengan menos valor pues no es el caso, lo que sucede es que al no aparecer en los estados contables de la empresa es complicado que puedan ser valorados de manera correcta.

La mayoría de empresarios no saben como valorar sus activos intangibles siendo además algo que se ve prácticamente siempre cuando ponen a la venta sus empresas.

Si te lees artículos escritos por nosotros en la compraventa de empresas veras que hemos hablado acerca de esto muchas otras veces.

Lo hacemos porque es lo que pasa en la práctica, la mayoría, tanto compradores como vendedores solo valoran las empresas por lo que se ve, sin embargo hay cosas que no se pueden ver y que sin embargo tienen también valor.

Algo que no entendemos pues son muchas las empresas que se benefician más de sus recursos intangibles que por los tangibles.

¿De qué recursos intangibles podemos hablar?

-Imagen de marca o reputación: El ejemplo que podemos considerar como mejor es el de Nike.

¿Si Nike se vendiera, aunque la empresa no tuviera ningún activo en forma de inmuebles, fabricas…. ¿ A que no se vendería por poco dinero?

La razón es porque la imagen de marca es lo más importante en esta empresa.

Aun sin ningún activo tangible esta empresa valdría miles de millones de euros por la relación de confianza que existe entre cliente y empresa.

Nike lleva posicionándose años en el mercado como una marca de calidad y por tanto esto es algo que les ayuda a lograr ventas siendo además una ventaja competitiva sobre la competencia.

Si te fijas de hecho todas las grandes empresas lo que más explotan son sus activos intangibles siendo la imagen de marca lo más importante para ellas.

También podemos hablar acerca de la tecnología en las empresas entendiéndose esta por las innovaciones que realizan en sus productos.

El ejemplo que ponemos aquí es el de Apple, empresa que lleva años innovando en el mercado y a pesar de no sacar todos los años productos nuevos estos muchas veces se encuentran en estudio teniendo esto un valor realmente alto.

Las empresas relacionadas con la tecnología suelen hacer un muy buen uso de este recurso pues de hecho del mismo depende la marcha del negocio.

En cuanto a la cultura siendo también un recurso intangible es menos importante pero también se ha de valorar al ser la política de la empresa en su día a día, esto es, la forma que tienen de trabajar, sus procedimientos…

❸ Recursos humanos: Todas las empresas necesitan de recursos humanos para poder operar y trabajar, sin estos la marcha de la empresa se antoja complicado.

Hay un dicho que dice que las empresas dependen de sus empleados y es verdad.

Cuanto mejores sean los recursos humanos de una empresa mejor le irá a esta.

La valoración de los recursos humanos es difícil de por muchas razones, entre ellas porque no aparece en el balance, sin embargo su importancia es máxima.

Hay empresas de hecho que dependen en casi totalidad de determinadas personas, sin estas, la empresa vería reducida tanto su rentabilidad como perspectivas de negocio.

Por esa razón las empresas se esfuerzan en tener los mejores empleados posibles según su labor, pues saben que de esto depende el funcionamiento de la misma.

No es fácil de conseguir pues cuanto más grande es la empresa  más hay que saber organizar grupos de trabajo, pero para eso existen profesiones como el director de recursos humanos, para que sea quien se encargue de llevar todo esto.

Las empresas en ese sentido lo que buscan en sus empleados son sobre todo tres cosas, motivación, conocimientos en la materia y comunicación.

Si a eso le añades una fuerte unidad de trabajo y saber trabajar en equipo mucho mejor.

Porque si desarrollas un trabajo en el que es necesario trabajar en equipo y no sabes es complicado que a pesar de reunir el resto de condiciones seas la mejor opción para la empresa.

Venta Sociedades y Comprar Sociedades

Vendemos tu sociedad limitada

Aunque nosotros ofrecemos la venta de sociedades constituidas así como la compraventa de empresas deciros que también podemos intermediar en la venta de vuestras sociedades.

Si tenéis sociedades limitadas o sociedades anónimas a las que no dais ningún uso y deseas obtener algún tipo de beneficio económico en la venta ponte en contacto con nosotros.

Ahora, para poder intermediar en la venta de tu sociedad es necesario que la misma se encuentre al día tanto en las obligaciones fiscales como legales y por supuesto que se encuentre libre de todo tipo de deudas.

En ningún caso podemos nosotros ofrecer la venta de una sociedad con deudas cuando estamos hablando de la compraventa de sociedades.

Hoy lo que haremos será explicar que personas pueden externalizar la venta de su sociedad así como los pasos que se siguen para vender las mismas.

¿Quiénes pueden vender su sociedad a través nuestra?

Pueden hacerlo tal como hemos dicho todas aquellas personas que tengan sociedades que no se encuentren en funcionamiento, sin activos, pasivos y que deseen vender la misma.

Es necesario también que la sociedad se encuentre al corriente tanto en la obligación de presentar el modelo en hacienda (por ejemplo el impuesto de sociedades) así como en la obligación de las cuentas anuales.

Si no tienes presentadas las cuentas anuales por ejemplo de nada servirá el vender la sociedad pues el registro mercantil no admitirá el presentar las escrituras en el registro.

Es por eso que cuando un posible interesado pretende vender su sociedad a través nuestra y vemos que las cuentas anuales están sin presentar nuestra respuesta siempre es negativa.

Tampoco es que sea esto un problema grave pues tan fácil como presentar las cuentas anuales aunque sea con retraso para así poder poner la sociedad al día.

Una vez presentadas las cuentas lo único que tenemos que hacer es encontrar comprador para tu sociedad.

Igual ocurre con las obligaciones fiscales de la sociedad.

En caso de que tu sociedad no se encuentre al día fiscalmente tampoco podremos ofrecerla a nuestros compradores pues estos buscan comprar sociedades que no tengan estos problemas.

Pongamos que no has presentado el impuesto de sociedades de los últimos años al encontrarse la sociedad inactiva.

Legalmente la sociedad no está cumpliendo con sus obligaciones y por tanto nosotros vemos la sociedad como una la cual no puede ofrecerse.

Además en este caso concreto en el que la sociedad no ha presentado todos los modelos que tenía que presentar es probable que hacienda sancionara mayor motivo por tanto para no aceptar esta sociedad en la venta.

Nosotros en Grupo Avanza cuando gestionamos la venta de una sociedad de un tercero solo lo podemos hacer si la sociedad se encuentra 100% limpia y al día, no en el resto de casos.

¿Cómo hacemos para averiguar la situación de la sociedad?

A través de la documentación que nos envía el propio vendedor.

Partimos de la base de que ningún vendedor tiene porque ocultar información con respecto a la situación de su sociedad, más todavía cuando en la venta se hace constar la situación de la sociedad haciendo hincapié en la ausencia de deudas y obligaciones.

Si el vendedor firma la venta de una sociedad firmando que la misma no tiene deudas y luego resulta que si estará incurriendo en responsabilidad.

En cuanto a la documentación que pedimos a los vendedores para conocer lo mejor posible la situación de la sociedad es la que tiene que ver con el impuesto de sociedades asi como los certificados tanto de hacienda como de seguridad social.

A través del impuesto de sociedades podemos conocer la situación de la empresa, los certificados en cambio sirven para demostrar la ausencia de deudas de la empresa en cuestión.

El certificado de hacienda refleja la situación de la sociedad con respecto al estado, lo mismo sucede con el certificado de la seguridad social.

Ambos certificados deben de hacer constar la ausencia de deudas con dichos organismos.

Decir también otra cosa, en caso de que la sociedad se encuentre inactiva estos certificados (sobre todo el de hacienda) no será posible obtenerlo pues hacienda no lo entregara al solo darlo en las sociedades activas.

El certificado de la seguridad social por el contrario si la sociedad nunca ha tenido trabajadores lo que tendremos que obtener es un certificado en el cual se haga constar que la sociedad nunca ha estado de alta con la seguridad social (ausencia de trabajadores en la empresa)

¿Podemos garantizar la situación de una sociedad vendida por un tercero?

No podemos hacerlo ya que a pesar de toda la documentación que se pide es imposible poder asegurar la ausencia de otro tipo de obligaciones o deudas.

Por esa razón cuando vendemos una sociedad de terceros además de hacérselo contar a los compradores el precio por la sociedad se ve reducido.

A igualdad de condiciones siempre será más barata una sociedad de terceros que una sociedad nuestra, pues así como en la nuestra podemos asegurar su situación en la de terceros no podremos.

Esto es algo que el comprador asume cuando compra obteniendo a cambio la ventaja del precio al ser este más reducido.

Lo habitual todo sea dicho es que la sociedad que se vende tenga la situación tal cual la ha descrito el vendedor pero es algo que sabemos puede llegar a pasar.

Que se venda una sociedad en donde la información facilitada por el vendedor luego no coincida con su situación real.

Nunca nos ha pasado pero en la venta de sociedades de terceros es algo que puede ocurrir.

Comprar Sociedades y Venta sociedades

Comprar empresa sin dinero

El sueño de todo inversor o comprador interesado en comprar empresas, poder comprar una empresa sin dinero.

¿Quién no ha pensado alguna vez en intentar comprar una empresa sin necesidad de desembolsar ninguna cantidad de dinero?

Puede que quien este fuera del sector de la compraventa de empresas nunca lo haya pensado sin embargo aquellos que se dedican a comprar y vender empresas de manera profesional siempre van en búsqueda de alguna compraventa de este tipo.

Desde nuestra empresa dedicada tanto a la venta de sociedades como a la compraventa de empresas te vamos a explicar algunas de las cuestiones que debes de saber a la hora de querer comprar una empresa sin poner dinero.

Lo primero que no es imposible.

Más de uno nos dice que no es posible comprar empresas sin dinero y no es cierto, nosotros sin ir más lejos hemos llevado unas cuantas compraventas de este tipo sin necesidad de aportar en el momento de la compra dinero para llevar la compra.

No como compradores todo sea dicho pues en las compraventas nos solemos limitar a actuar como intermediarios pero lo hemos visto.

Y no es tan complicado pues formulas además hay muchas para llevar las compraventas de esta manera.

¿Por qué interesa comprar una empresa sin dinero?

¿De verdad tenemos que responder a esta pregunta? Bueno, vamos a hacerlo.

Interesa hacerlo porque de esa manera como comprador consigues dos cosas, por un lado poder comprar una empresa que de otra manera no podrías, sobre todo si no tenias dinero para llevar a cabo la compra por tu cuenta, y en segundo lugar porque con esto nuestra capacidad económica se mantiene intacta pudiendo hacer frente a posibles imprevistos futuros con más facilidad.

Si no pagas por la compra aun teniendo el dinero disponible para hacerlo sigues disponiendo de un dinero el cual más tarde puede hacerle falta a la empresa en cuestión.

Ahora bien, al hablar de la compra de empresas sin dinero en ningún caso estamos diciendo que aquí el vendedor se quede sin cobrar pues no es el caso.

También depende del tipo de compraventa y de la situación del negocio todo sea dicho pero no es lo habitual.

Cuando estamos hablando de la compra de una empresa que no está en concurso ni está en una situación límite la única manera de poder comprar la empresa sin dinero es ofreciendo plazos de pago.

Mediante esta opción el comprador lo que hace es adquirir la empresa sin tener que poner todo el dinero de la compra al momento disponiendo de plazo para poder hacerlo en cómodos plazos.

Es vital que como comprador sepas como negociar un plazo de pago que te permita hacer frente a los pagos previstos pues en caso de impago el vendedor lo tiene muy fácil para recuperar la propiedad de su empresa.

No nos cansaremos de repetirlo, a veces al comprador le puede la prisa y el temor a perder la oportunidad de comprar una empresa sin dinero y acaba poniendo unos plazos a los que no puede hacer frente.

¿Y tras el primer impago sabes lo que ocurre?

Pues que la empresa vuelve a manos de su anterior propietario, si además resulta que ya has pagado parte de la compra ese dinero no será recuperable habiendo perdido la propiedad de la empresa por no haber sabido adecuar los plazos de pago a tus posibilidades financieras.

¿Cómo fijar un buen plazo de pago?

Sabiendo lo que el vendedor está dispuesto a aceptar y a lo que nosotros podemos hacer frente.

Esa es la única manera de poder hacerlo.

Ejemplo, empresa valorada en 100 000€. El vendedor estaría dispuesto a ofrecer plazo de pago que le permita poder mantener unos ingresos fijos y estables.

También está el comprador el cual puede pagar como máximo 10 000€ al año.

¿Plazo de pago de 10 años a 10 000€ cada año en plazos mensuales?

Podría ser una posibilidad aunque también es verdad que para empresas de pequeño tamaño no es habitual coger plazos de pago tan elevados.

En ese sentido lo habitual es que cuanto más valga una empresa mayor sean los plazos de pago escogidos.

Si pretendes comprar una empresa que vale 10 000€ y pretendes pagar en 10 años en seguro que el vendedor dirá no.

Luego tampoco nos podemos olvidar de la compra de todas aquellas empresas que se encuentran en situaciones difíciles (empresas concursadas sin ir más lejos) en donde los compradores pueden conseguir autenticas gangas en el sector empresarial.

No será por falta de oportunidades pues en los últimos cinco años han cerrado miles de empresas, muchas de ellas viables si se sabe llevar de manera correcta.

En cuanto a la posibilidad de comprar empresas en quiebra no es una opción real pues al 99% todas las empresas que se venden bajo esta fórmula se tratan de empresas con deudas sin ningún valor, solo la deuda.

Y claro, comprar una empresa con solo deudas y sin activos es algo que no tiene sentido, más cuando se pretende explotar el negocio.

Comprar sociedades y Venta Sociedades

Cambiar el nombre de una sociedad

Aunque en la compraventa de sociedades normalmente el comprador no desea cambiar el nombre de la sociedad a veces pasa que si desea hacerlo.

Desde Comprar Sociedades Avanza nuestra intención hoy es explicarte algunos de los motivos por los cuales una persona puede querer cambiar el nombre de la sociedad limitada al tiempo que le explicamos los pasos que debe de seguir para hacer las cosas.

¿Por qué cambiar el nombre de la sociedad?

Puede pasar que como cliente no quieras que la sociedad tenga el nombre de la constitución o bien que directamente no te guste el nombre.

Algo normal por otro lado ya que en la constitución de sociedades nosotros lo que hacemos es constituir sociedades poniendo nombres inventados en la mayoría de los casos de manera que el registro mercantil no nos envíe un certificado denegatorio.

Porque si no lo sabes aun has de saberlo, a la hora de constituir una sociedad lo primero que debes de hacer es acudir al registro mercantil a pedir los nombres de varias sociedades.

Estos nombres que tu elijas deben de ser lo más diferentes posibles cerciorándote además de que no exista ninguna sociedad con algún nombre parecido.

El registro mercantil por suerte te deja escoger hasta cinco nombres diferentes los cuales tendrás que escoger por orden de preferencia.

Una vez hecha la solicitud el certificado te puede salir aprobado o denegado.

Y creerme cuando os digo que aun inventando los nombres o incluso poniendo nombres raros es habitual que el certificado salga denegado.

Aunque no haya ninguna sociedad que se llame tal cual como la quieres llamar con que tan solo tenga algo que ver es suficiente como para que el registro mercantil decida anular la solicitud.

¿Qué pasa si el registro mercantil saca un certificado denegatorio?

Lo que pasara es que la solicitud que hemos hecho previamente para constituir una sociedad de nada servirá teniendo que volver a hacer la misma.

Esto implica volver a elegir otros cinco nombres distintos asi como pagar de nuevo el certificado.

Deciros que la segunda tampoco os garantiza de manera plena el que os salga aprobada, siempre que cojáis nombres parecidos de sociedades el riesgo de que os salga el certificado denegado estará ahí.

Hay una opción en el registro mercantil en donde puedes pedir una nota previa antes de pedir el certificado de manera que te puedan dar una idea sobre si el certificado saldría aprobado o denegado.

¿Cómo cambiar el nombre en la venta de sociedades?

Si quieres hacerlo nuestra recomendación es que siempre hagas el cambio de nombre después de haber comprado la sociedad pues haciendo esto te garantizas el que no surjan problemas tras la compraventa.

Tienes que entender que en una venta de sociedades se hacen muchas cosas, normalmente se amplía el objeto social de la sociedad, se cambia el domicilio social, cambian los accionistas de la empresa asi como el administrador de ahí que no siempre sea buena idea realizar el cambio de nombre de la sociedad en la misma compraventa.

Por poder se puede hacer pero no es lo aconsejable.

Igualmente si decidís cambiar el nombre de la sociedad ya sea en la misma compraventa o bien de manera posterior os explico de manera breve los pasos a seguir.

Lo primero es acudir de nuevo al registro mercantil a solicitar un certificado de expedición de nombre, la diferencia con antes es que ahora se pide un certificado no para constituir una sociedad sino para cambiar el nombre de una sociedad ya existente.

Aquí tendréis que poner el nombre de la sociedad que ya tienes junto con los nuevos nombres que queráis tenga vuestra sociedad.

El tiempo de respuesta por parte del registro mercantil más o menos es el mismo, alrededor de los dos días.

Una vez tenemos el certificado y siempre que este haya sido aprobado podemos acudir de nuevo a notaria con dicho certificado para cambiar el nombre de la sociedad.

Esta escritura se tendrá que llevar de nuevo al registro mercantil de origen donde se encuentra la sociedad en donde se informara acerca del cambio de nombre.

¿No es complicado realizar un cambio de nombre de la sociedad verdad que no?

Deciros también que si queréis hacer el cambio de nombre en la misma compraventa también se puede hacer, lo que pasa es que en este caso tendrás que pagar aparte el precio tanto del registro como del notario.

El precio de nuestras sociedades incluye lo que son los cambios tradicionales (administrador, socios, ampliación objeto social) no en cambio el resto de cosas como puede ser hacer un poder cambiar el nombre de la sociedad y demás gestiones que se pueden hacer a nivel societario.

En nuestra opinión de hecho todo lo que tiene que ver con el cambio de nombre de una sociedad no es importante pues la sociedad es solo el nombre de la sociedad con la que se factura, nada más.

Puedes tener un nombre de sociedad y luego en cambio utilizar una marca comercial completamente diferente.

Comprar sociedades y Venta Sociedades