Ser inversor en la compraventa de empresas

Como bien sabes ya en la sección de compraventa de empresas desde nuestra empresa aceptamos nuevas colaboraciones de inversores y compradores que están dispuestos adquirir negocios.

En este artículo te vamos a mostrar algunos de los requisitos exigidos así como los pasos a seguir por estos inversores si desean poder trabajar con nuestra empresa.

La colaboración aquí es muy sencilla, nosotros les presentamos operaciones de compra que sean de su interés y ellos compran los negocios.

Todo el mundo sale ganando a través de esta colaboración, los vendedores que acuden a nosotros para que les vendamos su empresa, los compradores que consiguen lo que desean y nosotros que cobramos por todo ello.

Sin embargo aunque pueda parecer fácil empezar a trabajar como inversor en la compra de empresas no es tan fácil como parece.

No lo es porque la experiencia de muchos años nos ha demostrado como no siempre debemos guiarnos por aquello que nos dicen los inversores.

Cuando el inversor con el que estamos tratando no lo conocemos de nada tampoco podemos dar por hecho que todo lo que dice es tal cual.

Porque claro, luego al final somos nosotros los que hemos intermediado en la gestión de venta y si las cosas no salen bien habrá sido en parte culpa nuestra.

Con los inversores nuevos que desean trabajar con nosotros en la compraventa de empresas solemos trabajar de manera diferente al resto.

Tampoco es que haya muchas diferencias pero algunas si hay, a continuación te explicamos los pasos a seguir.

¿Pasos para ser inversor en la compraventa de empresas?

Si quieres ser inversor o comprador de una empresa lo más sencillo tanto en tiempo como en recursos destinados a las operaciones es que trabajes con una empresa intermediaria.

Nosotros en la compraventa de negocios trabajamos de dos maneras, comprando de manera directa e intermediando en otras.

Solo podemos comprar de manera directa un negocio cuando este resulta de nuestro interés, en el resto de casos siempre llevaremos la gestión a través de la intermediación.

Y claro, para poder realizar un buen servicio de intermediación en la venta de negocios hace falta disponer de compradores e inversores dispuestos a realizar estas compras.

Sin esto la intermediaria no puede hacer absolutamente nada siendo una de las razones de por qué es tan importante esto.

En nuestro caso para poder ser inversor y poder recibir operaciones de compra lo primero es regístrarte como inversor.

Es un registro fácil y que solo consta de unas pocas preguntas.

A través de este formulario el cual rellenas conseguimos filtrar a cada inversor de manera que podamos saber en qué tipo de operaciones están interesados.

Por mucho que se diga hay inversores dedicados a la compra de empresas todos ellos suelen buscar compras concretas.

No veras a inversores interesados en llevar cualquier tipo de compra.

Simplemente no lo hay.

Otra cosa son empresas como la nuestra dedicadas de manera profesional a la compraventa de empresas y que si podemos ofertar este servicio.

Podemos hacerlo porque al tener cientos de inversores diferentes dispuestos a llevar estas compras es normal que podamos gestionar casi cualquier venta.

¿Qué información se hace constar en el formulario para ser inversor?

Son preguntas básicas pero que nos ayudan a poder saber el tipo de compra que quieren llevar a cabo.

Por ejemplo una de las preguntas más importantes sino la principal es el importe de dinero que puede llegar a  invertir.

Aquí hay varias opciones, desde aquellos que tienen un pequeño capital para invertir, aquellos otros que pueden realizar una inversión grande y luego están los que compran pero sin pagar nada.

Estos últimos compradores o inversores son aquellos que solemos ver en la compraventa de empresas en crisis y en situaciones similares siendo además inversores que buscan comprar chollos.

Al igual que en el mercado inmobiliario nos podemos encontrar inmuebles a muy bajo precio de la misma forma nos podemos encontrar con empresas que por su situación tengan una situación similar.

Es algo que hemos visto muchas veces en nuestra empresa, negocios en crisis pero que por atravesar una situación delicada a nivel financiero se venden por poco dinero.

Debido al departamento con los que contamos en nuestra empresa este modelo de compraventa lo solemos llevar de manera directa al ser de nuestro interés.

No obstante de igual manera también aceptamos inversores externos con los que colaborar.

Lo bueno de saber qué cantidad máxima de dinero puede invertir cada inversor es que nos permite poder ofertar compras que sabemos pueden realizar.

Intentar vender una empresa cuyo precio de venta es 500 0000€ a un inversor que solo dispone por ejemplo de 100 000€ no tiene sentido.

Al final con todo esto lo que se busca es una única cosa, perder el menor tiempo posible en la gestión de venta con los inversores.

Perdemos menos tiempo nosotros y ellos siendo todo positivo.

¿Se piden referencias en la compraventa de empresas?

Si estamos tratando con alguno de los considerados como inversores profesionales los cuales han llevado muchas otras compraventas si solemos pedir referencias.

Las pedimos porque es con estos inversores con los que al final más estamos colaborando en el día a día.

Como además a estos se les permite poder llevar la compra de diferentes formulas es normal que todo esto se tenga más en cuenta.

Una vez el inversor es aceptado como inversor firma un acuerdo de colaboración con nuestra empresa en la cual se hacen constar honorarios y demás información básica.

A partir de ese momento como empresa que oferta la compraventa de negocios y empresas en España empezaremos a presentarles operaciones de compra según el interés mostrado.

Compraventa empresas y venta negocios

Sociedades activas y con facturación

En la venta de sociedades las sociedades activas con facturación son una de las posibilidades que al menos desde nuestra empresa también ofrecemos.

Durante el siguiente artículo en comprar sociedades Grupo Avanza vamos a mostrarte las características de este tipo de sociedades así como la utilidad que tienen.

Porque eso es seguro, en la venta de sociedades o la sociedad es útil o sino no tendría demanda.

Y como iras viendo en el artículo la venta de sociedades con actividad es una muy buena opción sobre todo para determinadas acciones.

¿Por qué ofrecemos la venta de sociedades activas y con facturación?

La respuesta es obvia, lo hacemos porque son los mismos clientes quienes en alguna ocasión nos solicitan este tipo de sociedades urgentes.

Cierto es que no se trata de un tipo de compraventa empresarial habitual, pero esto no nos importa, como sabemos hay clientes que pueden necesitarlo nosotros intentamos ofrecerlo.

Lo que tienen que saber estas personas es que la oferta de sociedades activas no es la misma que la que se ve en la venta de sociedades inactivas.

Algo normal por otro lado pues cuando de lo que hablamos es de sociedades activas hay que saber muy bien quien ha hecho uso de la misma.

Todo por tanto tiene que ver con la demanda, aunque no es mucha al existir nosotros como empresa que oferta la compraventa de empresas tenemos que intentar ofrecerlo.

Nuestra empresa ya sabes que se caracteriza por intentar ofrecer siempre posibilidades a los clientes, es por ello que intentamos ofrecer variedad en las sociedades urgentes que tenemos.

Sociedades activas y características

A la hora de hablar de las características de este tipo de sociedades limitadas tenemos que diferenciar entre dos tipos de sociedades.

Por un lado están las sociedades activas que se encuentran dadas de alta pero que carecen de facturación(a efectos prácticos es como si estuvieran inactivas) y luego tenemos las sociedades que están funcionando.

Generalmente cuando un cliente se interesa por la compra de una sociedad activa lo que está buscando es comprar una sociedad limitada que tenga actividad y por tanto facturación.

Que este dada de alta pero sin actividad le da igual pues al fin y al cabo el alta se hace en un minuto.

Aun así hay que diferenciar entre ambos tipos de sociedades pues en alguna ocasión al disponer de ambas hemos tenido que hacer constar sus diferencias.

Lo que se busca es que la sociedad se encuentre activa y con facturación.

Es decir, que este funcionando y operando en el mercado con total normalidad.

¿Por qué interesa la venta de sociedades con facturación?

Interesa porque para según qué cosas puede ser muy interesante disponer de las mismas.

Te pongo un ejemplo clásico.

Para la obtención de una financiación a través de banco siempre será más fácil conseguir un buen resultado a través de una de estas sociedades activas y con facturación que con una inactiva.

No queremos decir con esto que con las sociedades inactivas no se pueda conseguir un préstamo (si se puede y comprobado en primera persona) pero es más complicado.

De hecho uno de los consejos que solemos dar  cuando uno de estos clientes nos dice que quiere pedir financiación es que compre una de estas sociedades.

¿Nos hacen caso?

La mayoría de las veces no pues el precio de las sociedades con facturación es mucho más alto.

¿Qué precio suele tener la venta de sociedades activas?

Aquí no pasa como la venta de sociedades inactivas las cuales si tienen un precio fijado (las básicas)

En el caso de las sociedades activas cada sociedad tiene un precio diferente pues hay muchas variables a tener en cuenta.

Una de las variables que hay que analizar a la hora de fijar precio es el de la facturación.

¿Qué facturación tiene la empresa? ¿Son cantidades altas, pequeñas o medianas?

Es de todas las variables la más importante.

No es lo mismo una empresa que tenga una pequeña facturación inferior a los 10 000€ al año que una sociedad que pueda facturar por ejemplo 100 000€.

Para según qué cosas como la antes mencionada la facturación de un negocio puede ser vital a la hora de conseguir nuestros objetivos.

La segunda de las características es la que tiene que ver con la antigüedad.

Si lo que tenemos en venta son sociedades con facturación es seguro que tendrán una antigüedad aceptable.

Que también creo que entra dentro de la lógica pues una sociedad con facturación pero unos pocos meses de antigüedad tampoco es que sirva para mucho.

Lo habitual es que estas sociedades suelan tener como mínimo un año de antigüedad pudiendo tener incluso más.

Ausencia de deudas en la venta de sociedades activas

Al ser una sociedad con actividad y facturación puede haber tenido deudas de algún tipo.

Nuestra empresa en ese sentido al menos con las sociedades que dependen de nosotros puede garantizar la ausencia de deudas en las mismas.

Donde por el contrario no podemos garantizar esto pese a analizar la sociedad previamente es en la venta de sociedades de terceros.

A la hora de vender sociedades con facturación vendemos dos tipos de sociedades, las nuestras y las de terceros.

Con terceros quiero decir que hay vendedores (empresarios) que se ponen en contacto con nosotros para que les vendamos sus sociedades.

Aunque es verdad analizamos las cuentas de la empresa para confirmar la ausencia de estas no podemos garantizar al 100% esto.

Para evitar problemas en el momento de la venta hacemos constar una clausula al vendedor en el cual asegura la ausencia de deudas de la misma.

¿Qué más podemos decir acerca de la venta de sociedades con facturación?

Creo que poco más.

Si estáis interesados en comprar sociedades limitadas de algún tipo entre ellas con facturación poneos en contacto con nosotros.

Venta sociedades y Comprar sociedades

¿A quien vender tu empresa o sociedad?

No siempre quien acude a nuestra empresa lo hace con la intención de comprar sociedades o bien una empresa, a veces lo hace aquel que lo que desea es todo lo contrario, ya no comprar sino vender.

En este articulo como empresa que oferta la venta de sociedades constituidas e intermedia en la compraventa de empresas te vamos a dar unos cuantos consejos que en nuestra opinión deberías de tener muy en cuenta a la hora de proponer una venta.

Lo principal es entender que si deseas externalizar la venta de tu sociedad o empresa lo más probable es que esto tenga coste para ti.

Bueno, realmente coste siempre va a tener pues la empresa que intermedia siempre se llevara una comisión por la venta, lo que pasa es que cuando de lo que hablamos es de la compraventa de empresas el coste también se da en la contratación.

En la intermediación cuando lo que se vende es una sociedad no hay coste pues la gestión que lleva a cabo la empresa intermediaria no es la misma.

Es en la compraventa de empresas donde lo que se vende es un negocio en funcionamiento, con actividad e incluso con empleados cuando esto se da.

No tiene que hacer la misma gestión la empresa que intermedia en la venta de sociedades limitándose a ofrecer una sociedad de terceros a la venta dentro de su cartera de sociedades que la gestión que hace cuando es una empres lo que ofrece en el mercado.

Para poder ofrecer una sociedad de un tercero a la venta lo que se le pide a este es la siguiente documentación, lo primero demostrar que la sociedad no tiene deudas.

Esto se puede demostrar pero solo en parte pues no hay garantía plena de que cuando se vende una sociedad de terceros la sociedad carezca de deudas (esto explica también el porque se venden a un precio más bajo que las sociedades controladas por nuestra empresa)

Además de pedir esa documentación se comprueba si la sociedad esta al día a nivel tributario, es decir, si tiene todas las cosas presentadas.

Es habitual que una empresa no haya presentado todas las declaraciones que le correspondían siendo esto algo que hay que conocer.

Por último también se piden las cuentas anuales en caso de haberlas presentado el vendedor (sino lo ha hecho tendrá que hacerlo pues en caso contrario y si no lo presenta se encontrara con que tras la compraventa el nuevo administrador no se pueda inscribir en el registro mercantil.

Cuando es una empresa lo que se vende la empresa intermediaria tiene que hacer mucho más, como mínimo tendrá que preparar una dossier de venta para poder presentar la empresa a posibles inversores así como analizar la situación mercantil de la empresa.

Todo esto no lleva un día ni unas pocas horas como en cambio puede hacerse en el anterior caso.

Y claro, lo que tampoco va a hacer una de estas intermediarias es empezar a hacer ese trabajo para que luego su cliente les deje colgados.

Imagínate estar una semana trabajando obteniendo información acerca de la empresa de tu cliente, preparando el dossier de venta para posteriormente poder presentarlo a posibles compradores para que luego el vendedor te diga que ya no le interesa venderla a través tuya.

¿Te dolería verdad que si?

Ante eso la única formula para evitar estas situaciones o de por lo menos reducir la perdida para el negocio es cobrar por llevar a cabo dicha gestión.

Haciendo esto en caso de que luego el vendedor cambie de opinión no habrá perdido la empresa esa semana de trabajo para nada.

Esta forma de operar es común por parte de las empresa dedicadas a esto de manera profesional, no de ahora sino desde hace tiempo.

¿Cual es el problema con el que nos encontramos en la compraventa de empresas?

Pues el de siempre, que hay empresas y personas que no deberían de poder anunciarse como empresas intermediarias cuando realmente no lo son.

Por eso luego es difícil contratar bajo esta forma, algo que hay que asumir en el sector y punto.

Algo que por otro lado nos es indiferente pues lo que es seguro es que nosotros no haríamos todas estas gestiones en la intermediación de una venta sin haber antes cobrado por ello.

La otra opción que te queda es plantear tu mismo llevar a cabo la compraventa de empresa o de la sociedad.

Como ventaja destacar que aquí no hay coste ni en la contratación ni en caso de conseguir la venta de ahí que sea tenida muy en cuenta por parte de algunas personas.

El aspecto negativo es que vosotros como vendedores series los que tendréis que perder tiempo ofreciendo la empresa a terceros así como tendréis que llevar la gestión para lograr la venta.

Quien piense que es algo fácil se equivoca, es más, se pueden perder cientos de horas para lograr la venta de una empresa y a nuestra experiencia nos remitimos.

Influye mucho el tipo de empresa, el momento de la economía y porque no decirlo la suerte.

Así como hay empresas que hemos vendido en poco tiempo las hay también que tras meses hemos estado todavia gestionando su venta.

También hay casos de empresas y sociedades que nunca llegan a venderse siendo esto una posibilidad en el mercado.

Comprar sociedades y Venta Sociedades

Impagos al comprar empresas

Teniendo en cuenta que hoy día en el mercado empresarial es frecuente facilitar la compraventa de empresas dando plazos de pago esto es algo que puede llegar a darse.

El impago en una compraventa empresarial es algo que puede suceder siendo además de lo que vamos a tratar a continuación.

Se puede llegar a dar pero no es para nada habitual tenemos que reconocer, los impagos en la compraventa de empresas cuando se dan casi siempre es tras varios años de estar funcionando con la empresa y siempre por motivos de falta de liquidez.

Y casi siempre cuando surge es por error de una de las partes, en este caso del comprador por no haber planificado de manera correcta los pagos que tenía que hacer.

Porque cuando un comprador compra con plazos de pago tiene que asegurarse de que vaya a poder pagar dichas cantidades en los plazos acordados.

En caso contrario lo que puede llegar a suceder es el hecho de que al poco tiempo el comprador en caso de que las cosas no vayan como estaban planeadas surjan los problemas en el pago.

Y el problema para los que compran empresas bajo esta forma es doble pues en caso de impago has de saber los vendedores pueden recuperar la propiedad de su negocio.

Compraventa empresas a plazos

Como te puedes imaginar esto es algo que tras varios años de haber estado trabajando con la empresa no hace ninguna gracia ya que es como si todos los pagos previos que hubieras estado haciendo no hubieran servido para nada.

Nosotros en Grupo Avanza lo tenemos claro, si eres un comprador serio si puedes siempre compra empresas a través de empresas profesionales de manera que siempre sean estas las encargadas de planificar de manera correcta los pagos acordados.

Por cierto, aunque hablamos de la compraventa de empresas a plazos tenemos también que decir que no toda se suele  llevar bajo esta forma.

Hay muchas operaciones en las que el comprador ya abona parte de la compra del negocio en el momento de adquisición dejando solo una parte financiada.

Al fin y al cabo de eso es lo que trata la compraventa de negocios con plazos aplazados, de financiar la compra a los compradores solo que en lugar de ser una financiera externa lo hace el propio vendedor.

Ha sido algo necesario el tener que proponer estas formulas en el mercado para poder llevar a cabo ventas de empresas pues las financieras no están muy por la labor de llevar a cabo estas operaciones de crédito.

Y eso que nosotros en Grupo Avanza contamos con departamento financiero el cual muchas veces nos ayuda a sacar adelante operaciones de este tipo pero cuando la empleamos es solo para operaciones de compra directa.

En la intermediación de empresas la opción de la financiación nunca es una opción, solo la empleamos cuando somos nosotros los que estamos interesados en llevar la compra directamente y aun así no es habitual.

Son varias las operaciones en las que Grupo Avanza ha intervenido en donde la financiación para la compra de empresas ha venido del departamento financiero no siendo necesaria el que los vendedores financiasen la venta.

Volviendo al tema del artículo diré que el vendedor cuando planea financiar su venta debe de hacerlo con compradores serios.

Son muchos los compradores o “inversores” que actualmente se están ofreciendo en el mercado para comprar empresas siendo realmente personas en paro que como no tienen manera de encontrar trabajo piensan que comprando una empresa lo tendrán.

Por supuesto estas personas plantean siempre la compraventa de empresas a plazos ya que no tienen el dinero que les haría falta para comprar las mismas.

Y esto no es lo que buscan los vendedores cuando ponen a la venta sus negocios, si quisieran encontrar un socio trabajador eso es lo que ofrecerían no la venta de sus negocios.

Nuestro consejo aquí si no tienes claro a quien vender tu empresa es que lo hagas únicamente a través de empresas dedicadas a esto.

Un porcentaje importante de las operaciones que son llevadas a través de estos “inversores” acaban en impago, lo que sucede es que el porcentaje de operaciones que se firman en el mercado con estas personas es mínima.

A nivel proporcional son pocos los “compradores” que cumplen con estas características, por suerte la mayoría de los que vemos en el mercado son inversores con experiencia a nivel de compra de empresas.

Pocas son las personas que hemos descrito en este artículo que se anuncian como compradores de empresas por una falta de trabajo más que otra cosa.

Intentar evitar a estos inversores debe ser siempre tu prioridad número uno pues la única manera para que paguen por la compra es que nada más comprar el negocio les vaya realmente bien.

Ante cualquier imprevisto o en caso de que el negocio no vaya lo bien que este esperaba el impago está garantizado.

En estas situaciones el vendedor lo único que tiene que hacer es emplear la clausula para recuperar la propiedad de su negocio por el impago causado aunque esto causa perdida de tiempo así como dinero.

Por tanto lo mejor es saber filtrar a quien vendemos nuestra empresa y bajo qué condiciones para evitar futuros problemas que puedan llegar a darse.

Comprar sociedades y Venta Sociedades

Cambiar el nombre de una sociedad

Aunque en la compraventa de sociedades normalmente el comprador no desea cambiar el nombre de la sociedad a veces pasa que si desea hacerlo.

Desde Comprar Sociedades Avanza nuestra intención hoy es explicarte algunos de los motivos por los cuales una persona puede querer cambiar el nombre de la sociedad limitada al tiempo que le explicamos los pasos que debe de seguir para hacer las cosas.

¿Por qué cambiar el nombre de la sociedad?

Puede pasar que como cliente no quieras que la sociedad tenga el nombre de la constitución o bien que directamente no te guste el nombre.

Algo normal por otro lado ya que en la constitución de sociedades nosotros lo que hacemos es constituir sociedades poniendo nombres inventados en la mayoría de los casos de manera que el registro mercantil no nos envíe un certificado denegatorio.

Porque si no lo sabes aun has de saberlo, a la hora de constituir una sociedad lo primero que debes de hacer es acudir al registro mercantil a pedir los nombres de varias sociedades.

Estos nombres que tu elijas deben de ser lo más diferentes posibles cerciorándote además de que no exista ninguna sociedad con algún nombre parecido.

El registro mercantil por suerte te deja escoger hasta cinco nombres diferentes los cuales tendrás que escoger por orden de preferencia.

Una vez hecha la solicitud el certificado te puede salir aprobado o denegado.

Y creerme cuando os digo que aun inventando los nombres o incluso poniendo nombres raros es habitual que el certificado salga denegado.

Aunque no haya ninguna sociedad que se llame tal cual como la quieres llamar con que tan solo tenga algo que ver es suficiente como para que el registro mercantil decida anular la solicitud.

¿Qué pasa si el registro mercantil saca un certificado denegatorio?

Lo que pasara es que la solicitud que hemos hecho previamente para constituir una sociedad de nada servirá teniendo que volver a hacer la misma.

Esto implica volver a elegir otros cinco nombres distintos asi como pagar de nuevo el certificado.

Deciros que la segunda tampoco os garantiza de manera plena el que os salga aprobada, siempre que cojáis nombres parecidos de sociedades el riesgo de que os salga el certificado denegado estará ahí.

Hay una opción en el registro mercantil en donde puedes pedir una nota previa antes de pedir el certificado de manera que te puedan dar una idea sobre si el certificado saldría aprobado o denegado.

¿Cómo cambiar el nombre en la venta de sociedades?

Si quieres hacerlo nuestra recomendación es que siempre hagas el cambio de nombre después de haber comprado la sociedad pues haciendo esto te garantizas el que no surjan problemas tras la compraventa.

Tienes que entender que en una venta de sociedades se hacen muchas cosas, normalmente se amplía el objeto social de la sociedad, se cambia el domicilio social, cambian los accionistas de la empresa asi como el administrador de ahí que no siempre sea buena idea realizar el cambio de nombre de la sociedad en la misma compraventa.

Por poder se puede hacer pero no es lo aconsejable.

Igualmente si decidís cambiar el nombre de la sociedad ya sea en la misma compraventa o bien de manera posterior os explico de manera breve los pasos a seguir.

Lo primero es acudir de nuevo al registro mercantil a solicitar un certificado de expedición de nombre, la diferencia con antes es que ahora se pide un certificado no para constituir una sociedad sino para cambiar el nombre de una sociedad ya existente.

Aquí tendréis que poner el nombre de la sociedad que ya tienes junto con los nuevos nombres que queráis tenga vuestra sociedad.

El tiempo de respuesta por parte del registro mercantil más o menos es el mismo, alrededor de los dos días.

Una vez tenemos el certificado y siempre que este haya sido aprobado podemos acudir de nuevo a notaria con dicho certificado para cambiar el nombre de la sociedad.

Esta escritura se tendrá que llevar de nuevo al registro mercantil de origen donde se encuentra la sociedad en donde se informara acerca del cambio de nombre.

¿No es complicado realizar un cambio de nombre de la sociedad verdad que no?

Deciros también que si queréis hacer el cambio de nombre en la misma compraventa también se puede hacer, lo que pasa es que en este caso tendrás que pagar aparte el precio tanto del registro como del notario.

El precio de nuestras sociedades incluye lo que son los cambios tradicionales (administrador, socios, ampliación objeto social) no en cambio el resto de cosas como puede ser hacer un poder cambiar el nombre de la sociedad y demás gestiones que se pueden hacer a nivel societario.

En nuestra opinión de hecho todo lo que tiene que ver con el cambio de nombre de una sociedad no es importante pues la sociedad es solo el nombre de la sociedad con la que se factura, nada más.

Puedes tener un nombre de sociedad y luego en cambio utilizar una marca comercial completamente diferente.

Comprar sociedades y Venta Sociedades