Quiebra empresas en España

¿Que es la quiebra de empresas en España? ¿Como se gestionan las empresas en quiebra?

¿Cualquiera es capaz de llevar una empresa en una situación de este tipo?

A continuación desde nuestra empresa te vamos a dar nuestra opinión acerca de algunas de las cosas que debes de conocer a la hora de declarar una empresa en quiebra.

Al fin y al cabo la mayoría de los que queréis leer artículos de este tipo es porque os estáis planteando hacerlo.

Lo primero que queremos decir es el hecho de que declarar la empresa en quiebra o en suspensión de pagos debería de ser la última opción.

En el mercado hay otras opciones antes que llegar a una situación de ese tipo.

Desde vender la empresa a algunos de estos negocios dedicados a comprar empresas en crisis (nosotros ese servicio también lo ofertamos) hasta intentar refinanciar la deuda empresarial con tus acreedores.

No será por falta de opciones en el mercado, lo que sucede es que no todos conocen las alternativas que pueden emplear para con ello evitar esa situación.

¿Qué significa la quiebra de una empresa?

Es la situación por la cual una empresa ya no puede hacer frente a sus pagos. Antes se le llamaba quiebra empresarial hoy día a esto se le llama suspensión de pagos pero básicamente quiere decir lo mismo.

Cuando uno llega a esta situación las deudas o el pasivo de la empresa es superior a sus activos, es más, ni puede hacer frente a las deudas a corto plazo de ahí que tenga que intentar encontrar una situación de manera rápida.

¿Tipos de quiebras empresariales?

❶ Quiebra voluntaria: Es aquella en la que el propio empresario es quien hace las gestiones para declararse en tal situación.

Se supone que desde el punto de vista mercantil una sociedad debe de declararse en quiebra cuando se dan una serie de circunstancias (por ejemplo con el capital social de la sociedad).

En caso de que el administrador de la sociedad no llevase a cabo dichas actuaciones podría derivarse responsabilidad contra el por una mala gestión empresarial.

Tampoco es que sea algo que preocupe a la mayoría de empresarios de nuestro país pues cuando el negocio se va a la quiebra la situación económica del administrador es similar a la de la empresa.

No suele haber grandes diferencias entre la situación de la empresa y del administrador de la sociedad.

Si la sociedad va mal los ingresos del administrador suelen ir por el mismo camino de ahí que el final en la práctica no tenga sentido intentar derivar la responsabilidad al administrador de la sociedad.

❷ La quiebra forzada: Es aquella en la que no es el empresario quien presenta la solicitud sino que es alguno de sus acreedores quien lo hace.

Aunque hay empresas que intentan evitar en todo momento la inclusion de su empresa en concurso (previa a la quiebra de la empresa se concursa la misma) hay también deudores a los que les interesa que sea su acreedor quien haga las gestiones por ellos.

¿Por qué?

Pues porque estas gestiones cuestan tiempo y dinero.

Hay empresas con deudas que esperan a que sean sus acreedores quienes les declaren en concurso pues así ahorran dinero.

No obstante ante los continuos cambios en la ley tenemos que decir que ya no se habla acerca de la quiebra de empresas, hay otros términos como es el concurso de acreedores, la suspensión de pagos o incluso la liquidación de empresas.

La quiebra dejo de usarse porque la gente lo asociaba como algo negativo (más de lo que ya es) pudiendo causar problemas a los empresarios que alguna vez hubieran tenido que afrontar una situación de este tipo.

Al hablar de concurso de acreedores esto se ve diferente.

No tiene la misma imagen hablar de una empresa en quiebra o en bancarrota que hablar de una empresa en concurso de acreedores. ¿Verdad que no?

Y en la practica la situación de las empresas es muy parecida, fijaros lo que os digo que aproximadamente más del 90% de las empresas concursadas acaban en liquidación, es decir, que la empresa no puede continuar debido a su situación financiera.

Decir también que aunque se asocia a la quiebra empresarial con el fin de la actividad esto no es cierto.

La función del concurso es la de intentar continuar con la actividad de la empresa, si para ello es necesario proponer quitas a los acreedores para así saldar la deuda es justo lo que harán.

Hay empresas de hecho que aprovechan el concurso de acreedores para con ello salir reforzadas, logran quitas y demás estrategias para volver al mercado sin deuda.

Esto se puede ver como algo bueno o negativo según como se mire (acreedor o deudor) pero lo que es seguro es el hecho de que hay muchas empresas que han conseguido continuar adelante con todo lo que eso significa (puestos de trabajo de los empleados se mantienen) que de otra manera no habría sido posible.

Para terminar diré que si tienes una empresa en quiebra o que reúne las características para poder iniciar el concurso desde Grupo Avanza podemos gestionarte la misma.

Ofrecemos diferentes opciones para empresas en quiebra, no tienes más que ver algunos de los servicios que ofrecemos para comprobar cómo llevamos años en el mercado llevando tanto empresas en crisis como en situaciones de quiebra completa.

Nuestro objetivo siempre es el de intentar minimizar el impacto por la situación empresarial en el antiguo propietario.

Si deseas saber más no tienes más que ponerte en contacto.

Empresas en quiebra y empresas en crisis

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

2 × 4 =