Consejos previos a la compra de una empresa

Desde comprarsociedades.es a la hora de dar consejos casi siempre solemos hacerlo a quien vende el negocio sin embargo hoy queremos hacer justo lo contrario, vamos a aconsejar a aquellos que pueden estar interesados en comprar alguna empresa.

La razón de porque no solemos escribir artículos aconsejando a los compradores es muy sencillo, al menos con los que tratamos nosotros al trabajar con nuestra empresa no necesitan que escribamos artículos como este.

La mayor parte de inversores o compradores interesados en comprar empresas externalizan esa parte en nosotros de manera que no se tengan porque preocupar de las muchas cosas que hay que tener en cuenta previa a la compra de un negocio.

¿Que consejos podemos daros al comprar empresas?

Lo primero es que si tienes pensado comprar una empresa debes de tener claro que tipo de negocio pretendes comprar.

No hemos conocido aun a ninguna persona que quiera comprar por comprar dándole igual si compra una empresa relacionada con la tecnologia que una fabrica textil.

Si no tienes claro el modelo de negocio que te interesa adquirir lo principal es encontrar respuesta a esto.

En Avanza también podemos ayudaros en esto aunque lo ideal es que siempre seáis vosotros como inversores los que toméis las decisiones.

Al menos las que tienen que ver con el tipo de negocio que pretendes comprar.

Cierto es que pueden haber inversores a los que les da igual comprar un negocio en un sector o en otro pero esto es porque saben que externalizan toda la gestión en nuestra empresa.

A estos inversores les da igual el sector en el que se encuentre la empresa, lo que les interesa son los números.

Estos inversores de hecho lo que nos suelen decir es, “tengo 100 000€ para invertir”, búscame una inversión que de sobre el 20% de rentabilidad anual”. Y así lo hacemos en el despacho.

Como la mayoría no reunís este perfil lo primero siempre es saber que actividad empresarial deseas que tenga tu compra.

Lo habitual es que el comprador (sobre todo si desea posteriormente ser el quien explote el negocio) es que busque empresas en las que puede tener cierto grado de experiencia.

Por ejemplo, una persona que se haya dedicado toda su vida a la hostelería a la hora de querer comprar una empresa lo más probable es que vaya a buscar empresas de hostelería o en negocios similares.

Lo tenemos muy claro, 8 de cada 10 posibles compradores actúan de la misma forma siendo ademas completamente normal el porque actúan así.

Si no tienes experiencia empresarial y deseas comprar una empresa siempre es más fácil que compres una que se encuentre en un sector que conozcas.

Porque es un suicidio querer comprar una empresa queriendo explotarla tu mismo si careces de esa experiencia.

Salvo que luego tengas pensado externalizar o poner a profesionales del sector a cargo del negocio en nuestra opinión seria un error grave.

Error que ademas no solo pagarían caro esos inversores, cualquier persona que quiera entrar en un negocio en el cual no tiene experiencia lo más probable es que no tenga éxito.

Yo mismo si compro una empresa relacionada con por ejemplo la fabrica de zapatos lo más probable es que la cosa me vaya mal pues sinceramente no sabría ni por donde empezar.

A todos les pasa lo mismo, si no tienes el conocimiento que hace falta para el sector tienes dos opciones, externalizar en personas que tengan esa experiencia (tienes que pagar salarios y en consecuencia el coste de tu compra aumenta) o bien te centras en una empresa con una actividad diferente y que si controles.

Hay otra alternativa y es la de informarte acerca del sector en cuestión con la idea de obtener experiencia previa a la compra del negocio.

De hecho una de las razones por las cuales las franquicias tienen éxito es precisamente por esto.

Las franquicias ofrecen el know how que tienen a terceros siendo algo que hay que tener muy en cuenta en la puesta en marcha de un nuevo negocio.

Otro consejo que podemos darte es que evites la financiación externa si no tienes la capacidad de poder afrontar la misma.

Cuando uno comienza un negocio a no ser que necesite la financiación para financiar la compra de algún bien (maquinaria, inmueble) no es buena idea tramitar ningún préstamo.

Porque uno de los errores de los que compran empresas es financiar desde el primer momento la compra sin ser conscientes de que luego tendrán que hacer frente a la cuota del préstamo.

Y recordar una cosa, no todos los negocios una vez los compras generan rentabilidad desde el primer mes.

¿Podrías hacer frente a la cuota del préstamo si el negocio que acabas de comprar no genera ingresos?

Por último te daremos un consejo que aunque no se tiene muy en cuenta es igual de importante.

Cuando compres un negocio tienes que asegurarte de quedarte con algo de liquidez pues si luego surge algún imprevisto te encontraras con que todo lo tendrás invertido no disponiendo de esa manera de liquidez.

Más de uno se ha encontrado con problemas serios por no hacer esto como es debido.

Comprar sociedades y Venta Sociedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro + cinco =