Valorar empresa ¿Cuánto vale mi negocio?

Es una pregunta que todos aquellos que quieren vender su negocio se hacen en un momento dado cuando quieren valorar su empresa.

Valorar un negocio no es algo fácil pues de ello dependen muchos factores.

En la mayoría de casos los empresarios suelen poner un precio o valor según lo que ellos creen estando muchas veces fuera del mercado.

Ver como hay miles de empresas en España sin venderse no es ninguna casualidad, es lo que pasa cuando pones un precio completamente fuera de lo que vale.

Que es lo que pasa en la mayoría de ocasiones cuando el empresario no sabe fijar el valor de su empresa.

Poner un precio mayor al que vale el negocio lo único que genera es frustración para quien vende ya que no verá a ningún comprador o inversor interesado en llevar a  cabo la compra del negocio.

¿Quién va a pagar por un negocio más de lo que realmente vale?

Seguro que los inversores profesionales no siendo la única opción el vender la empresa a otra persona que no conozca al 100% el valor de lo que compra.

Lo habitual cuando el empresario no sabe como fijar el precio es que externalice la gestión en alguno de los muchos profesionales que hay dedicados a valorar negocios.

Hay muchas opciones en el mercado, desde las mismas asesorías o gestorías las cuales podrían hacer ese trabajo hasta directamente consultoras.

Desde luego la opción que nosotros te recomendamos por experiencia es que acudas a profesionales del sector, a ser posibles consultoras empresariales.

Son estas empresas las que están acostumbradas a tener que llevar a cabo este tipo de operaciones.

Cuando un vendedor acude a ellos para vender su negocio ¿Quién crees que al final acaba poniendo el precio de venta?

Eso es, casi siempre es el consultor quien lo hace estando además de acuerdo con el vendedor.

Por eso cuando un vendedor quiere contratar con alguna empresa intermediaria o consultora la venta de su negocio está siempre cobra en la contratación.

Lo hacen porque saben que no solo tienen que buscar a inversores y compradores interesados en llevar la compra sino que además deberán de fijar el precio de la misma.

Y esa es solo una de las muchas cosas que tendrá que hacer la empresa encargada de llevar la gestión, preparar la documentación de venta, valorar la empresa, encontrar posibles interesados….

No es de extrañar el porqué todas estos negocios dedicados a la compraventa de empresas cobran también en la contratación.

Con nosotros es lo mismo, cobramos nada más se contrata con el cliente así como una comisión en caso de éxito (lograr la venta)

Dicha comisión como te puedes imaginar se aplica sobre el precio total de venta.

¿Cómo podemos valorar una empresa?

Como hemos dicho antes son muchos los factores que hay que analizar para con ello fijar un precio realista.

No solo vale con tener en cuenta los activos de los que dispone el negocio, hay que analizar todas las variables posibles.

¿De qué variables estamos hablando?

Pues mira, además de los activos los cuales es seguro tienen un valor también tenemos que valorar cosas como es el fondo de comercio, la imagen de marca, el posicionamiento en el mercado….

También deberíamos de tener en cuenta el equipo humano de la empresa aunque en menor medida pues puede pasar que nada más compremos esta desaparezca.

Y no será que no lo hayamos visto, más de una vez con la salida del antiguo propietario parte del personal se va del negocio.

Hay que tenerlo en cuenta pero no debemos de basarnos en esto a la hora de fijar el precio de nuestra empresa.

El balance de la empresa y cuentas anuales nos puede ayudar bastante en todo esto a la hora de fijar valor al negocio.

Sobre todo con los activos fijos y tangibles pues con todo aquel que no se puede ver y tocar será diferente.

Por supuesto lo que siempre se tendrá más en cuenta será aquello que podemos ver y tocar pero los activos intangibles también tendremos que analizarlos.

Te pongo un ejemplo claro.

¿Cuánto crees que vale la marca Cocacola?

Porque aunque se vendiera solamente la marca sin ninguna empresa, activos, maquinaria, fabrica ni nada detrás es seguro que se vendería por miles de millones de euros.

Solo la marca comercial siendo este un activo intangible podría valer mucho dinero.

Pues en el resto de compraventas empresariales pasa lo mismo, lo que pasa es que su valor será muy inferior al que la mayoría creen.

En muchos casos incluso te tengo que decir su valor será cero, sobre todo en pymes y empresas de pequeño tamaño.

¿Cómo influye la situación del sector a la hora de valorar una empresa?

También es algo que deberemos de tener en cuenta al analizar la situación del sector económico.

Al valorar un negocio no debemos de olvidarnos que este depende del sector en el que se encuentre.

Los cambios en el sector pueden ser para bien o para mal siendo algo a considerar cuando de lo que hablamos es de vender una empresa.

Aquellos interesados en comprar el negocio es seguro que lo tendrán en cuenta por lo que nosotros igual tendremos que hacerlo.

Podemos finalizar diciendo que valorar una empresa no es algo fácil y que depende de muchos factores empresariales.

Venta Sociedades y Compraventa empresas

Ser inversor en la compraventa de empresas

Como bien sabes ya en la sección de compraventa de empresas desde nuestra empresa aceptamos nuevas colaboraciones de inversores y compradores que están dispuestos adquirir negocios.

En este artículo te vamos a mostrar algunos de los requisitos exigidos así como los pasos a seguir por estos inversores si desean poder trabajar con nuestra empresa.

La colaboración aquí es muy sencilla, nosotros les presentamos operaciones de compra que sean de su interés y ellos compran los negocios.

Todo el mundo sale ganando a través de esta colaboración, los vendedores que acuden a nosotros para que les vendamos su empresa, los compradores que consiguen lo que desean y nosotros que cobramos por todo ello.

Sin embargo aunque pueda parecer fácil empezar a trabajar como inversor en la compra de empresas no es tan fácil como parece.

No lo es porque la experiencia de muchos años nos ha demostrado como no siempre debemos guiarnos por aquello que nos dicen los inversores.

Cuando el inversor con el que estamos tratando no lo conocemos de nada tampoco podemos dar por hecho que todo lo que dice es tal cual.

Porque claro, luego al final somos nosotros los que hemos intermediado en la gestión de venta y si las cosas no salen bien habrá sido en parte culpa nuestra.

Con los inversores nuevos que desean trabajar con nosotros en la compraventa de empresas solemos trabajar de manera diferente al resto.

Tampoco es que haya muchas diferencias pero algunas si hay, a continuación te explicamos los pasos a seguir.

¿Pasos para ser inversor en la compraventa de empresas?

Si quieres ser inversor o comprador de una empresa lo más sencillo tanto en tiempo como en recursos destinados a las operaciones es que trabajes con una empresa intermediaria.

Nosotros en la compraventa de negocios trabajamos de dos maneras, comprando de manera directa e intermediando en otras.

Solo podemos comprar de manera directa un negocio cuando este resulta de nuestro interés, en el resto de casos siempre llevaremos la gestión a través de la intermediación.

Y claro, para poder realizar un buen servicio de intermediación en la venta de negocios hace falta disponer de compradores e inversores dispuestos a realizar estas compras.

Sin esto la intermediaria no puede hacer absolutamente nada siendo una de las razones de por qué es tan importante esto.

En nuestro caso para poder ser inversor y poder recibir operaciones de compra lo primero es regístrarte como inversor.

Es un registro fácil y que solo consta de unas pocas preguntas.

A través de este formulario el cual rellenas conseguimos filtrar a cada inversor de manera que podamos saber en qué tipo de operaciones están interesados.

Por mucho que se diga hay inversores dedicados a la compra de empresas todos ellos suelen buscar compras concretas.

No veras a inversores interesados en llevar cualquier tipo de compra.

Simplemente no lo hay.

Otra cosa son empresas como la nuestra dedicadas de manera profesional a la compraventa de empresas y que si podemos ofertar este servicio.

Podemos hacerlo porque al tener cientos de inversores diferentes dispuestos a llevar estas compras es normal que podamos gestionar casi cualquier venta.

¿Qué información se hace constar en el formulario para ser inversor?

Son preguntas básicas pero que nos ayudan a poder saber el tipo de compra que quieren llevar a cabo.

Por ejemplo una de las preguntas más importantes sino la principal es el importe de dinero que puede llegar a  invertir.

Aquí hay varias opciones, desde aquellos que tienen un pequeño capital para invertir, aquellos otros que pueden realizar una inversión grande y luego están los que compran pero sin pagar nada.

Estos últimos compradores o inversores son aquellos que solemos ver en la compraventa de empresas en crisis y en situaciones similares siendo además inversores que buscan comprar chollos.

Al igual que en el mercado inmobiliario nos podemos encontrar inmuebles a muy bajo precio de la misma forma nos podemos encontrar con empresas que por su situación tengan una situación similar.

Es algo que hemos visto muchas veces en nuestra empresa, negocios en crisis pero que por atravesar una situación delicada a nivel financiero se venden por poco dinero.

Debido al departamento con los que contamos en nuestra empresa este modelo de compraventa lo solemos llevar de manera directa al ser de nuestro interés.

No obstante de igual manera también aceptamos inversores externos con los que colaborar.

Lo bueno de saber qué cantidad máxima de dinero puede invertir cada inversor es que nos permite poder ofertar compras que sabemos pueden realizar.

Intentar vender una empresa cuyo precio de venta es 500 0000€ a un inversor que solo dispone por ejemplo de 100 000€ no tiene sentido.

Al final con todo esto lo que se busca es una única cosa, perder el menor tiempo posible en la gestión de venta con los inversores.

Perdemos menos tiempo nosotros y ellos siendo todo positivo.

¿Se piden referencias en la compraventa de empresas?

Si estamos tratando con alguno de los considerados como inversores profesionales los cuales han llevado muchas otras compraventas si solemos pedir referencias.

Las pedimos porque es con estos inversores con los que al final más estamos colaborando en el día a día.

Como además a estos se les permite poder llevar la compra de diferentes formulas es normal que todo esto se tenga más en cuenta.

Una vez el inversor es aceptado como inversor firma un acuerdo de colaboración con nuestra empresa en la cual se hacen constar honorarios y demás información básica.

A partir de ese momento como empresa que oferta la compraventa de negocios y empresas en España empezaremos a presentarles operaciones de compra según el interés mostrado.

Compraventa empresas y venta negocios

Financiar la compra de empresas

Siendo algo de lo que se ha hablado poco en este artículo quiero hablar acerca de la posibilidad de financiar la compra de empresas.

Y aunque es una opción muy interesante en el mercado al mismo tiempo también tengo que deciros que no es para nada fácil de conseguir.

No hay casi ninguna financiera que al menos hoy día esté dispuesta a realizar estas operaciones pues son ellas las que asumen todo el riesgo de la operación y cero el comprador.

Porque al final es lo que pasa cuando un comprador quiere financiar la compra de un negocio, quieren que otros pongan el dinero asumiendo en consecuencia todo el riesgo.

Algo que como hemos dicho las financieras están cada vez menos dispuestas a aceptar.

Las pocas que pueden realizar estas operaciones suelen ser las entidades bancarias cuando quien lleva a cabo la operación es una persona conocida y solvente o en su defecto las financieras entre particulares.

Dentro de estas segundas empresas hay plataformas de financiación que ayudan a llevar a cabo estas compras.

Por supuesto tampoco podemos olvidarnos de una opción como el ENISA la cual tiene entre sus préstamos uno dedicado a la compra de negocios.

A lo largo del siguiente artículo no vamos a hablar acerca de todas y cada una de las opciones financieras que hay, lo que haremos será explicar cómo tiene que hacerse.

Si quieres poder tener un listado acerca de las diferentes financieras que pueden hacer préstamos para la compra de negocios puedes comprar una de nuestras sociedades para conseguir financiación.

Con la compra recibes una guía completa acerca de diferentes opciones financieras que a día de hoy están funcionando.

¿Cómo puedes financiar la compra de empresas?

Lo primero es saber si quieres que la entidad corra con todo el riesgo financiero o si estás dispuesto a compartir este riesgo.

Es lo más importante y la primera pregunta que te tendrías que hacer ya que según la respuesta que des tus posibilidades son unas u otras.

No solo son diferentes las posibilidades sino también la forma en la que debes de llevar toda la gestión.

De principio a fin tendrás que cambiar los lugares en donde haces la tramitación, lo que ofreces a la financiera….

Lo más fácil una vez tienes clara la respuesta a esta pregunta es conocer las diferentes opciones que tienes en el mercado.

Hay opciones más baratas que otras, lo que es seguro es que todas son complicadas.

No hay ningún préstamo destinado a la compra de empresas que sea fácil de gestionar.

Salvo en determinados casos y situaciones en donde el comprador o compradores cuentan con facilidades para acceder a la financiación.

Es nuestra gran ventaja competitiva frente a otras empresas dedicadas a la compraventa de empresas y negocios, nosotros si podemos financiar estas compras de manera rápida y fácil.

Siempre que seamos nosotros los que llevemos la compra de la empresa de manera directa pues en la intermediación en ningún caso se habilita esta opción.

Al contar con departamento financiero podemos llevar a cabo estas operaciones con bastante facilidad.

¿Qué porque no ofrecemos este servicio para financiar la compra a terceros?

No lo hacemos porque teniendo en cuenta los pocos inversores que están dispuestos a llevar a cabo estas operaciones al final los solemos limitar a operaciones directas nuestras.

También hay que decir que se hace de esta manera porque cuando llevamos una compra de empresa directamente sabemos en todo momento como hacer la devolución del crédito.

Al ser nosotros los compradores no dependemos de los actos de terceros estando así seguros de que nada vaya a salir mal.

Por eso nunca se nos ocurriría ofrecer este servicio cuando son otros los compradores y futuros deudores de un préstamo.

Porque como no podemos responder por ellos al final los inversores no estarían seguros de la devolución del crédito

Somos nosotros los que nos hemos ganado poder realizar este tipo de operaciones sin demasiados problemas.

En la mayoría de financieras en donde hagas la solicitud lo que te exigirán será dos cosas.

La primera que demuestres que el negocio que quieres comprar es rentable y que por sí solo es capaz de hacer frente al crédito.

La documentación que tendrás que presentar ya te puedes imaginar cual será, plan de negocio, de tesorería, viabilidad…

Es muy probable que además de todo esto y cuando estamos hablando de importes altos de dinero exijan avales de por medio.

Y por avales no me refiero solo a la firma de los socios y el administrador de la sociedad, hablo también de otras cosas como garantías reales.

Porque la diferencia entre no estar dispuesto a asumir ningún riesgo y hacerlo es abismal.

Si eres de aquellos compradores que quieren financiar la compra de una empresa pero no está dispuesto a poner garantías o dinero en la compra es complicado que ninguna financiera quiera entrar.

Solo con inversores de confianza y tras muchos años podrías realizar estas gestiones.

Como alternativa puedes intentarlo también a través de plataformas como el crowfounding aunque esta queda fuera de alcance de la mayoría de personas.

Venta sociedades y Compraventa de empresas

¿Con que inversores contamos en la venta de negocios?

Al igual que pasa con otros sectores empresariales en los que también trabajamos en la venta de negocios o compraventa de empresas es necesario disponer de inversores profesionales para dar salida a las operaciones que nos van llegando.

En este artículo desde comprarsociedades.es Grupo Avanza te vamos a mostrar que tipo de inversores son los que tenemos en nuestra empresa al tiempo que te mostramos como solemos trabajar con ellos.

Porque es algo necesario, la empresa que no dispone de inversores es una que no puede trabajar de manera correcta la compraventa de negocios.

Se puede decir de muchas maneras diferentes pero es la realidad, sin inversores no pueden contar con la posibilidad de poder dedicarse de manera profesional a la compraventa empresarial.

Ninguna empresa es capaz por sí sola de ofrecer la compraventa de empresas de manera directa.

Por muchos recursos financieros que tenga el negocio es imposible poder dar salida a cada una de las operaciones que les van llegando.

Igual ocurre con nuestra empresa, aunque en algunos casos compramos la empresa de manera directa en la mayoría lo que hacemos es solo intermediar.

Intermediamos en la venta porque no es posible poder gestionar de manera directa cada una de las operaciones que se nos presentan, sin contar por supuesto que son muchas las operaciones que no nos generan ningún tipo de interés.

Es lo habitual te diría incluso, y nos pasa a nosotros y a cualquier empresa que compra empresas de manera profesional.

¿Conoces alguna empresa que sea capaz de comprar cualquier tipo de empresa dando igual su sector y situación?

Si ves algún anuncio de este tipo ten por seguro que es porque trabajan también con inversores externos como es nuestro caso.

Nadie, ni empresa ni inversor directo tiene la capacidad y voluntad de poder entrar en todas y cada unas de las operaciones que se les presentan.

¿Qué tipo de inversores solemos aceptar en la compraventa de empresas?

Como intermediaria que también intermedia en este sector a la hora de trabajar con determinados inversores hay que ser muy cauteloso pues estamos en un sector en el que cualquiera puede entrar.

Puede ser esto una ventaja pero también un gran inconveniente según como se mire.

Nosotros como empresa podemos intentar reducir el máximo posible el riesgo existente de que algo salga mal pero al final no podemos garantizar nada cuando es una persona externa las acciones que tenga pensadas hacer.

¿Creo que es de sentido común no te parece?

Por esa razón a todos los vendedores que acuden con nosotros para vender sus negocios siempre les decimos lo mismo.

En caso de hacer la labor de intermediación una vez firmada la compraventa aquí nuestra gestión termina.

Dicho de otra forma, en la intermediación por la compraventa de empresa una vez firmamos el acuerdo en notaria entre vendedor y comprador nuestra gestión acaba no teniendo que hacer nada más.

Para eso cobramos una comisión en caso de éxito en la venta de empresas no haciendo luego ninguna otra gestión posterior (salvo en caso de contratación expresa)

La situación es muy diferente a cuando desde aquí llevamos la compra de la empresa de manera directa al ser de nuestro interés dicha compra.

En estos casos actuamos como empresa compradora y en consecuencia la situación es muy diferente.

Aquí también tenemos una gestión posterior a la compra del negocio pues en la mayoría de casos es necesaria.

Exigida en muchos casos por nosotros antes incluso de la compra y que consiste en la mayoría de ocasiones en el aprendizaje y conocimiento que el anterior propietario tiene que dar al nuevo.

Algo que por cierto prácticamente hacemos en casi todas las compraventas empresariales.

Cuando por el contrario lo que hacemos es una gestión de intermediación nos limitamos a poner en contacto a comprador y vendedor para con ello conseguir la venta.

Defendemos tanto los intereses de compradores y vendedores intentando alcanzar un acuerdo que sea provechoso para ambas partes.

¿Por qué no podemos garantizar la forma de operar de todos los inversores?

Muy fácil, porque a todos no los conocemos del día a día.

Así como hay inversores con los que llevamos años trabajando en la compra de negocios hay otros con los que por el momento no hemos trabajado ni una sola vez.

Como intermediaria lo que haces es informar a ambas partes acerca de cómo se lleva la compraventa y si todos están de acuerdo firmas la misma.

Realmente no haces mucho más delegando el resto de gestiones tanto en comprador como en vendedor.

Otra cosa es si el vendedor quiere contratar además de la venta de su negocio la gestión posterior.

Si se contrata este servicio a nivel externo la gestión no se limitara a la compraventa del negocio sino que irá más allá encargándonos también de las gestiones posteriores tras compraventa.

A veces es necesario y otras en cambio no, todo depende del tipo de compraventa llevada a cabo.

Por ejemplo cuando estamos hablando de pequeñas pymes lo que se vende es raro que esto se contrate, por el contrario en operaciones medias y grandes la situación será justo la contraria.

Venta sociedades y Compraventa empresas

Dossier de empresa y la importancia en la venta de negocios

¿No sabes lo que es un dossier de empresa? Si no lo sabes te diré que es una de las partes más importantes en cualquier compraventa de empresas, sobre todo si estamos hablando de empresas de tamaño medio o grande.

Porque al igual que te decimos esto también tenemos que reconocer que cuando son pymes lo que hay a la venta muchas veces no se llevan a cabo todas estas gestiones.

Depende de la voluntad del vendedor y de cómo quiera hacer las cosas, nosotros desde luego como empresa que también intermedia en la compraventa de empresas es algo que siempre recomendamos.

¿Por qué recomendamos hacer un dossier de empresa para la venta del negocio?

Lo recomendamos porque haciendo esto damos una mayor fuerza a la operación que se está tramitando.

Dicho de otra forma, con un dossier de venta los posibles compradores interesados cuentan con más información acerca de la empresa que se pretende vender y en consecuencia es mucho más fácil que al final se llegue a buen puerto.

Nosotros anteriormente preparábamos este dossier de venta solo en caso de que los vendedores lo solicitaran, ahora en cambio es algo obligatorio en la contratación con Grupo Avanza.

Sin este dossier de venta no estamos dispuestos a gestionar ninguna compraventa empresarial entre otras cosas porque sabemos de los inconvenientes de trabajar de esta forma.

Una de las grandes ventajas de tener un dossier de la empresa para la venta es que con ello se pierde mucho menos tiempo.

Siempre es mucho más fácil encontrar inversores o compradores para una empresa con esta documentación que sin ella.

Y si, lo hemos comprobado en nuestras propias carnes pues hemos intermediado en la venta de empresas bajo las dos formas.

Esto nos llevo a la siguiente conclusión, sin dossier de venta no gestionamos ninguna compraventa empresarial sea de manera directa para nosotros o actuando como intermediarios.

¿Qué es un dossier de empresa?

Es un dossier o documento en el cual lo que se hace es reflejar información acerca de la empresa.

No solo los datos numéricos como puede ser la facturación siendo algo importante para cualquier futuro inversor, también se hacen constar  la información interna del negocio.

¿Quiénes somos? ¿Qué tipo de servicios ofrecemos?¿Cual es nuestro público objetivo?

Un comprador siempre quiere saber el tipo de negocio que esta comprando así como saber el potencial de negocio que puede tener como empresa.

Lo hemos visto muchas veces, si el vendedor enfoca la venta de su negocio solo teniendo en cuenta los números de la empresa el fracaso está garantizado.

Los inversores y aquellos dedicados de manera profesional a la compraventa de empresas son gente con experiencia a nivel empresarial.

Son los primeros que saben que un negocio adquirido en base a los números únicamente puede dar lugar a que tras la compra aparezcan números completamente diferentes.

Cuando uno compra un negocio lo primero en lo que siempre ha de fijarse es en la actividad desarrollada por la empresa y el modelo de negocio.

Esa es la clave en todo negocio, saber si estas comprando una empresa con futuro, una empresa con presente o una con poco futuro.

Por ejemplo, si compras una empresa dedicada a la venta de papel, por presente que pudiera tener viéndose estro reflejado en los números el futuro no es muy esperanzador para ellos.

No lo es porque las nuevas tecnologías al final están provocando la cada vez menor demanda de papel por parte del sistema.

Guiarse solo por la facturación y las estadísticas en la compraventa de negocio casi nunca sale bien.

El dossier de venta por tanto lo que hace es hacer constar toda la información que necesitamos saber acerca del negocio.

¿Quiénes son nuestros clientes? ¿Qué crecimiento estamos teniendo?

¿Consejos al elaborar un dossier para la venta de empresas?

Seré lo más claro posible, tiene que entrar por los ojos.

Si quieres poder vender tu empresa dicho dossier de venta tiene que gustar desde el primer momento.

Quieras o no cuando un inversor o comprador interesado se interesa por una empresa de manera concreta generalmente lo hace porque ha visto en ella un negocio interesante, pero, el aspecto visual también cuenta.

Si tiene unos buenos números la empresa pero luego al presentar el dossier de venta se hace de manera errónea podemos quitar el interés de manera muy rápida.

Incluso hemos llegado a ver algún dossier de ventas con solo dos hojas y mal presentadas en donde nada mas el comprador ve esto como te puedes imaginar se da media vuelta para seguir buscando.

Un dossier de venta bien presentado y haciendo constar toda la información del negocio nos sirve no solo para un único comprador sino para todos aquellos que pudieran estar interesados.

El tiempo o dinero que pudiéramos invertir en realizar este dossier al final estará bien invertido si se hacen las cosas bien.

¿Cómo preparar el dossier de venta de empresa?

Hay que partir de la base de que la compraventa de empresas no es una gestión fácil, todo lo contrario es complejo.

Estar bien preparados antes de salir al mercado a buscar la venta del negocio es necesario, tenemos que crear una estrategia para la compraventa, identificar a los posibles compradores interesados…

Lo ideal es hacerlo con profesionales del sector pero si no se puede tendremos que hacerlo nosotros mismos.

En estos casos seguir los consejos marcados por nuestra empresa haciendo constar en todo momento la situación tal del negocio (estados financieros, presupuesto comercial, viabilidad, visión estrategia del negocio)…es lo que tendremos que hacer.