Vender una empresa de manera directa

De la misma manera que una persona puede contratar a alguna de las muchas intermediarias dedicadas a la venta de empresas de igual modo puede hacer las gestiones por si solo/a.

En este artículo queremos mostrarte tanto las ventajas como los inconvenientes de llevar la gestión por ti solo.

El objetivo como no podía ser de otra forma es que conozcas lo que te aporta cada una para así poder tomar la decisión que más te interese.

Decir también que incluso desde nuestra empresa consideramos que hay muchas operaciones que podrían ser llevadas directamente por los interesados.

Quiero dejarlo claro porque del mismo modo que ofrecemos la compraventa de empresas también aconsejamos la venta directa cuando la situación lo permite.

¿En qué consiste vender una empresa de manera directa?

Consiste en justamente esto, en que eres tu como vendedor del negocio quien se va a encargar de hacer todas las gestiones.

No solo las gestiones de venta con los posibles interesados sino todas las gestiones.

Te lo digo porque es habitual que los vendedores den por hecho que las únicas gestiones que se hacen en la compraventa de empresas son aquellas que se hacen durante la venta y no es así.

Tanto de manera previa a la venta del negocio como de manera posterior tendrán que hacer una serie de gestiones para llevar la operación a buen término.

Aquí la clave es entender el tiempo que tenemos para poder llevar la venta del negocio.

Porque eso es algo que vamos a tener que asumir en caso de querer llevar la venta directa, el tiempo que perderemos con todas estas gestiones.

Y nadie es capaz de saber el tiempo exacto que perderás hasta que vendas la empresa, ni tú ni las empresas dedicadas de manera profesional a vender empresas.

Lo que sí es cierto es que las empresas que se dedican de manera profesional a la compraventa de empresas tardan de media menos tiempo por una cuestión de lógica.

Son estas las que saben dónde y cómo acudir para con ello obtener resultados.

Los vendedores directos es algo que tendrán que ir aprendiendo sobre la marcha.

¿Qué ventajas hay de llevar la venta de manera directa?

  • El coste te lo ahorras: Es la única ventaja que podemos encontrarle a hacer tú mismo las gestiones.

¿Qué otra razón puede haber para llevar tu mismo las gestiones?

Aquí lo que tenemos que valorar es si el ahorro que conseguimos por no externalizar en una de estas intermediarias nos merece o no la pena.

Porque el tiempo lleva asociado un coste.

Si por cada hora que le dedicas a esto estás perdiendo de media unos 100€ puede que no te compense llevar tu mismo la venta del negocio.

No obstante también depende del coste aplicado por estas intermediarias.

De normal para el servicio que hacen no suelen tener un coste alto pero tampoco uno pequeño.

¿Qué coste tiene contratar con una intermediaria dedicada a la compraventa de empresas?

Normalmente este coste tenemos que diferenciarlo entre el coste de contratación y el coste de éxito.

El de contratación es aquel que se origina cuando contratas con la empresa en cuestión.

Una de las cosas más complicadas en la venta de empresas es que veas a uno de estos negocios trabajar a comisión.

Cierto es que a través de la comisión es donde estos profesionales obtienen la mayor parte del beneficio pero también obtienen parte en la contratación.

Es frecuente que estas empresas solo por contratar con ellas te apliquen una serie de costes.

Dicho de otra forma, contratar con estas empresas tiene coste.

Siempre tiene gasto externalizar en un tercero la venta de un negocio con independencia además del resultado conseguido.

A este coste tienes que sumarle la comisión que aplican las intermediarias en caso de éxito.

Si logran vender tu empresa también te cobraran una comisión la cual dependerá siempre del precio de venta.

El porcentaje aplicado se suele aplicar sobre la cantidad a cobrar por parte del vendedor.

La razón principal por la cual muchos vendedores no contratan con estos negocios es no por la comisión sino por el gasto inicial.

Como no hay seguridad de que vayan a conseguir resultados muchos prefieren llevar por si solos la operación.

Inconvenientes de llevar la venta directa del negocio

Aquí pasa algo parecido con el punto anterior, no hay muchos inconvenientes aunque los que hay son de peso.

Exactamente igual que con las ventajas vistas.

Con una diferencia, aquí no encontramos un solo inconveniente sino varios.

El primero de todos es el tiempo que se pierde con una de estas ventas.

No quiero desmotivar a nadie pero una compraventa empresarial puede durar meses fácilmente.

¿Cuántas horas te ves capaz de destinar a la venta de tu negocio?

Y sobre todo, ¿Qué coste estas dispuesto a soportar en todo ese tiempo?

Porque claro, aunque aquí no tienes que pagar a nadie para que te haga la gestión todas esas horas llevan coste.

Cada hora que dediques a la venta de tu negocio será una hora no productiva con lo que estarás perdiendo dinero.

El segundo de los inconvenientes es el relacionado con los conocimientos.

¿Sabes cómo llevar la venta de una empresa?

La documentación a presentar ante los posibles inversores y compradores, las gestiones previas a la venta en notaria…

Lo bueno es que esto lo puedes externalizar en una gestoría (la cual te cobrara por ello) para que lleve las gestiones en la venta.

Excepto la preparación de la documentación la cual si encargas a un tercero también tendrá coste.

Si no sabes cómo hacerlo siempre puedes aprender y hacerlo por ti mismo.

Pero hazlo, intentar vender una empresa sin tener esto elaborado es lo mismo que no hacer nada.

El último inconveniente es el de saber dónde buscar.

Mientras que las empresas que se dedican a la venta de negocios saben dónde  buscar los inversores esto es algo que no creo sepa ningún vendedor.

Importante aclaración, que sepan dónde buscar esto no te asegura la venta.

Puede pasar que presentes la operación y a ningún inversor le genere ningún interés.

Lo mismo les pasa a los profesionales dedicados a vender empresas muchas veces.

Como ves ya es cuestión de cada uno elegir que opción prefiere a la hora de llevar la venta de su negocio.

Compraventa empresas y venta sociedades

Compraventa de empresas siendo varios socios compradores

Cuando la gente acude a la compraventa de empresas interesándose en comprar algún negocio es habitual que la compra la lleven a cabo varios socios.

Las ventajas de ser varios o muchos socios en la empresa son muchas, ahora bien, del mismo modo también hay inconvenientes siendo lo que vamos a tratar a continuación.

A continuación te vamos a mostrar de qué manera influye la compra de un negocio cuando solo hay un socio a cuando hay varios.

Tampoco tienes que guiarte únicamente por las ventajas e inconvenientes de cada una de estas opciones, a veces también te tienes que guiar por tu situación financiera y económica del momento.

Porque por mucho que quieras comprar tu solo la empresa si luego pasa que no tienes todo el dinero que hace falta para poder llevar la compra es seguro que tendrás que realizar la compra con la ayuda de otras personas/socios.

Con esto lo que pretendo decir es que hay cosas que no se pueden evitar en la toma de decisiones, siendo una de ellas los recursos financieros con los que cuentas.

Ventajas de comprar empresas solo

Si eres la única persona que va a poner dinero para la compra de la empresa siendo en consecuencia el único socio de la empresa adquirida esto tiene una serie de ventajas.

Entre las que vemos podemos destacar las siguientes:

❶Poder de decisión en el negocio: Al ser socio único la toma de decisiones en la empresa depende al 100% de ti no teniendo que consultar con nadie como vas a hacer las cosas.

Al ser el socio mayoritario o único eres tu quien al final tiene el control real de la sociedad.

Y aunque es cierto es el administrador quien lleva el día a día del negocio hay que decir que una cosa es eso y otra muy diferente es quien tiene el control de la sociedad.

Dicho socio en cualquier momento puede quitar al administrador como gerente de la sociedad.

Es algo a tener en cuenta ya que si fuerais varios los socios de la sociedad esto dependería de vuestro porcentaje en la empresa.

❷El valor del negocio lo mantienes tú.

En consecuencia si el valor de la empresa va en aumento el valor de tus acciones lo hará de igual modo reteniendo en consecuencia toda la rentabilidad de la misma.

❸Vender la empresa será mucho más fácil si quieres hacerlo llegado el momento: Es algo que muchas personas no tienen en cuenta pero es algo que se da con frecuencia en el mercado.

Si tienes pensado vender tu empresa en el futuro es mucho más fácil que controles al 100% el negocio que no en un porcentaje menor.

¿Por qué es más fácil?

Lo es porque si una de las partes no está dispuesta a vender el negocio te encontraras con que tienes que plantear la venta del negocio pero a un porcentaje inferior.

Y claro, no todos los compradores e inversores dispuestos a adquirir negocios van a aceptar comprar una empresa a un porcentaje inferior al 100%.

Nosotros por ejemplo como empresa que ha realizado decenas de compraventas empresariales no solemos recomendar a los inversores comprar negocios cuando esto sucede.

No lo hacemos por las complicaciones que pueden surgir de manera posterior.

Estas pues serian en mi opinión las grandes ventajas de comprar una empresa por ti solo, ahora vamos a ver las de hacerlo con varios socios.

Ventaja de comprar negocios siendo varios los socios

Como primera ventaja tenemos que señalar el hecho de que aquí los inversores tienen que desembolsar menos cantidad de dinero en la compra.

No solo tienen que destinar menos dinero para comprar el negocio (al haber un reparto de la inversión llevada a cabo) sino que además en el mantenimiento del negocio sucederá de la misma forma.

Si la empresa cuesta de mantenerla 2000€/mes será mucho más fácil mantener el negocio siendo por ejemplo 5 socios a partes iguales que no uno solo.

La razón principal por la cual la gente suele emprender o comprar empresas siendo varios es para precisamente ahorrar en la puesta en marcha del negocio.

La segunda de las ventajas puede verse también como un inconveniente según quien lo mire.

De igual modo que hay varios socios esto implica que la toma de decisiones será llevada entre varios.

Sin embargo esto no tiene porque ser un inconveniente si hay una buena relación entre todas las partes y además las ideas que se buscan son las mismas.

El ser varios los socios de hecho puede aportar nuevas ideas y soluciones al negocio algo que debe de verse si o si como algo positivo.

Como tercera ventaja en la compra de una empresa siendo varios los socios es que esto puede permitir el que cada uno de ellos se especialice en un apartado del negocio.

Cuando estas solo en una empresa tienes que hacer tu todo, contabilidad, proveedores, atención al cliente…

No en cambio cuando son varios los emprendedores los que están llevando el negocio siendo en consecuencia mucho más eficiente y productivo.

Cada uno puede especializarse en un apartado llevando a cambio las gestiones de la empresa de manera más productiva.

Concluimos que en la compraventa de empresas hay varias formulas para llevar a cabo la misma, aquí te hemos puesto algunas de las ventajas de hacerlo solo o en compañía.

Compraventa empresas y venta sociedades

 

Valorar empresa ¿Cuánto vale mi negocio?

Es una pregunta que todos aquellos que quieren vender su negocio se hacen en un momento dado cuando quieren valorar su empresa.

Valorar un negocio no es algo fácil pues de ello dependen muchos factores.

En la mayoría de casos los empresarios suelen poner un precio o valor según lo que ellos creen estando muchas veces fuera del mercado.

Ver como hay miles de empresas en España sin venderse no es ninguna casualidad, es lo que pasa cuando pones un precio completamente fuera de lo que vale.

Que es lo que pasa en la mayoría de ocasiones cuando el empresario no sabe fijar el valor de su empresa.

Poner un precio mayor al que vale el negocio lo único que genera es frustración para quien vende ya que no verá a ningún comprador o inversor interesado en llevar a  cabo la compra del negocio.

¿Quién va a pagar por un negocio más de lo que realmente vale?

Seguro que los inversores profesionales no siendo la única opción el vender la empresa a otra persona que no conozca al 100% el valor de lo que compra.

Lo habitual cuando el empresario no sabe como fijar el precio es que externalice la gestión en alguno de los muchos profesionales que hay dedicados a valorar negocios.

Hay muchas opciones en el mercado, desde las mismas asesorías o gestorías las cuales podrían hacer ese trabajo hasta directamente consultoras.

Desde luego la opción que nosotros te recomendamos por experiencia es que acudas a profesionales del sector, a ser posibles consultoras empresariales.

Son estas empresas las que están acostumbradas a tener que llevar a cabo este tipo de operaciones.

Cuando un vendedor acude a ellos para vender su negocio ¿Quién crees que al final acaba poniendo el precio de venta?

Eso es, casi siempre es el consultor quien lo hace estando además de acuerdo con el vendedor.

Por eso cuando un vendedor quiere contratar con alguna empresa intermediaria o consultora la venta de su negocio está siempre cobra en la contratación.

Lo hacen porque saben que no solo tienen que buscar a inversores y compradores interesados en llevar la compra sino que además deberán de fijar el precio de la misma.

Y esa es solo una de las muchas cosas que tendrá que hacer la empresa encargada de llevar la gestión, preparar la documentación de venta, valorar la empresa, encontrar posibles interesados….

No es de extrañar el porqué todas estos negocios dedicados a la compraventa de empresas cobran también en la contratación.

Con nosotros es lo mismo, cobramos nada más se contrata con el cliente así como una comisión en caso de éxito (lograr la venta)

Dicha comisión como te puedes imaginar se aplica sobre el precio total de venta.

¿Cómo podemos valorar una empresa?

Como hemos dicho antes son muchos los factores que hay que analizar para con ello fijar un precio realista.

No solo vale con tener en cuenta los activos de los que dispone el negocio, hay que analizar todas las variables posibles.

¿De qué variables estamos hablando?

Pues mira, además de los activos los cuales es seguro tienen un valor también tenemos que valorar cosas como es el fondo de comercio, la imagen de marca, el posicionamiento en el mercado….

También deberíamos de tener en cuenta el equipo humano de la empresa aunque en menor medida pues puede pasar que nada más compremos esta desaparezca.

Y no será que no lo hayamos visto, más de una vez con la salida del antiguo propietario parte del personal se va del negocio.

Hay que tenerlo en cuenta pero no debemos de basarnos en esto a la hora de fijar el precio de nuestra empresa.

El balance de la empresa y cuentas anuales nos puede ayudar bastante en todo esto a la hora de fijar valor al negocio.

Sobre todo con los activos fijos y tangibles pues con todo aquel que no se puede ver y tocar será diferente.

Por supuesto lo que siempre se tendrá más en cuenta será aquello que podemos ver y tocar pero los activos intangibles también tendremos que analizarlos.

Te pongo un ejemplo claro.

¿Cuánto crees que vale la marca Cocacola?

Porque aunque se vendiera solamente la marca sin ninguna empresa, activos, maquinaria, fabrica ni nada detrás es seguro que se vendería por miles de millones de euros.

Solo la marca comercial siendo este un activo intangible podría valer mucho dinero.

Pues en el resto de compraventas empresariales pasa lo mismo, lo que pasa es que su valor será muy inferior al que la mayoría creen.

En muchos casos incluso te tengo que decir su valor será cero, sobre todo en pymes y empresas de pequeño tamaño.

¿Cómo influye la situación del sector a la hora de valorar una empresa?

También es algo que deberemos de tener en cuenta al analizar la situación del sector económico.

Al valorar un negocio no debemos de olvidarnos que este depende del sector en el que se encuentre.

Los cambios en el sector pueden ser para bien o para mal siendo algo a considerar cuando de lo que hablamos es de vender una empresa.

Aquellos interesados en comprar el negocio es seguro que lo tendrán en cuenta por lo que nosotros igual tendremos que hacerlo.

Podemos finalizar diciendo que valorar una empresa no es algo fácil y que depende de muchos factores empresariales.

Venta Sociedades y Compraventa empresas

Liquidar negocio

Dentro de las muchas posibilidades que tienen los empresarios o compradores de empresas está la de liquidar el negocio.

Desde comprarsociedades.es queremos hoy dar a conocer algunos de los pasos que se tienen que seguir si quieres liquidar una empresa.

Es válido tanto si eres el empresario de la sociedad y deseas liquidarla como si eres uno de estos inversores que compran empresas para después liquidarlas.

No es tan raro como parece, en el mercado de la compraventa de empresas muchos de los inversores que se ofrecen en la compra de empresas son liquidadores.

Compran las empresas no con la intención de explotarlas sino todo lo contrario.

Su objetivo es vender todos los activos de la sociedad para así obtener un beneficio económico.

Entendemos que haya gente a la que esto no le guste (básicamente los trabajadores de la empresa) pero es una gestión 100% legal.

Una vez el inversor o comprador entre en el negocio puede hacer lo que quiera con su negocio pues para eso es suyo.

Y entre las muchas gestiones que se pueden hacer una de ellas es la de llevar la liquidación del negocio.

¿Qué es la liquidación de negocios?

Es el proceso a través del cual el liquidador lo que hace es vender todos los activos de la sociedad dejando la misma a cero.

No solo de activos sino también de pasivos como pueden ser deudas y demás.

Para poder llevar a cabo una correcta liquidación empresarial lo que hace el empresario es vender todos los activos de los que dispone la empresa para con ello pagar sus deudas.

Según el margen que tenga el negocio el beneficio será mayor, menor o incluso nulo.

Por ejemplo, si la sociedad tiene deudas por valor de 300 000€ y sus activos solo llegan a los 100 000€ ten claro que no habrá beneficio tras esta liquidación.

Sobre todo si es el mismo empresario quien lleva a cabo las gestiones.

Porque del mismo modo que digo esto también te digo que aquellos profesionales cuyo negocio consiste en liquidar negocios si saben muy bien cómo obtener el beneficio.

Esa misma deuda de 300 000€ la pueden reducir a menos de la mitad haciendo pues que la rentabilidad exista tras la compra.

Lo ideal por supuesto es que esta diferencia sea lo más pequeña posible, si en lugar de 300 000€ son 200 000€ mucho mejor.

No se les pueden pedir imposibles a los liquidadores de empresa pudiendo trabajar de dos maneras diferentes.

¿Cómo trabajan los liquidadores de empresas?

Pueden hacerlo de dos maneras, pueden comprar ellos el negocio para a partir de ese momento llevar de manera directa la gestión de venta o pueden actuar en nombre del empresario.

También pueden llevar todas estas gestiones sin ser los actuales propietarios del negocio al haberles contratado el empresario para que lo hagan.

La realidad es la que es, y te digo que muchos empresarios no quieren ser ellos quienes lleven a cabo todas estas gestiones.

Prefieren externalizar estas gestiones en un profesional dedicado a esto con el objetivo de no ser ellos “los malos de la película”.

Porque es lo que al final parece el liquidador de empresas por mucho que sea un servicio legal y profesional.

¿Cuál es el problema generado por los liquidadores de empresas?

El problema es evidente, al igual que hay empresas como la nuestra que llevan estas gestiones de manera profesional las hay que todo lo contrario.

Un simple vistazo a internet y veras la cantidad de anuncios de personas ofreciendo estos servicios.

Personas sin ningún tipo de experiencia empresarial que hoy ofrece la compraventa de empresas en crisis con la idea de liquidarlas y mañana los ves ofreciéndose como carpinteros o cualquier otro trabajo….

Es el gran problema de sectores como este, que hay personas fuera del sector ofreciendo sus servicios no pudiendo diferenciar los clientes las empresas reales de las que no lo son.

Pasos para llevar una liquidación del negocio

Si quieres liquidar el negocio por ti mismo pues no te interesa vender el negocio ni tampoco continuar con la empresa te vamos a dar una serie de consejos.

Lo primero y más importante es que tengas claro los activos y pasivos de los que dispone tu negocio.

Tienes que conocer lo que tiene tu empresa pero también lo que debe.

Si no tienes la documentación y las cuentas al día debes de ponerlas en orden antes de hacer nada pues es la única manera de que no pierdas tanto tiempo como podrías perder.

Con las cuentas anuales claras entonces si ya te puedes preparar para llevar la liquidación del negocio.

En caso de tener más deudas que activos lo que haremos será intentar negociar con los acreedores alguna quita que nos permita poder llevar la liquidación.

No puedes liquidar una empresa si dejas deudas impagadas con lo que es la única manera para poder hacerlo.

Hay muchas técnicas para negociar con los acreedores siendo algo que ya hemos explicado en anteriores artículos.

La organización en todo este proceso es vital siendo necesario que conozcas en todo momento el estado del balance.

Una vez has hecho todo esto ya puedes hacer las gestiones tanto en notaria como hacienda para proceder a liquidar el negocio.

Comprar sociedades y Venta sociedades

Ser inversor en la compraventa de empresas

Como bien sabes ya en la sección de compraventa de empresas desde nuestra empresa aceptamos nuevas colaboraciones de inversores y compradores que están dispuestos adquirir negocios.

En este artículo te vamos a mostrar algunos de los requisitos exigidos así como los pasos a seguir por estos inversores si desean poder trabajar con nuestra empresa.

La colaboración aquí es muy sencilla, nosotros les presentamos operaciones de compra que sean de su interés y ellos compran los negocios.

Todo el mundo sale ganando a través de esta colaboración, los vendedores que acuden a nosotros para que les vendamos su empresa, los compradores que consiguen lo que desean y nosotros que cobramos por todo ello.

Sin embargo aunque pueda parecer fácil empezar a trabajar como inversor en la compra de empresas no es tan fácil como parece.

No lo es porque la experiencia de muchos años nos ha demostrado como no siempre debemos guiarnos por aquello que nos dicen los inversores.

Cuando el inversor con el que estamos tratando no lo conocemos de nada tampoco podemos dar por hecho que todo lo que dice es tal cual.

Porque claro, luego al final somos nosotros los que hemos intermediado en la gestión de venta y si las cosas no salen bien habrá sido en parte culpa nuestra.

Con los inversores nuevos que desean trabajar con nosotros en la compraventa de empresas solemos trabajar de manera diferente al resto.

Tampoco es que haya muchas diferencias pero algunas si hay, a continuación te explicamos los pasos a seguir.

¿Pasos para ser inversor en la compraventa de empresas?

Si quieres ser inversor o comprador de una empresa lo más sencillo tanto en tiempo como en recursos destinados a las operaciones es que trabajes con una empresa intermediaria.

Nosotros en la compraventa de negocios trabajamos de dos maneras, comprando de manera directa e intermediando en otras.

Solo podemos comprar de manera directa un negocio cuando este resulta de nuestro interés, en el resto de casos siempre llevaremos la gestión a través de la intermediación.

Y claro, para poder realizar un buen servicio de intermediación en la venta de negocios hace falta disponer de compradores e inversores dispuestos a realizar estas compras.

Sin esto la intermediaria no puede hacer absolutamente nada siendo una de las razones de por qué es tan importante esto.

En nuestro caso para poder ser inversor y poder recibir operaciones de compra lo primero es regístrarte como inversor.

Es un registro fácil y que solo consta de unas pocas preguntas.

A través de este formulario el cual rellenas conseguimos filtrar a cada inversor de manera que podamos saber en qué tipo de operaciones están interesados.

Por mucho que se diga hay inversores dedicados a la compra de empresas todos ellos suelen buscar compras concretas.

No veras a inversores interesados en llevar cualquier tipo de compra.

Simplemente no lo hay.

Otra cosa son empresas como la nuestra dedicadas de manera profesional a la compraventa de empresas y que si podemos ofertar este servicio.

Podemos hacerlo porque al tener cientos de inversores diferentes dispuestos a llevar estas compras es normal que podamos gestionar casi cualquier venta.

¿Qué información se hace constar en el formulario para ser inversor?

Son preguntas básicas pero que nos ayudan a poder saber el tipo de compra que quieren llevar a cabo.

Por ejemplo una de las preguntas más importantes sino la principal es el importe de dinero que puede llegar a  invertir.

Aquí hay varias opciones, desde aquellos que tienen un pequeño capital para invertir, aquellos otros que pueden realizar una inversión grande y luego están los que compran pero sin pagar nada.

Estos últimos compradores o inversores son aquellos que solemos ver en la compraventa de empresas en crisis y en situaciones similares siendo además inversores que buscan comprar chollos.

Al igual que en el mercado inmobiliario nos podemos encontrar inmuebles a muy bajo precio de la misma forma nos podemos encontrar con empresas que por su situación tengan una situación similar.

Es algo que hemos visto muchas veces en nuestra empresa, negocios en crisis pero que por atravesar una situación delicada a nivel financiero se venden por poco dinero.

Debido al departamento con los que contamos en nuestra empresa este modelo de compraventa lo solemos llevar de manera directa al ser de nuestro interés.

No obstante de igual manera también aceptamos inversores externos con los que colaborar.

Lo bueno de saber qué cantidad máxima de dinero puede invertir cada inversor es que nos permite poder ofertar compras que sabemos pueden realizar.

Intentar vender una empresa cuyo precio de venta es 500 0000€ a un inversor que solo dispone por ejemplo de 100 000€ no tiene sentido.

Al final con todo esto lo que se busca es una única cosa, perder el menor tiempo posible en la gestión de venta con los inversores.

Perdemos menos tiempo nosotros y ellos siendo todo positivo.

¿Se piden referencias en la compraventa de empresas?

Si estamos tratando con alguno de los considerados como inversores profesionales los cuales han llevado muchas otras compraventas si solemos pedir referencias.

Las pedimos porque es con estos inversores con los que al final más estamos colaborando en el día a día.

Como además a estos se les permite poder llevar la compra de diferentes formulas es normal que todo esto se tenga más en cuenta.

Una vez el inversor es aceptado como inversor firma un acuerdo de colaboración con nuestra empresa en la cual se hacen constar honorarios y demás información básica.

A partir de ese momento como empresa que oferta la compraventa de negocios y empresas en España empezaremos a presentarles operaciones de compra según el interés mostrado.

Compraventa empresas y venta negocios