Venta de sociedades de terceros

De igual forma que ofrecemos la venta de sociedades inactivas y la intermediación en la compraventa de empresas también podemos gestionar la venta de sociedades de terceros.

Así al menos es como llamamos nosotros a la venta de una sociedad que pertenece a una persona ajena a la empresa.

Hace poco escribimos un articulo explicándote como podías vender tu sociedad a través nuestra en caso de querer hacerlo.

Ahora, que se ofrezca este servicio no significa que todas las sociedades puedan ponerse a la venta.

En nuestro caso únicamente podemos poner a la venta sociedades de terceros siempre y cuando se encuentren en buen estado.

No puede tratarse de sociedades con deudas de ningún tipo pues en caso contrario no podremos ofrecer en venta dicha sociedad.

Cuando los compradores acuden a nosotros para comprar sociedades limitadas lo hacen buscando sociedades sin deudas.

Es importante no confundir la venta de sociedades limitadas con otros servicios como el de la compraventa de empresas con deudas.

Servicio por cierto que aunque se ofrece implica exactamente lo mismo.

Muchos vendedores acuden a nosotros para que les vendamos sus sociedades con deudas no dándose cuenta de que no siempre puede hacerse.

Lo vemos en aquellas empresas que solo tienen deudas buscando al vender quitarse la sociedad de encima.

Son cosas diferentes, una empresa con deudas a pesar de estar en crisis puede ser una buena compra.

Una empresa valorada pongamos en 1 millón de euros y con 500 000€ de deuda puede ser una buena oportunidad de inversión.

Estaríamos hablando igualmente de la compraventa de empresas con deudas o en crisis pero la situación seria muy diferente.

Lo que no podremos es llevar aquellas ventas en donde el vendedor ofrece una empresa con solo deudas.

En estos casos es imposible hacer nada ya que ningún comprador estara dispuesto a comprar el negocio.

Con la compraventa de sociedades sucede de la misma forma.

Con una diferencia, los compradores aquí no quieren que su sociedad tenga ninguna deuda.

Por esa razón cuando un vendedor acude a nosotros para vender alguna de sus sociedades lo primero que hacemos es verificar el estado de la sociedad en cuestión.

Se le pedirá al cliente una serie de documentación para verificar el estado de la sociedad nivel de deudas.

Sin esta documentación nosotros no podemos ofrecer estas sociedades a la venta pues no conocemos con exactitud el estado de la sociedad.

También tenemos que entender otra cosa, cuando ofrecemos una sociedad de terceros así lo hacemos contar.

Cuando se ofrece la venta de sociedades a los compradores lo que hacemos es diferenciarles aquellas sociedades nuestras (inactivas y gestionadas por nosotros) con aquellas otras provenientes de terceras personas.

Lo hacemos de esta manera para que los compradores sepan la diferencia entre cada una de ellas.

¿Qué precio tienen las sociedades de terceros?

Suelen tener un precio inferior al resto en condiciones normales ya que pese a haber estudiado la sociedad no podemos garantizar al 100% su estado.

En consecuencia y como no hay forma de saber al 100% su estado lo que hacemos es reducir el precio.

Una sociedad de terceros inactiva con 2 años de antigüedad tendrá un menor precio que una de nuestras sociedades con la misma antigüedad.

¿Quién suele comprar sociedades de terceros?

Sobre todo son aquellas personas que están buscando en la compra sociedades que hayan tenido actividad y movimiento empresarial.

No todas las personas que acuden al mercado de la venta de sociedades buscan sociedad inactiva.

Hay también personas que cuando quieren adquirir una de estas sociedades buscan con actividad.

Acerca de esto tenemos que decir que la venta de sociedades con actividad suele tener un mayor coste al haber una menor oferta.

Que por otro lado es algo que siempre se repite en el sector.

A menos oferta mayor es el precio de compra pasando lo mismo en cualquier tipo de sociedad.

Esto que acabamos de decir explica por ejemplo el porqué las sociedades con cif intracomunitario suelen tener el precio que tienen.

Hay muchas cosas por tanto que tenemos que diferenciar en la venta de sociedades.

¿Qué plazos se dan en la venta de sociedades a los vendedores?

No se da ningún plazo, de hecho una de las cosas que siempre decimos es que no podemos saber cuándo se venderá (y eso si se vende)

Puede aparecer un comprador dispuesto a comprarla en una semana, en 1 mes o puede que en 6 meses.

También puede pasar que pase el tiempo y no haya ningún interesado en llevar a cabo la compra.

Si quieres vender tu sociedad y quieres hacerlo de manera rápida quizás la opción de acudir a una intermediaria dedicada a la venta no sea tu mejor opción.

Ten en cuenta que esta intermediaria (nosotros por ejemplo) no te puede garantizar ni su venta ni que se vaya a hacer de manera rápida.

Por tanto si lo que buscas es desprenderte de manera rápida de tu sociedad quizás te pueda interesar otras opciones.

Poco más se puede decir acerca de la venta de sociedades de terceros, así al menos es como las gestionamos desde nuestra empresa.

Comprar sociedades y Venta Sociedades

Pon a la venta tu sociedad con nosotros

Como empresa que intermedia en la venta de sociedades ya creadas y compraventa de empresas puede que esto sea de tu interés.

Aquí lo que estamos diciendo es algo muy sencillo, si tienes una sociedad a la que no das ningún uso y te gustaría poder venderla hazlo a través nuestra.

Nosotros nos podemos encargar de hacer todas las gestiones siendo entre ellas el encontrar compradores que estén dispuestos a pagar por ella.

Si analizas la oferta que tenemos de sociedades disponibles veras como un porcentaje de ellas son sociedades de terceros.

Estas sociedades son empresas que pertenecen a vendedores los cuales quieren vender su sociedad por no darles generalmente ningún uso.

Por supuesto estas sociedades nosotros las diferenciamos de aquellas sociedades inactivas que vendemos ya que son un tipo de sociedad diferente.

Una cosa es la venta de sociedades constituidas e inactivas las cuales fueron creadas únicamente para su venta y otra cosa es esto.

Dichas sociedades de terceros pueden ser igualmente interesantes para muchos de los compradores que pueden estar interesados en adquirirlas.

¿Por qué creemos que la venta de sociedades puede ser una buena opción?

Si tienes una sociedad y no le das ningún uso al final esta te estará generando gastos.

Solo en contabilidad o la presentación de documentos puede suponerte un coste al final de cada año.

Nosotros lo que te proponemos es muy fácil, siempre que tengas una sociedad al día de sus obligaciones fiscales, sin deudas y en perfectas condiciones podemos gestionar su venta.

De esa manera consigues dos cosas, por un lado te desprendes de esa sociedad y en segundo lugar obtienes algún tipo de beneficio económico.

Tampoco es que el beneficio que se obtiene por la venta de la sociedad sea muy grande pero es algo a tener en cuenta.

Nosotros en Grupo Avanza lo que buscamos ofreciendo este servicio es poder ofrecer una mayor cantidad de sociedades en cartera.

Sin olvidarnos por supuesto de que las características de estas sociedades de terceros suelen tener muchas veces unas características diferentes a las habituales.

No son sociedades inactivas como si sucede con las sociedades que vendemos nosotros, en muchos casos son sociedades que han tenido movimiento y facturación.

Es algo a tener muy en cuenta pues sabemos de personas que cuando buscan comprar sociedades lo que están buscando es adquirir sociedades con actividad.

Hay gente que busca sociedades urgentes con actividad siendo esta posibilidad una a tener en cuenta.

¿Qué gestiones hacemos desde nuestra empresa en la venta de sociedades?

  • Lo primero y más importante es ver el estado de la sociedad.

Antes de poner una de estas sociedades a la venta lo primero que tenemos que hacer es verificar su estado.

Con esto lo que quiero decir es que tenemos que ver si la sociedad está al corriente de sus obligaciones, si tiene deudas….

Por eso lo primero que siempre hacemos antes de poner una de estas sociedades a la venta es la de pedir una serie de documentación.

Entre la documentación que se pide es el impuesto de sociedades así como certificado de hacienda y seguridad social conforme diga que la sociedad no tiene deudas.

Una vez tenemos esta documentación lo siguiente será analizar la sociedad para ver su situación.

Solo podemos poner a la venta una de estas sociedades siempre y cuando esta se encuentre en perfecto estado.

En caso de que la sociedad tuviera deudas o algún tipo de problema estaríamos hablando de un tipo de compraventa completamente diferente.

Operación en la cual por cierto nosotros también lo que haríamos seria intermediar en la misma.

Por ejemplo si se trata de una empresa en crisis pero con valor hablaríamos de la compraventa de una empresa con deudas.

Ahora bien, no hay que confundir las cosas, una cosa es la venta de sociedades ya creadas y otra es la compraventa de negocios activos y en funcionamiento.

  • Una vez tenemos toda la documentación lo siguiente será poner a la venta la sociedad junto con el resto de sociedades urgentes disponibles.

La incluiremos dentro del listado de sociedades que tenemos a la venta para a partir de ahí buscar comprador.

  • En cuanto al precio de venta y demás lo solemos establecer nosotros al saber de manera aproximada el precio que pueden tener cada una de estas sociedades.

Por supuesto siempre intentamos que el precio de venta sea el mayor posible pero no es algo que siempre se consigue.

Tenemos que poner a cada una de nuestras sociedades a la venta el precio de mercado.

Poner un precio fuera de mercado no tiene sentido ya que al final haciendo esto no se consigue nada.

  • A partir de ese momento nosotros buscamos a clientes interesados en comprar la sociedad.

No podemos saber a ciencia cierta el tiempo que se tardara en vender la misma.

Puede ser en una semana, en 4 meses o no llegar a venderse siendo algo que no podemos controlar.

  • En caso de haber interés por parte de alguno de los interesados desde nuestra empresa nos encargamos de la preparación de la operación.

Por un lado las gestiones en notaria y por el otro el registro mercantil una vez se ha realizado la compraventa de la sociedad.

Tras una compraventa de sociedad se hacen generalmente varios cambios, por un lado está el cambio de administrador, el cambio de domicilio social y la venta de acciones.

Estos documentos generalmente los suele presentar nuestro gestor por defecto aunque es una gestión que realmente deberían de realizar los propios compradores.

Par asegurarnos de los cambios lo que hacemos es presentar nosotros los cambios en los sitios en donde es necesario.

Como puedes ver a través de comprarsociedades.es puedes vender una de tus sociedades externalizando en terceros toda la gestión de venta.

¿Quieres vender tu sociedad?

Comprar sociedades y Venta Sociedades

¿Por qué es más fácil conseguir financiación en la venta de sociedades?

En un sector como el de la venta de sociedades es imposible negar que haya diferentes razones por las cuales la gente adquiere estas sociedades urgentes.

Una de estas necesidades es la que tiene que ver con el conseguir un préstamo para empresa.

En este artículo desde comprarsociedades.es como empresa que también cuenta con su propio departamento financiero te vamos a explicar porque estas sociedades son las ideales para poder acceder a la financiación.

Como siempre dejamos claro que en ningún con esto estamos garantizando esto, es más fácil acceder pero no es seguro de que así vaya a serlo.

Lo decimos porque como siempre hay gente que al leer alguno de nuestros artículos se toma las cosas al pie de la letra no dándose cuenta de que cada caso es diferente.

Y por supuesto, en la compraventa de sociedades no somos la financiera que aprueba o deniega la operación con lo que aquí poco podemos hacer.

Aun así nuestra opinión está basada en nuestra experiencia a lo largo de los años.

Además de contar con un departamento como este enfocado a la compraventa de empresas y venta de sociedades también contamos con otros como el financiero.

Por tanto, tener en cuenta nuestros consejos cuando lo que se busca es un préstamo para empresas quizás sea una buena idea.

Nuestro departamento financiero ha gestionado y conseguido cientos de préstamos para empresas y emprendedores con lo que quizás esto sea algo a valorar.

No es una gestión fácil ni tampoco rápida pero si sabes cómo hacer las cosas y cuentas con los instrumentos necesarios se puede conseguir.

De paso con esto quiero dejar claro que ni a través del departamento financiero ni en el de la venta de sociedades puedes contratar este servicio con nosotros.

Lo que si puedes es comprar alguna de las muchas sociedades que tenemos para este tipo de situaciones.

¿Por qué no intermediamos en estas gestiones?

Realmente sí que lo hacemos pero con nuestros clientes de confianza y los cuales llevan años trabajando con nosotros de manera continua.

Un cliente esporádico o al que no conocemos de nada únicamente le podremos ofrecer la venta de la sociedad, no el resto del servicio.

Aquí nuestra empresa únicamente se limita a lo que es la venta de la sociedad dejando todo el resto de gestiones en manos de los clientes.

Tampoco es válido comprar una de nuestras sociedades y luego acudir al departamento financiero a tramitar un préstamo pues directamente saldrán denegadas.

No queremos involucrar un departamento con el otro pues sino todas aquellas personas que compran sociedades para conseguir un préstamo es lo que al final acabarían haciendo.

Teniendo en cuenta todas las gestiones y el tiempo que se pierde en todo esto al final no compensa hacerlo.

Por tanto, con Grupo Avanza en el sector de la compraventa de sociedades puedes adquirir alguna de nuestras sociedades pero nada más.

Puedes tambien tras comprar una de nuestras sociedades urgentes preparadas para conseguir financiación obtener además una guía sobre cómo conseguir financiación empresarial.

A través del departamento financiero hemos elaborado una guía a través de la cual recomendamos una serie de financieras sobre otras en la búsqueda de financiación empresarial.

Por supuesto también asesoramos a los clientes acerca de qué tipo de sociedad se adapta mejor a lo que necesitan haciéndolo en base a nuestros conocimientos.

La pregunta que se hacen muchos es ¿Por qué es más fácil acceder a la financiación con la compra de una sociedad?

La respuesta que damos aquí siempre es la misma, depende de la sociedad que compres.

Porque no todas las sociedades que se venden en el sector de la venta de sociedades son las ideales para conseguir financiación.

No es lo mismo comprar por ejemplo una sociedad básica la cual tiene además poca antigüedad que por ejemplo comprar una sociedad con años de antigüedad y además facturación.

Que decir tiene que esta segunda sociedad tendrá un precio mucho mayor al primero siendo lo que vamos a tratar.

Dependiendo de la necesidad de financiación que tenga cada cliente desde nuestra empresa podríamos recomendar una opción u otra.

Por ejemplo si lo que estas buscando son préstamos de importe medio o alto seguramente aconsejemos la compra de una sociedad con capital social elevado.

La financiera en lo primero en lo que se fijan siempre es en el capital social siendo algo a tener muy en cuenta.

También quiero dejar claro que el precio de estas sociedades es siempre superior pudiendo ser de hasta el triple o más.

Para necesidades financieras pequeñas por el contrario recomendaremos una sociedad normal y corriente, si es posible con algo de facturación pero poco más.

A todo esto es también necesario saber donde poder hacer la tramitación y donde no de ahí que contar una guía como la que ofrecemos sea de gran interés para muchas personas.

Luego ya que cada uno haga lo que quiera pero lo que nadie nos puede negar es nuestra experiencia a la hora de obtener estos resultados.

Que son buenos además, nuestra tasa de éxito de manera directa es de un 60% que para estar hablando de préstamos para negocios no está nada mal.

De cada 10 operaciones presentada 6 salen aprobadas.

Venta sociedades y Compraventa empresas

Sociedad sin actividad

¿Qué hacer con una sociedad sin actividad? ¿Las sociedades sin actividad tienen obligaciones fiscales? ¿Cuáles son estas? ¿Está obligado el administrador de una sociedad sin actividad  estar dado de alta como autónomo?

Estas preguntas son las que a continuación desde Comprar sociedades Grupo Avanza queremos dar respuesta.

Y eso que ya anteriormente hemos hablado acerca de las sociedades inactivas pues entre otras cosas nosotros nos dedicamos a la venta de sociedades de todo tipo, entre ellas la venta de sociedades inactivas.

Es más, lo habitual cuando nosotros constituimos una sociedad limitada es que lo hagamos con la sociedad inactiva de manera que el comprador pueda ver con sus propios ojos cómo no ha existido ningún tipo de movimiento empresarial.

¿Qué obligaciones fiscales tienen las sociedades sin actividad?

Las sociedades sin actividad aunque se encuentren inactivas tienen una serie de obligaciones tanto a nivel mercantil como con hacienda.

No son excesivas todo sea dicho pero si están.

Por ejemplo, a nivel de hacienda una sociedad inactiva tiene que presentar el impuesto de sociedades todos los años.

No hará falta que presentes ninguna declaración trimestral al no estar dada de alta la sociedad pero por el contrario si estará obligada a presentar el impuesto de sociedades cada año.

¿Cuánto se presenta el impuesto de sociedades?

El impuesto de sociedades se presenta en Julio si mal no recuerdo estando obligada la sociedad a presentarla aunque no haya tenido actividad.

Aquí lo que presentara la empresa será el impuesto de sociedades a cero.

Nada más tendría que presentar la sociedad a nivel tributario al ser una sociedad sin actividad.

Sin embargo otra pregunta que también suelen hacernos los clientes es si en una sociedad inactiva tiene el administrador que estar dado de alta como autónomo.

La respuesta a esta pregunta es depende, porque la teoría dice que desde el punto de vista de hacienda las sociedades inactivas también tienen que tener un administrador y por lo tanto tienen que estar dados de alta, sin embargo en la seguridad social y si esta la sociedad inactiva te permiten darte de baja como administrador.

Aun asi esto depende de la administración y del funcionario de turno pues hemos visto casos en donde un funcionario de la seguridad social ha negado la baja del administrador en autónomos aun estando la sociedad inactiva porque al seguir existiendo la sociedad le exigía seguir pagando los impuestos que le correspondían.

En la práctica lo normal es que en la seguridad social te permitan darte de baja como administrador de la sociedad si esta se encuentra inactiva, aunque como acabamos de decir hemos visto a personas a los que no se les ha permitido esto.

Por eso luego los asesores fiscales en la explicación sobre si en una sociedad inactiva sin actividad hay que estar pagando autónomos no saben muy bien que decir, pues aunque la teoría dice una cosa lo habitual es justo lo contrario.

Sociedad sin actividad y registro mercantil

Aquí ocurre algo parecido que con hacienda, a pesar de estar la sociedad inactiva y sin actividad la ley te exige que presentes en el registro mercantil las cuentas anuales cada año.

Da igual si la sociedad ni tan siquiera está dada de alta en hacienda y en consecuencia no ha facturado nada, en el registro mercantil hay que presentar cada año también en Julio las cuentas anuales de la sociedad a cero.

Su presentación al igual que ocurre con el impuesto de sociedades es muy fácil porque es todo a cero pero igualmente hay que presentar dicha documentación.

¿Qué pasa si no presento ninguna documentación estando la sociedad sin actividad?

Lo que ocurre es que te pueden llegar a sancionar por ello.

De hecho un error común por parte de los empresarios españoles es pensar que al dejar las sociedades inactivas ya no tienen que hacer nada más y las cosas como te acabamos de mostrar no son asi.

Con el registro mercantil aun pudiendo sancionar no suelen haber problemas, es con hacienda cuando surgen los problemas.

Surgen porque al no presentar el impuesto de sociedades en el plazo establecido lo que ocurre es que la administración al tercer año te cierra la hoja registral de la sociedad.

Además, a la hora de querer cobrar la deuda si ven que la sociedad es insolvente intentaran ir a por el administrador de la sociedad.

¿Qué opciones tienen las personas que tienen sociedades sin actividad?

Si tienes una sociedad sin actividad puedes hacer dos cosas, puedes seguir como hasta ahora haciendo frente a las obligaciones fiscales que te corresponden o bien puedes vender la sociedad.

Nosotros tenemos una oferta para todas aquellas personas que tengan sociedades inactivas con todo presentado y sin deudas que es la compra de su sociedad limitada asumiendo nosotros los costes por el cambio de titularidad.

Si dispones de una sociedad sin actividad y te ocasiona más problemas que beneficios la sociedad aun estando está libre de cargas puedes vendérnosla y asi dejaras de tener que hacerte cargo de dicha sociedad.

Comprar sociedades y venta Sociedades

Sociedades inactivas con deudas

Cuando un cliente acude a nuestra empresa a vender una sociedad que tiene inactiva es frecuente que al preguntarle descubramos que la sociedad tiene deudas.

 Y es algo que se repite, casi todas las sociedades que tienen deudas que se nos presentan para ser compradas son sociedades que tienen deudas con hacienda debido a la no presentación de impuesto de sociedades.

Hoy mismo por ejemplo ha venido un cliente el cual quería vender dos de las sociedades que tenia.

Pues bien, tras una serie de preguntas lo primero que hemos comprobado es que la sociedad tenía deudas con hacienda.

No por impago, ni deudas con otros proveedores, sin embargo la sociedad si tenía deudas.

¿Cómo puede una sociedad tener deudas y sin embargo no haber dejado a nadie con alguna factura impagada?

Muy fácil, esto es debido al funcionamiento que tiene la administración del estado con las empresas.

Debido a los numerosos requisitos y obligaciones que tienen que cumplir las sociedades a nivel mercantil luego no nos podemos extrañar si hay empresarios que desconociendo esta información causan errores a nivel fiscal generando posibles sanciones por parte de la hacienda pública.

Sobre este tema queremos hablar hoy aquí.

Venta sociedades inactivas y ofrecimientos de terceros

Las sociedades inactivas que se nos presentan a la venta el problema que suelen presentar es que al no haber presentado el empresario el impuesto de sociedades cada año (normalmente por desconocimiento acerca de las obligaciones de la sociedad) luego se encuentran con que su sociedad tiene deudas.

Y esto es un problema pues no es lo mismo vender una sociedad limpia y sin deudas que vender una con deudas con el estado.

Es verdad que dichas deudas seguramente no sean de importe elevado pero aun a pesar de esto no interesa en ningún caso el comprar dicha sociedad limitada.

Importante también no confundir estas sociedades que nos ofrecen terceros para que las compremos nosotros con las sociedades urgentes que nuestra empresa pone a la venta en la venta de sociedades.

Nosotros sabemos que las sociedades que ofrece nuestra empresa carecen de deudas entre otras cuestiones porque la mayoría de ellas se encuentran inactivas.

Por tanto es fácil poder asegurar la ausencia de deudas en estos casos.

Precisamente por experiencias como estas luego somos los primeros que desaconsejamos a los clientes comprar sociedades de manera directa a empresarios que ofertan sus sociedades antiguas y a las que ya no dan ningún uso.

La mayoría de estas sociedades creáis o no tienen deudas, y da igual lo que el empresario vendedor diga, en la mayoría de casos así es.

No queremos decir con esto que el vendedor actué con mala fe, lo que decimos es que estos empresarios ni tan siquiera suelen ser conscientes de las deudas que tienen sus empresas.

Sobre todo si la deuda viene con la administración del estado por algún tema como este.

Si la deuda viene de un acreedor al que se le dejo alguna factura impagada por ejemplo sería extraño que el vendedor no se acordase de la deuda de la sociedad, sin embargo el caso que hemos puesto ahora si es habitual.

Básicamente porque la mayoría de empresarios no conocen todas sus obligaciones a nivel fiscal.

Un porcentaje de ellos se piensan que dejando la sociedad inactiva es como si cerrasen la misma no teniendo ninguna más obligación con hacienda ni con el registro mercantil cuando no es así.

Aunque dejes una sociedad completamente inactiva tú como propietario y administrador de la sociedad se supone que debes de seguir presentando no solo el impuesto de sociedades en Julio  a pesar de estar a cero sino también las cuentas anuales de la sociedad.

Y no se queda ahí la cosa.

Hay casos en donde el administrador de la sociedad al darse de baja como autónomo intentando evitar la cuota de autónomos cada mes se ha encontrado con sanciones al cabo de un tiempo por impago.

Se supone que en las sociedades inactivas el administrador no tiene que pagar sus autónomos, sin embargo si haces esta consulta en la seguridad social comprobaras tu mismo como esto no es del todo cierto.

De hecho puede pasar que cada funcionario te diga una cosa diferente.

La ley desde el punto de vista de la teoría dice que los socios con más de una tercera parte del capital social de la sociedad deben de estar pagando autónomos este o no la sociedad activa, otra cosa es si tiene que pagar en régimen general o en el Reta.

Como ves todo este tema de la compraventa de sociedades no es tan fácil como parece, puedes creer comprar una sociedad interesante y luego ser esto un problema más que otra cosa.

Por esa razón nuestra recomendación es clara, si estas interesado en comprar sociedades limitadas ya sea inactivas o activas, con antigüedad, capital social ampliado, sociedades básicas hazlo siempre a través de las empresas que se dedican de manera profesional a esto.

En Grupo Avanza por ejemplo puedes adquirir una amplia variedad de sociedades urgentes de manera que es probable que con nosotros consigas aquello que buscas.

Comprar Sociedades y Venta Sociedades