Comprar nave industrial o alquilarla

¿Alguna vez te has hecho esta pregunta? ¿Qué es mejor, comprar nave industrial o alquilarla?

Es una de las dudas que la mayoría de empresarios y emprendedores se hacen llegados el momento.

Muchas veces quien tiene una empresa situada en una fabrica se plantea la opción de comprar el establecimiento en lugar de permanecer de alquiler.

En este articulo desde Avanza os queremos dar nuestra opinión de ambas modalidades.

Tanto una opción como la otra tienen tanto ventajas como inconvenientes siendo lo que vamos a ver a continuación.

Ventajas de comprar nave industrial

La ventaja de comprar la nave en la cual se trabaja es evidente, tienes el control total de la nave.

Esto implica que al ser tu el propietario del local eres tu quien decide lo que allí sucede.

Por ejemplo, si quieres hacer reformas o bien quieres hacer alguna reforma de cierto calado siendo el propietario siempre será mucho más fácil.

Más de un inquilino se ha encontrado con problemas en ese sentido al no permitir el propietario del local el hacer reformas en el establecimiento.

A todo esto tenemos que sumar el que tus eres el inquilino y el propietario de la nave.

Esto es una gran ventaja ya que esto implica que el propietario no buscara otros inquilinos mientras que tus estas de alquiler.

Puede pasar que tu negocio lo tengas montado en una nave y llegue un día el propietario del local y decirte que te tienes que ir por cualquier motivo.

Ya sea porque la nave se la ha alquilado a otra empresa o cualquier otra cosa similar.

Siendo el propietario de la nave esta circunstancia no la sufrirás.

Otra de las ventajas existentes es que desde el punto de vista financiero tu empresa será más solvente.

Por ejemplo, si acudes a una entidad bancaria está considerado mejor a tu negocio si tienes bienes a su nombre que si no los tiene.

Es algo que tenemos que valorar entre otras cosas porque aquí hay muchas personas que no compran porque piensan justo de la manera opuesta.

Inconvenientes de comprar nave industrial frente al alquiler

Aquí son varios los inconvenientes que tenemos que señalar.

  • Si compras el bien te estás limitando en cuanto a zona de trabajo.

Es como aquella persona que compra un piso o casa para vivir. Haciéndolo te cierras las puertas de poder vivir en otros sitios y demás…

Sucede lo mismo con la compraventa de inmuebles en el sector empresarial.

Si compras una nave industrial ten en cuenta que luego no te podrías cambiar de ubicación con tanta facilidad.

comprar nave industrial

De hecho la mayoría de empresarios hasta que no vendieran la antigua nave no se pondrían a hacer ningún tipo de gestión.

Y nos parece lógico ya que teniendo en cuenta que los recursos financieros son normales cualquier empresario querrá reducir en la medida de lo posible el gasto.

  • Si compras la nave industrial mediante la firma de un préstamo hipotecario estás endeudando tu negocio.

Y este endeudamiento puede ser perjudicial para tu negocio si deseas en el futuro poder acceder a la financiación.

Las empresas endeudadas siempre lo tienen más complicado a la hora de conseguir crédito.

Es algo que hemos visto en numerosas ocasiones siendo algo posible tanto en los bancos como en otras alternativas financieras.

También depende del endeudamiento que tenga tu negocio pues no todo es malo.

Un endeudamiento bajo o medio no tiene porque ser problemático, si en cambio uno alto.

  • De la misma forma que puede ser un inconveniente comprar la nave mediante financiación externa también puede serlo hacerlo con fondos propios.

¿Qué son los fondos propios en un negocio?

Básicamente es el dinero o capital del que dispone la empresa en un momento dado.

Pongamos que la empresa “Quiere comprar SL” tiene 100 000€ en fondos propios los cuales plantea usar para la compra de la nave.

Si destina esos 100 000€ para la compra de la nave es cierto que se ahorra acudir al banco pero también se descapitaliza.

La ventaja de hacer la compra con fondos propios y no con financiación externa es que supone un ahorro para el negocio.

Con ello no tenemos que pagar intereses, comisiones y demás cosas que tendríamos que abonar en el caso de pedir un préstamo.

Por el contrario el inconveniente es que además de descapitalizarnos estamos perdiendo una oportunidad de inversión.

Cuando destinas un dinero que tienes a algo hay cierta oportunidad de inversión que siempre se pierde.

Por ejemplo, en lugar de comprar la nave puedes destinar el dinero a una inversión la cual te de una mayor rentabilidad….

¿Cómo sería la compraventa de nave industrial ideal en nuestra opinión?

Seria aquella en la cual financiáramos la venta pero al mismo tiempo con la rentabilidad de nuestros fondos propios pudiéramos hacer frente al coste financiero.

Es decir, pagamos por ejemplo 4000€ de intereses al año a la financiera pero al mismo tiempo obtenemos un mínimo de 4000€ de rentabilidad por esos 100 000€ invertidos.

¿Entiendes como seria la operativa?

Lo ideal por supuesto es que la rentabilidad obtenida en nuestros fondos sea mayor pero por lo menos que sea igual al coste de financiación.

Compraventa empresas industriales

Al igual que hay interés en comprar empresas en crisis y empresas en el sector servicios,

 ¿ La compraventa de empresas industriales genera interés entre los inversores?

Por supuesto que la genera, ahora bien, es lo de siempre, ni todas las compraventas tienen sentido ni tampoco todas las empresas tienen un potencial comprador.

Es necesario entender esto pues si no es seguro que nos llevaremos alguna decepción.

A eso hay que añadir que en épocas como hoy donde no hay un exceso de liquidez la compraventa de empresas no suele ser un tipo de negocio fácil de llevar.

La compraventa de empresas industriales por suerte dentro de lo que es el mercado empresarial es de las pocas empresas que siempre genera interés entre los inversores.

¿Porque la compraventa de empresas industriales siempre genera interés?

Lo hace porque en las empresas industriales el valor que se le da a las mismas tiene mucho que ver con los activos de los que dispone la empresa.

En el sector servicios es habitual que los vendedores intenten aumentar el valor de sus empresas hablando de los activos intangibles de la empresa y esto es algo que no suele gustar.

Bueno, realmente no es que no guste es que directamente los inversores profesionales que compran empresas como medio de vida directamente no lo tendrán en cuenta.

Al menos en casi todas las empresas pues es evidente que si lo que quisieran comprar fuera una empresa relacionada con la última tecnología donde supuestamente puede haber muchas patentes y demás si es más que probable esto sea valorado.

El problema en la venta de empresas del sector servicios está en aquellos vendedores que intentan vender su “marca” cuando no es más que una marca más del mercado.

Por eso los inversores dedicados a comprar empresas de manera profesional suelen siempre estar más interesados en la compraventa de empresas industriales que en la compraventa de empresas de servicios.

Si además resulta que la operación se formula bajo la compraventa de empresas en crisis mucho mejor.

Esa es la típica operación que los que buscan oportunidades de inversión en el sector empresarial están buscando desde hace tiempo.

El poder comprar empresas industriales a un buen precio ya sea por los activos de los que dispone o sobre todo por su potencial para explotar el negocio.

L a venta de empresas industriales cuenta como aspecto positivo el hecho también de que se trata de empresas de tamaño medio o grande.

No hablamos de pequeñas pymes con un par de trabajadores o incluso ninguno siendo lo habitual en el sector servicios, hablamos de empresas que pueden tener decenas o incluso cientos de empleados.

Son estas las compraventas empresariales que todo el mundo anda buscando ya sea por la mayor rentabilidad como sobre todo por la mayor cantidad de inversores que te puedes encontrar dispuestos a invertir su dinero.

Puede parecer que las empresas grandes o las de mayor valor son las más difíciles de vender pero en la practica sucede todo lo contrario.

La razón tiene que ver con el hecho de que cuando hablamos de empresas medianas o grandes la documentación está en regla, suele estar todo claro.

Por el contrario cuando lo que hay  a la venta son pymes o pequeñas empresas es habitual no tener la certeza de la situación financiera del negocio.

Son muchas las veces las que nos hemos encontrado con vendedores los cuales han pretendido que les vendamos sus empresas sin tan siquiera disponer de documentación que refleje la situación empresarial.

Por eso entre otras cosas en la intermediación empresarial antes de empezar a trabajar cobramos parte de nuestros honorarios al tiempo que preparamos la documentación que hace falta.

Lo bueno que tienen las empresas industriales a la venta es que cuando el comprador se interesa puede conocer en detalle su situación.

Esto es así porque al tratarse de una empresa mediana o grande es habitual que las empresas sean gestionadas por directores financieros, comerciales los cuales llevan a raja tabla su parte del negocio.

Si le añadimos el hecho de que en la compraventa de empresas industriales no solo entran inversores nacionales sino también inversores extranjeros la razón del éxito es clara.

No veras a inversores extranjeros (en muy raras ocasiones) querer invertir en pequeñas pymes.

Por supuesto estamos hablando de empresas dedicadas a invertir en la compraventa de empresas no en pequeños inversores que pueden invertir en una empresa donde ellos viven.

Eso es lo que están haciendo gran parte la comunidad China la cual lleva años comprando empresas en nuestro país, la mayoría pequeñas tiendas.

Se explica porque quien compra es un inversor residente en nuestro país el cual compra el negocio para explotar el negocio de manera directa.

¿La compraventa de empresas industriales es fácil de llevar?

No lo es y os explicare porque.

Los importes en estas compraventas suelen ser grandes, no solo eso, si resulta que una de las partes viene del extranjero la dificultad se multiplica por 10.

Nosotros de hecho solo gestionamos la compraventa de negocios industriales hasta cierto tamaño, a partir de un punto dejamos que sean otras empresas consultoras e intermediarias quienes lleven a cabo todo el proceso.

Compraventa empresas y compraventa negocios