Compraventa de Fabricas en la venta de empresas

La compraventa de fábricas es de todas las compraventas la que más se vio reducida desde el comienzo de la crisis hasta hoy.

De todas las compraventas empresariales que se realizan en nuestro país la compraventa de fábricas es la que menor porcentaje representa.

Son muchos los factores los que han influido aquí dentro aunque sin duda alguna tiene que ver la falta de dinero.

Porque si hay una diferencia importante entre la compraventa de este tipo de negocios y pequeñas pymes es los importes de los que estamos hablando.

No es lo mismo comprar una fábrica la cual puede valer millones de euros que una empresa del sector servicios.

Que si, una empresa del sector servicios puede también valer mucho pero de normal la fabrica vale más.

Es algo que podemos ver fácilmente simplemente analizando el mercado de la compraventa de empresas y ver por encima los precios.

Cuando hablamos de este tipo de negocios las operaciones se hacen por importes medios o altos.

Compraventa de fabricas en la venta de negocios y que gestiones hay que hacer

Realmente son las mismas a las vistas en cualquier otra compraventa.

La diferencia principal en mi opinión tiene que ver con que en estos casos no solo se vende un negocio, sino que detrás hay una serie de activos importantes detrás.

El ejemplo que solemos poner es de la típica fabrica la cual tiene una nave industrial en propiedad.

Como la nave industrial pertenece al negocio se vende el conjunto, tanto la empresa como sus activos.

No pasa lo mismo por el contrario en el sector servicios en donde las empresas muchas veces se venden sin prácticamente activos.

De normal una empresa en el sector servicios esta de alquiler mientras que en el sector industrial es habitual comprar la nave o fabrica en la cual se trabaja.

¿Qué problema hay a la hora de intentar vender una fabrica en España?

compraventa de fabricas

Son varias las cosas las que debemos de saber si queremos vender un negocio como este.

Lo primero de todo es que no hay muchos inversores que tengan la capacidad de poder comprar uno de estos negocios.

Ni tan siquiera a través de la financiación pues todos sabemos ya la operativa de las entidades bancarias en la firma de estos créditos.

A eso tenemos que sumar otra cosa que es el hecho de que las fábricas están en declive.

El sector industrial en España no ha hecho más que perder terreno.

A un inversor le cuesta encontrar motivos por los cuales querer comprar una fabrica.

Estamos en una época en donde las empresas ya no montan fábricas en países desarrollados como España.

Les es mucho más barato y rentable montar el negocio en un país extranjero siendo una práctica cada vez más habitual.

Por eso el negocio de la compraventa de fábricas no se puede decir este en un buen momento para nada.

Incluso nosotros creemos que cuando la liquidez sea mayor tampoco se notara mucho el cambio.

¿Por qué será que el precio de las naves industriales en nuestro país sigue bajando de manera continua?

Lo hace sobre todo por el hecho de que este tipo de inmuebles cada vez se valoran menos por las salidas que luego tienen.

Habiendo un menor número de empresarios que necesitan comprar /alquilar naves o fabricas es lógico que al final sea difícil llevar la compraventa.

Por supuesto, todo depende del sector en el que nos encontremos y en el tipo de inversión que desee cada uno pero tampoco podemos negar la realidad.

¿Es posible comprar el negocio sin comprar sus activos como la nave industrial?

Es una operativa en el sector de la compraventa de negocios cada vez más frecuente.

Los inversores que compran el negocio no están dispuestos a comprar activos inmobiliarios con lo que compran la empresa pero sin coger sus activos.

Es decir, los vendedores aquí lo que hacen antes de vender el negocio es sacar el activo en cuestión del balance de la empresa para vender el negocio.

Nosotros de hecho en Avanza recomendamos esta forma de operar salvo casos concretos en donde el inversor o compradorr quiera también adquirir dichos activos.

Haciendo esto conseguimos dos cosas siendo además problemas principales a la hora de vender los negocios.

Por un lado reducimos los importes que tienen que pagar los compradores (al no haber activos el precio de la compra se reduce) y en segundo lugar no compran un activo por obligación como si pasaba antes.

Antes en la compraventa de empresas se compraba siempre todo el negocio.

Aunque la empresa en cuestión tuviera activos que no quisiera el comprador es así como se hacía.

Los tiempos en ese sentido han cambiado siendo algo que podemos ver en el mercado de la compraventa de empresas en el sector industrial.

¿Esa sería nuestra recomendación en la compraventa de fábricas?

Si lo seria, salvo casos en donde el inversor quiera adquirir los activos es mucho más fácil vender el negocio si podemos sacar los activos de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

quince + 14 =