Venta de empresas en España

Entre los negocios dedicados a la venta de empresas en España uno de ellos somos nosotros en comprarsociedades.es

Nuestro negocio de hecho no solo tiene como actividad la venta de empresas en donde por cierto hacemos la labor de intermediación.

Del mismo modo también ofrecemos la venta de sociedades limitadas ya creadas para su venta.

Es decir, dentro de la venta de empresas podemos hablar de dos tipos de operaciones completamente diferentes.

Y es importante no confundir entre ambos tipos de gestiones pues poco tienen que ver.

Mientras que en la venta de sociedades lo único que se vende realmente es la sociedad en la venta de empresas lo que se vende es un negocio en activo y en funcionamiento.

Son dos modelos de compraventa empresarial completamente distintas.

Que por cierto es algo de lo que en Grupo Avanza Comprar sociedades ya hemos hablado en otras ocasiones.

Venta de empresas en España y cual sería nuestra gestión

Como hemos dicho la gestión que llevamos como intermediaria en la venta de negocios es la de ayudar a compradores y vendedores a conseguir lo que necesitan.

Cuando es el vendedor nuestro cliente lo que intentamos es vender su sociedad en las mejores condiciones posibles y tal como desea.

Por el contrario cuando es el comprador quien nos contrata lo que hacemos es buscarle entre nuestra oferta alguna empresa que encaje en sus posibilidades.

Las gestiones en la venta de empresas son muy diferentes según quien nos contrate.

De hecho, nuestros honorarios también son diferentes según el tipo de operación que hagamos.

Si es un comprador quien nos contrata para comprar un negocio y llevamos a buen término la operación cobramos comisión tanto del comprador como de quien vende.

Porque aquí somos nosotros los que nos ponemos en contacto con la empresa vendedora para ver su interes de vender el negocio.

En caso de que así sea y si finalmente se lleva a buen término cobramos comisión tanto de unos como de otros.

Por supuesto esta comisión se cobra en caso de que finalmente la venta acabe por hacerse.

En cambio cuando es el vendedor quien nos contrata únicamente cobramos del vendedor la comisión.

De hecho, al vendedor no solo le cobramos la comisión por venta sino que nada más contrata le cobramos honorarios por llevarle la venta de su negocio.

Algo por cierto  de lo que hemos hablado ampliamente en artículos anteriores.

Mientras que un comprador si puede contratar con nosotros 100% a comisión un vendedor por el contrario no puede hacerlo.

Siempre que hablemos de empresas que se vendan por un rendimiento económico.

Venta de empresas en España

No podemos tratar de la misma manera la compraventa de empresas en rentabilidad que la venta de empresas con deudas.

Gestión en la que por cierto desde nuestra empresa también intermediamos aceptando únicamente empresas activo por pasivo.

No solo que se trate de una venta activo por pasivo, se exige que la empresa en venta tenga valor.

Aquel que pretende vender una empresa sin actividad, activos y en consecuencia sin ningún valor pero con deudas estará perdiendo tiempo.

Porque aunque nosotros si pudiéramos llevarle la gestión (cobrando por ello) al final la probabilidad de éxito será tan pequeña que no merecería la pena.

¿Aceptamos todas las ventas de empresas que se realizan en España?

Claro que no, hay muchos tipos de compraventas empresariales en las cuales nuestra empresa no puede entrar.

Hay muchos sectores empresariales que se escapan de nuestra especialidad.

También hay empresas a la venta que por su pequeño valor (ser pymes) es poco probable que desde Grupo Avanza podamos llevar la gestión de venta.

Una pequeña pyme cuyo precio de venta sea por ejemplo de 20 000€ es imposible que desde nuestra empresa podamos llevar la gestión.

Actualmente solo estamos llevando empresas a la venta cuyo precio mínimo pueda ascender a unos 100 000€.

Y eso en el menor de los casos ya que nuestra media actual es superior.

El porqué no aceptamos la venta de empresas de pequeños importes es porque para empezar muchas de estas no podrían hacer frente a los gastos de contratación.

Y nosotros sin dichos gastos no empezamos a trabajar.

También hay otro motivo y es la poca rentabilidad que nos queda en caso de éxito.

Es decir, si logramos vender la empresa la comisión aplicada no será suficiente al estar hablando de importes pequeños.

Teniendo en cuenta que las gestiones de manera previa a la venta pueden ser muchas es algo que no compensa.

Las horas que se pierden son más o menos las mismas en la venta de una empresa de 20 000€ que en la venta de un negocio de 200 000€.

Y aunque en ambos se cobren iniciales nuestro beneficio no es ese sino que es la comisión de venta la cual puede estar entre el 5% y el 10%.

Pongamos que aplicamos una comisión del 5%.

Mientras que en la venta de 20 000€ nuestro beneficio seria apenas de 1000€ en el otro nuestro beneficio seria de 10 000€.

Como puedes ver la diferencia es muy importante siendo la razón principal de porque en la actualidad no aceptamos la venta de negocios de poco valor.

Añadir para terminar que si quieres gestionar la venta de empresas a través de Grupo Avanza puedes hacer tu consulta a través de la misma web.

 

Promociones activo por pasivo o venta promotora

En Grupo Avanza como empresa que gestiona y realiza la compra de empresas bajo la formula venta activo por pasivo vamos a explicarte como la venta de promotora activo por pasivo o la venta de promociones inmobiliarias suele ser una opción común a través de esta formula.

Promociones activo por pasivo, promotoras a la venta activo por pasivo suelen ser algunas de las soluciones que los empresarios de la construcción suelen buscar cuando necesitan salir de una promoción de este tipo.

Lo que pretendemos con este articulo es explicar como los compradores llevamos a cabo estas compraventas al tiempo que damos a conocer el porque puede ser interesante su compra.

Con esto no decimos que siempre vayan a resultar de interés las promociones inmobiliarias que se nos ofrecen, para que lo sean estas han de cumplir una serie de requisitos.

En Grupo Avanza de media a la semana recibimos unas 2 solicitudes de este tipo, de constructores que lo que desean es vender su promotora inmobiliaria en las mejores condiciones posibles siendo la venta activo por pasivo la opción más realista.

Es muy complicado intentar obtener beneficio económico con la venta de una promotora inmobiliaria esa es la realidad, no solo ya por el sector en el que se encuentra sino por el importante volumen de deuda que suelen tener.

¿Porque es interesante la compra de promociones inmobiliarias activo por pasivo?

Lo es porque a través de estas compraventas si quien compra es alguien especialista en el sector inmobiliario puede obtener un rendimiento alto si consigue colocar esos bienes inmueble a un buen precio.

Este tipo de operaciones son llevadas sobre todo por empresas relacionadas con la gestión patrimonial.

Y que curioso, ¿A que no sabes quien tiene un departamento patrimonial?

Pues si, en Grupo Avanza contamos con nuestro propio despacho de inversión en el cual trabajamos con inversores presentando operaciones no solo empresariales sino también inmobiliarias, financieras…

Una de las inversiones que presentamos es precisamente la venta de promotoras cuando estas se venden a precio de saldo.

Si podemos gestionar una compraventa de promotora es porque lo hacemos a través de la fórmula descrita pues es la única manera de poder obtener rentabilidad tras la compra.

¿Como se consigue rentabilidad tras la venta activo por pasivo?

No vamos a entrar en detalle pues tampoco queremos que otras empresas competidoras sepan como trabajamos en Grupo Avanza pero desde luego el contar con un departamento financiero ayuda mucho en todo esto.

La clave en nuestra opinión esta en negociar con los acreedores de la promotora inmobiliaria siendo normalmente entidades bancarias.

En caso de haber avales personales con la entidad podemos plantearnos seriamente el sustituir dichos avales en caso de que fuera necesario.

Lo ideal es no tener que hacerlo pues la gestión en estas compraventas se tiene que hacer de una manera rápida no siendo precisamente algo que puedan ofrecer los bancos.

Y la rapidez no es por exigencia nuestra, quien acude a nosotros siendo el vendedor directo en el 99% de los casos lo que busca es vender la empresa lo más rápidamente posible normalmente con la idea de poder cambiar los titulares de la sociedad cuanto antes.

Volviendo al tema de la negociación con los acreedores os diré que si sabéis como hacerlo no es tan complicado como parece.

Esa gestión de hecho se suele delegar a nuestro departamento financiero el cual se encarga de esto viéndose nuestra gestión limitada a la fase de compraventa.

En esta negociación no siempre se buscan quitas, lo que se busca es sobre todo reestructurar la deuda de la promotora de manera que sea viable al menos en el corto plazo.

Nosotros cuando compramos una promotora inmobiliaria siendo una venta de empresa en crisis tenemos muy claro lo que tenemos que hacer.

Lo primero sera negociar con la entidad bancaria o acreedores una reestructuración de la deuda o por lo menos un plazo de carencia (si se trata de un crédito) más todavía si la empresa que vende el promotor no genera ningún tipo de beneficio mensual.

Con esto nuestra idea es dar salida a los inmuebles propiedad de la promotora para poco poco ir reduciendo la deuda a cero.

No siempre se lleva a cabo esta gestión, otras veces es mejor idea plantear la operación de otra manera aunque en un porcentaje alto de las veces es así como solemos plantear la misma.

¿Como conseguimos vender las promociones inmobiliarias?

Pues actualmente no es tan difícil si sabes donde buscar, el problema para constructores y promotores es que las empresas que compran este tipo de negocios no suelen anunciarse actuando casi todos a través de empresas como la nuestra.

Solo quizás nos podemos encontrar con algún problema y es con la venta de promociones inmobiliarias las cuales están muy lejos de acabar.

Una cosa es una promotora que tenga casi todas sus viviendas terminadas y otra es la que solo lo tiene al 30%.

La venta de una promotora con inmuebles al 30% incluso por la venta activo por pasivo seria muy difícil su compra por la poca expectativa obtener algún tipo de rentabilidad.

Comprar sociedades y Venta Sociedades

Due diligence en la compraventa de negocios

¿Que es la due diligence o diligencia debida? ¿Como se aplica en la compraventa de negocios y empresas?

Esto es lo que queremos tratar hoy, como se emplea la due diligence y porque en todos los procesos de compraventa empresarial suele estar presente sino de una manera de otra.

¿Que es la Due Diligence y para que sirve?

La Due Diligence es el proceso de través del cual se busca información acerca de una empresa que permita la correcta valoración por parte de los compradores interesados en adquirirla.

Digamos que es una investigación formal y responsable de la situación de la empresa de manera que cualquiera interesado en adquirirla pueda saber con exactitud su situación financiera, patrimonial y porque no decirlo también, legal.

Porque en estas gestiones no solo se trata lo que es la situación económica de la empresa, se trata todo aquello que determina valor a la empresa y que de alguna manera puede afectar a su valor.

Es por ello que los temas legales son tenidos también muy en cuenta en este proceso pues puede afectar de manera importante al valor de una empresa.

Se puede resumir por tanto que la Due Diligence lo que busca es conocer la situación del negocio con la ayuda del propietario actual el cual pone todo a disposición de los evaluadores para que puedan analizarla de manera correcta.

¿Como se realiza la Due Diligence en la compraventa de empresas?

Decir también que esta Due Diligence puede ser legal o voluntaria.

No todas se producen por propia voluntad, puede pasar que al propietario de una empresa le obliguen a pasar por dicho proceso por algún motivo (descontentos con algunos socios en un porcentaje alto de las veces)

En el caso de ser voluntaria prácticamente siempre se debe al mismo motivo, a la intención del vendedor de poner a la venta su empresa sabiendo de antemano la necesidad de pasar por una Due Diligence para tener la confianza de los compradores.

Toda esta gestión se suele llevar a través de una empresa externa sin relación con comprador y vendedor siendo los encargados de analizar la situación de la empresa.

Según el tamaño de la empresa se suele externalizar a unas empresas o otras siendo todas ellas consultoras.

Hay consultoras bastantes grandes siendo además las más prestigiosas del sector como pueden ser Price Water House Coopers siendo esta una de las escogidas cuando de lo que hablamos son de grandes empresas.

Una pequeña pyme o incluso una mediana empresa no suelen acudir a este tipo de consultoras para que les realice la Due Diligence debido al alto coste que suelen tener.

Es a otro tipo de consultoras dedicadas a pymes y medianas empresas a las que se suele acudir siendo igualmente validas.

No por cobrar más o menos eres una mejor o una peor consultora, es una cuestión de imagen.

Una pyme por ejemplo que se vaya a vender por varios millones de euros seguramente no necesite acudir a una empresa consultora de este nivel pues por coste no le compensa e igualmente hay consultoras igual de validas y profesionales a la hora de hacer su trabajo.

A estas empresas solo acuden multinacionales y empresas de gran tamaño debido a la gran cantidad de gestiones que hay que hacer.

Durante la gestión la empresa que lleva la Due Diligence trata de fijar de manera objetiva el precio o valor empresarial, el cómo se lleva la transacción así como detecta los posibles riesgos que puedan darse en la compraventa del negocio.

Digamos que no solo se encarga de obtener la información de la empresa de manera que los posibles interesados conozcan con exactitud la situación del negocio sino que además intermedia en la venta.

Sino es evidente que no formaría parte de la mesa de negociación a la hora de hablar de cómo realizar la compraventa.

Porque no sé si lo sabes pero no todas las compraventas se llevan al contado.

Es más, justo esto es lo raro más hoy en día donde la situación empresarial y financiera de muchas personas no es la mejor.

Hoy día no es fácil que los compradores tengan toda la liquidez que necesitan para poder llevar a cabo la compra de ahí que recurran a la financiación o la compra aplazada….

La empresa que lleva la Due Diligence se encarga también de asesorar a los vendedores acerca de los riesgos en la compraventa entre otras cosas.

La Due Diligence se divide en dos fases:

El análisis económico financiero en donde se estudia el aspecto financiero, estados financieros, valor de los activos, actividad, empresas, perspectiva de negocio.
Es el primer apartado y por el cual normalmente los compradores están interesados en adquirir el negocio.

Luego tenemos un segundo apartado que aunque es necesario conocer no es la razón por la cual un comprador se interesa en comprar una empresa.
Hablamos del análisis fiscal, legal, laboral, litigios, aspectos legales, cambios en la ley…

Este segundo punto se ha de conocer pues sino un comprador puede acabar comprando un problema más que otra cosa.

¿Qué opinas ahora de al Due Diligence en el proceso de compraventa de empresas, merece la pena llevarlo?

Compraventa empresas y negocios

Compraventa empresas y liquidación de activos

Que no todos los inversores interesados en llevar a cabo la compraventa de empresas están interesados en explotar el negocio es algo que ya sabemos desde hace años.

Porque aunque es verdad la compraventa de empresas se asocia a la venta de una empresa a un nuevo propietario para que este pueda continuar con la explotación del negocio esto no siempre es así.

En Grupo Avanza hemos intermediado en cientos de compraventa de empresas como para saber que alrededor de un 25% de las mismas se dan con el único objetivo de liquidar la empresa.

¿Quién va a querer comprar empresas para su posterior liquidación?

Pues muchas más personas y empresas de las que crees, de hecho hay compraventas empresariales que solo tienen sentido llevarlas a cabo para luego liquidar los bienes de los que pudiera tener la empresa en cuestión.

No todas las compraventa de empresas las plantea el comprador con la idea de seguir explotando el negocio, en muchos casos el interés por la compra únicamente se debe por los bienes de los que dispone la empresa.

Hay varios sectores empresariales por encima de otros en donde esto se puede ver con facilidad.

En el sector de la hostelería sin ir más lejos podríamos decir que un porcentaje importante de los compradores buscan realizar la compraventa de empresas para adquirir la maquinaria de la cual dispone el negocio no teniendo ninguna intención de continuar con la explotación del mismo.

Ante eso pensareis, ¿Por qué solo liquidan el negocio y no lo explotan cuando se supone obtendrían mayor rentabilidad?

Como bien digo “se supone” porque hoy día hacer funcionar una empresa no es fácil.

Hay compradores que no se complican y van directamente a lo fácil comprando empresas en liquidación o en crisis con la idea de conseguir buenas compras en los activos del negocio en venta.

No es el único sector el de la hostelería en el que es frecuente esto, en sectores como el de la construcción y casi todo el relacionado con el mismo y promoción de inmuebles ocurre igual.

En las empresas de servicios esto por el contrario es casi imposible verlo pues la mayoría de ellas a nivel de activos tangibles no tienen casi ningún valor.

Es en las empresas industriales y en aquellas con importantes activos en donde suelen tener interés estos inversores en realizar las compraventas de empresas.

En Grupo Avanza podemos decir que sobre un 10% del total de inversores con los que contamos dedicados a comprar empresas de todo tipo pertenecen a este ramo.

Nosotros de hecho los solemos llamar como liquidadores de empresas pues básicamente es lo que hacen, compran empresas a precio de saldo para luego vender todo lo que tienen estas empresas obteniendo así un beneficio económico.

Y no es pequeño muchas veces el beneficio que obtienen.

Un ejemplo real.

Empresa de transporte la cual se vendió a través de la formula venta activo por pasivo.

La empresa disponía de varios camiones, disponía también de una nave en la cual trabajaba pero al mismo tiempo tenía  deudas con hacienda, seguridad social asi como otros proveedores los cuales representaban casi el 70% de la deuda.

Llevamos a cabo la compra de la empresa para una vez adquirida liquidar la misma al tiempo que eliminábamos las deudas del negocio.

Con hacienda y seguridad social poco se pudo hacer sin embargo con los proveedores pudimos lograr una quita de casi el 40% permitiendo luego obtener un beneficio tras la venta de los bienes de la empresa.

Por supuesto estas quitas con los acreedores tienen que hacerse plasmar en contrato pues es la única manera de que luego los mismos no quieran reclamar en el futuro a la empresa por la parte de la deuda que no cobraron.

En ese sentido contar con profesionales con experiencia en presentar concursos de acreedores nos ha ayudado muchas veces a lograr tales objetivos.

Ahora bien, si estás leyendo este artículo y estas pensando en ofrecerte como comprador de empresas en crisis o en saldo decirte que no es tan fácil.

No lo es porque el sector está lleno de compradores que dicen comprar empresas y luego no tienen un euro para invertir y esto no es posible.

Con nuestros inversores es diferente pues sabemos que cuentan con capital como para llevar a cabo las compras, no siempre pagando por las compras todo sea dicho pero si en la mayoría de casos.

Además nosotros en cada compraventa aplicamos una comisión tanto al comprador como al vendedor de ahí que sea prácticamente imposible llevar  a cabo la compraventa de empresas sin ningún coste.

Solo en caso de tratarse de una compraventa activo por pasivo podemos permitir al vendedor el no tener que pagar ninguna comisión por la venta.

En estos casos de hecho quien tiene que pagar la comisión es siempre el que compra la empresa y siempre una vez la compra ha sido llevada a cabo.

Decir también que si como vendedor quieres que el nuevo comprador continúe con la explotación del negocio al menos si haces la gestión través nuestra asi lo debes de hacer constar.

Sin esta información nosotros presentaremos la venta de la empresa a cualquiera de nuestros inversores ya sea inversores acostumbrados a liquidar o bien a los que les interesa continuar con la explotación.

Y al igual que lo tendrías que hacer con nosotros tendrías que hacer lo mismo con cualquiera de las otras empresas o inversores interesados en comprar empresas.

Compraventa empresas y Liquidación empresas

¿Cómo se gestiona una venta activo por pasivo?

¿Te has preguntado cómo se gestiona la venta de una empresa activo por pasivo? ¿Tienes pensado vender tu empresa bajo esta fórmula pero no sabes cómo hacerlo?

Si te estás haciendo estas preguntas o bien simplemente quieres conocer como se procede en la compraventa de empresas en crisis bajo esta opción te interesa leer el artículo que escribimos desde Grupo Avanza.

Porque aunque es verdad nosotros estamos acostumbrados sobre todo a llevar la venta de sociedades constituidas las cuales ni tienen deudas ni demás tipos de obligaciones también hay que reconocer que la venta de empresas activo por pasivo es una de las opciones que los clientes si lo desean pueden contratar con nuestra empresa.

¿Tenemos experiencia en la venta de empresas activo por pasivo?

A día de hoy podemos decir que a lo largo de los años hemos realizado aproximadamente unas 50 operaciones de este tipo.

Y solo estamos hablando de la venta de empresas bajo esta fórmula, es decir,  empresas que se venden por 0€ al no haber realmente precio de venta para la compra del negocio en cuestión.

Porque la venta de empresas activo por pasivo es el proceso a través del cual se vende una empresa a precio de coste o saldo.

Aquí el comprador lo que hace es comprar una empresa sin poner dinero y en caso de hacerlo pone poco a cambio de asumir de manera directa la situación del negocio, con las deudas que tiene….

Solo en estos casos se puede hablar de una compraventa de empresas activo por pasivo, en el resto de casos y situaciones no sería posible llevar a cabo dicha acción.

Precisamente por el tipo de compraventa de la que se trata hay tantos inversores o compradores dispuestos a comprar empresas en crisis.

El problema como siempre es el mismo, que en un sector como este se meten personas que no deberían de poder hacerlo ya sea por falta de conocimiento, por buscar una cosa diferente…

Nosotros hemos llegado a ver anunciándose como inversores personas sin recursos financieros, personas que quieren comprar a coste cero con la idea de ponerse un sueldo y asi tener un trabajo.

Y seamos realistas, en este tipo de compraventa quien compra no es uno que pretenda ser asalariado, quien compra una empresa bajo esta fórmula quiere explotar el negocio o bien quiere liquidar el mismo.

Porque comprar con la idea de conseguir un puesto de trabajo lo único que va a provocar es el cierre de la empresa con pérdidas en poco tiempo.

Además, si quien compra no está acostumbrado a gestionar empresas en crisis prácticamente la quiebra del negocio está asegurada.

Por supuesto ni nosotros en Grupo Avanza ni nadie puede asegurar que con la venta de la empresa bajo esta fórmula todo va a salir bien tanto para el comprador como para el vendedor pues es imposible.

Hay inversores que han comprado la empresa bajo estos términos y al poco tiempo han tenido que abandonar el proyecto al comprobar que ellos no tenían la capacidad para dar la vuelta a la situación del negocio.

Lo hemos visto más de una vez por cierto y no es algo que a nadie deba de extrañar.

Porque cuando un vendedor vende una empresa activo por pasivo es porque la empresa está pasando por una situación financiera o económica mala.

Puede ser un problema de tesorería puntual, una crisis prolongada en el tiempo y claro los compradores tras la compra no pueden asegurar milagros pues es imposible.

De ahí que nosotros siempre recomendemos en nuestra empresa llevar este tipo de compraventas a través de empresas dedicadas profesionalmente a la compraventa de empresas como podemos ser nosotros en Grupo Avanza.

¿Que hay que hacer para realizar una venta activo por pasivo de manera correcta?

Lo primero es analizar la operación de manera que vendedor tenga claro lo que esta consiguiendo a través de la venta.

Una vez tenemos claro el tipo de venta que quiere realizar el vendedor lo siguiente es analizar el valor que puede tener la empresa.

Para ello será necesario analizar los balances de la empresa, se comprobaran los activos y los pasivos del negocio y en base a eso se le dará un valor.

Una vez fijado el valor de compra (normalmente 1 € en el caso de venta activo por pasivo) habrá que encontrar el comprador que esté dispuesto a comprar dicho negocio.

En determinados sectores solemos comprar nosotros de manera directa, en otros por el contrario solemos intermediar en la compraventa siendo inversores de nuestro despacho los que acaban adquiriendo los negocios.

Si actuamos como intermediarios gestionando la venta de la empresa lo que hacemos aquí es buscar entre los inversores de nuestro despacho alguno que le pueda encajar la compra de dicha empresa.

La mayoría de nuestros inversores son empresarios o bien lo han sido con lo que contamos con la ventaja de que ya tienen experiencia empresarial.

Tenemos algún inversor que no tiene experiencia empresarial el cual se acepta tenerlo en el despacho porque dispone de capital para poder invertir, en caso contrario no lo admitiríamos como inversor a la hora de comprar empresas activo por pasivo.

El porqué no lo hacemos es precisamente para evitar a aquellas personas que sin ser empresarios ni tener conocimientos quieren comprar empresas porque quieren tener un trabajo (asalariados), no tienen nada más que hacer…

Y no son pocos los que cumplen con estas condiciones, solo hay que ver la cantidad de anuncios que vemos en este sector.

Comprar sociedades y Venta Sociedades