Como trabajan los inversores en la compraventa de empresa?

¿Conoces la forma de trabajar de los inversores cuando lo que buscan es la compraventa de empresas?

La mayor parte de vosotros seguramente me diréis que no siendo además lógico por otra parte.

Hacemos constar que hablamos de los inversores que compran empresas no de cualquier tipo de inversor.

Porque claro, al igual que hay inversores que compran y venden empresas como modelo de negocio también hay otros que centran sus inversiones en operaciones completamente diferentes.

Entender esto es necesario si queremos evitar errores al tramitar estas operaciones.

Tened en cuenta también que no es lo mismo la inversión en empresa la cual requiere un nivel de conocimientos bastante importante que por ejemplo la inversión inmobiliaria.

Decimos inmobiliaria pero podríamos haber mencionado cualquier otra inversión, es muy complicado poder compararlas pues no se asemeja a ninguna de ellas.

Lo que si podemos decir desde Comprar Sociedades Avanza es el hecho de que casi todos los inversores profesionales que nos encontramos en el mercado de la compraventa de negocios trabajan a través de despachos e intermediarias.

Porque a la hora de hablar de inversores que compran empresas tenemos que diferenciar a los empresarios que buscan comprar empresas para explotarlas ellos directamente posteriormente (es el modelo de compraventa habitual todo sea dicho ) y luego tenemos el de aquellos inversores que compran empresas externalizando luego en otros profesionales (generalmente administradores de empresas y gestores similares)

¿Los inversores buscan explotar el negocio tras la compra?

Todos si no casi el 99% de los que acaban comprando empresas.

La cuestión es como luego plantean la explotación del negocio, los hay que compran empresas y externalizan en profesionales, los hay que gestionan su negocio ellos mismos.

De todo hay en el sector, pero por medios económicos lo habitual seria la explotación directa por parte del comprador.

Esto refleja muy bien el tipo de empresa que tenemos en España siendo la mayoría de ellas pequeñas pymes y negocios.

Que casualidad que sea sobre todo en las empresas de pequeño tamaño en donde esta fórmula de compraventa sea la habitual.

Los compradores son inversores que generalmente conocen el sector (tienen experiencia muchas veces por ser ex trabajadores de algún negocio similar) y desean gestionar la empresa ellos mismos.

Suelen ser pequeños negocios los que estos inversores acaban adquiriendo como por ejemplo negocios de hostelería, pequeñas tiendas de alimentación…negocios típicos en definitiva.

Estos inversores a veces parece que lo que estén buscando es un trabajo a vista de poder mantenerlo en un futuro y que al mismo tiempo sirva para dar trabajo a terceras personas (familiares sobre todo)

Podemos ver esta forma de operar sobre todo en la comunidad China siendo esta una donde los emprendedores no hacen más que crecer.

Compran empresas en funcionamiento con clientela para una vez hecho esto ir dando trabajo en el negocio a personas como familiares, amigos…

Muchos de estos trabajadores luego se convierten en emprendedores siguiendo siempre el mismo patrón de trabajo.

Al ser pequeñas pymes como nos podemos imaginar el importe medio en la compra suele ser pequeño.

Difícilmente por una pequeña pyme un inversor pagara cientos de miles de euros o incluso millones de euros.

De hecho, una de las razones por las cuales en España no es fácil el sector de la compraventa de empresas es debido a que muchos vendedores ponen precios por la compra del negocio completamente fuera del mercado.

Esto es debido a que la mayoría de vendedores cuando plantean la venta lo quieren hacer por su cuenta no externalizando en una empresa intermediaria.

El problema no es que sea el propio vendedor quien lleve la gestión, el problema aparece cuando este no sabe valorar su empresa y en consecuencia fija un precio de venta muy superior al de mercado.

Hemos visto infinidad de veces empresas a la venta que llevan años sin venderse a pesar de ser esa la intención de los vendedores debido al precio fijado.

Por el contrario, en la venta de empresas de tamaño medio y grandes son casi siempre inversores profesionales así como grandes despachos dedicados a la compra de empresas los que acaban gestionando estas compras.

Estas operaciones desde el punto de vista de una intermediaria son muchos más rentables pero también son más difíciles de sacar.

¿Por qué los inversores suelen trabajar con intermediarias y despachos?

Primero porque son estas quienes les presentan empresas que merezcan la pena comprar.

Los inversores que contamos en nuestro despacho por ejemplo saben que nosotros no les presentaríamos empresas malas para invertir.

Únicamente escogemos aquellas empresas que ya sea por la seguridad o rentabilidad que ofrecen merezcan la pena.

Con todo esto podemos decir para terminar que la mayoría de inversores que se dedican de manera profesional a invertir su dinero comprando empresas al final acaban trabajando con despachos de inversión que son los que les gestionan la operación de principio a fin.

En el otro lado tenemos a los pequeños inversores o compradores que suelen centrarse en la compra de pymes y que suelen trabajar por su cuenta.

Estos segundos buscan comprar empresas de manera esporádica no siendo esta su actividad principal.

Compraventa empresas y venta sociedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

13 + catorce =