Ser inversor en la compraventa de empresas

Como bien sabes ya en la sección de compraventa de empresas desde nuestra empresa aceptamos nuevas colaboraciones de inversores y compradores que están dispuestos adquirir negocios.

En este artículo te vamos a mostrar algunos de los requisitos exigidos así como los pasos a seguir por estos inversores si desean poder trabajar con nuestra empresa.

La colaboración aquí es muy sencilla, nosotros les presentamos operaciones de compra que sean de su interés y ellos compran los negocios.

Todo el mundo sale ganando a través de esta colaboración, los vendedores que acuden a nosotros para que les vendamos su empresa, los compradores que consiguen lo que desean y nosotros que cobramos por todo ello.

Sin embargo aunque pueda parecer fácil empezar a trabajar como inversor en la compra de empresas no es tan fácil como parece.

No lo es porque la experiencia de muchos años nos ha demostrado como no siempre debemos guiarnos por aquello que nos dicen los inversores.

Cuando el inversor con el que estamos tratando no lo conocemos de nada tampoco podemos dar por hecho que todo lo que dice es tal cual.

Porque claro, luego al final somos nosotros los que hemos intermediado en la gestión de venta y si las cosas no salen bien habrá sido en parte culpa nuestra.

Con los inversores nuevos que desean trabajar con nosotros en la compraventa de empresas solemos trabajar de manera diferente al resto.

Tampoco es que haya muchas diferencias pero algunas si hay, a continuación te explicamos los pasos a seguir.

¿Pasos para ser inversor en la compraventa de empresas?

Si quieres ser inversor o comprador de una empresa lo más sencillo tanto en tiempo como en recursos destinados a las operaciones es que trabajes con una empresa intermediaria.

Nosotros en la compraventa de negocios trabajamos de dos maneras, comprando de manera directa e intermediando en otras.

Solo podemos comprar de manera directa un negocio cuando este resulta de nuestro interés, en el resto de casos siempre llevaremos la gestión a través de la intermediación.

Y claro, para poder realizar un buen servicio de intermediación en la venta de negocios hace falta disponer de compradores e inversores dispuestos a realizar estas compras.

Sin esto la intermediaria no puede hacer absolutamente nada siendo una de las razones de por qué es tan importante esto.

En nuestro caso para poder ser inversor y poder recibir operaciones de compra lo primero es regístrarte como inversor.

Es un registro fácil y que solo consta de unas pocas preguntas.

A través de este formulario el cual rellenas conseguimos filtrar a cada inversor de manera que podamos saber en qué tipo de operaciones están interesados.

Por mucho que se diga hay inversores dedicados a la compra de empresas todos ellos suelen buscar compras concretas.

No veras a inversores interesados en llevar cualquier tipo de compra.

Simplemente no lo hay.

Otra cosa son empresas como la nuestra dedicadas de manera profesional a la compraventa de empresas y que si podemos ofertar este servicio.

Podemos hacerlo porque al tener cientos de inversores diferentes dispuestos a llevar estas compras es normal que podamos gestionar casi cualquier venta.

¿Qué información se hace constar en el formulario para ser inversor?

Son preguntas básicas pero que nos ayudan a poder saber el tipo de compra que quieren llevar a cabo.

Por ejemplo una de las preguntas más importantes sino la principal es el importe de dinero que puede llegar a  invertir.

Aquí hay varias opciones, desde aquellos que tienen un pequeño capital para invertir, aquellos otros que pueden realizar una inversión grande y luego están los que compran pero sin pagar nada.

Estos últimos compradores o inversores son aquellos que solemos ver en la compraventa de empresas en crisis y en situaciones similares siendo además inversores que buscan comprar chollos.

Al igual que en el mercado inmobiliario nos podemos encontrar inmuebles a muy bajo precio de la misma forma nos podemos encontrar con empresas que por su situación tengan una situación similar.

Es algo que hemos visto muchas veces en nuestra empresa, negocios en crisis pero que por atravesar una situación delicada a nivel financiero se venden por poco dinero.

Debido al departamento con los que contamos en nuestra empresa este modelo de compraventa lo solemos llevar de manera directa al ser de nuestro interés.

No obstante de igual manera también aceptamos inversores externos con los que colaborar.

Lo bueno de saber qué cantidad máxima de dinero puede invertir cada inversor es que nos permite poder ofertar compras que sabemos pueden realizar.

Intentar vender una empresa cuyo precio de venta es 500 0000€ a un inversor que solo dispone por ejemplo de 100 000€ no tiene sentido.

Al final con todo esto lo que se busca es una única cosa, perder el menor tiempo posible en la gestión de venta con los inversores.

Perdemos menos tiempo nosotros y ellos siendo todo positivo.

¿Se piden referencias en la compraventa de empresas?

Si estamos tratando con alguno de los considerados como inversores profesionales los cuales han llevado muchas otras compraventas si solemos pedir referencias.

Las pedimos porque es con estos inversores con los que al final más estamos colaborando en el día a día.

Como además a estos se les permite poder llevar la compra de diferentes formulas es normal que todo esto se tenga más en cuenta.

Una vez el inversor es aceptado como inversor firma un acuerdo de colaboración con nuestra empresa en la cual se hacen constar honorarios y demás información básica.

A partir de ese momento como empresa que oferta la compraventa de negocios y empresas en España empezaremos a presentarles operaciones de compra según el interés mostrado.

Compraventa empresas y venta negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro × tres =