Sociedades inactivas con deudas

Cuando un cliente acude a nuestra empresa a vender una sociedad que tiene inactiva es frecuente que al preguntarle descubramos que la sociedad tiene deudas.

 Y es algo que se repite, casi todas las sociedades que tienen deudas que se nos presentan para ser compradas son sociedades que tienen deudas con hacienda debido a la no presentación de impuesto de sociedades.

Hoy mismo por ejemplo ha venido un cliente el cual quería vender dos de las sociedades que tenia.

Pues bien, tras una serie de preguntas lo primero que hemos comprobado es que la sociedad tenía deudas con hacienda.

No por impago, ni deudas con otros proveedores, sin embargo la sociedad si tenía deudas.

¿Cómo puede una sociedad tener deudas y sin embargo no haber dejado a nadie con alguna factura impagada?

Muy fácil, esto es debido al funcionamiento que tiene la administración del estado con las empresas.

Debido a los numerosos requisitos y obligaciones que tienen que cumplir las sociedades a nivel mercantil luego no nos podemos extrañar si hay empresarios que desconociendo esta información causan errores a nivel fiscal generando posibles sanciones por parte de la hacienda pública.

Sobre este tema queremos hablar hoy aquí.

Venta sociedades inactivas y ofrecimientos de terceros

Las sociedades inactivas que se nos presentan a la venta el problema que suelen presentar es que al no haber presentado el empresario el impuesto de sociedades cada año (normalmente por desconocimiento acerca de las obligaciones de la sociedad) luego se encuentran con que su sociedad tiene deudas.

Y esto es un problema pues no es lo mismo vender una sociedad limpia y sin deudas que vender una con deudas con el estado.

Es verdad que dichas deudas seguramente no sean de importe elevado pero aun a pesar de esto no interesa en ningún caso el comprar dicha sociedad limitada.

Importante también no confundir estas sociedades que nos ofrecen terceros para que las compremos nosotros con las sociedades urgentes que nuestra empresa pone a la venta en la venta de sociedades.

Nosotros sabemos que las sociedades que ofrece nuestra empresa carecen de deudas entre otras cuestiones porque la mayoría de ellas se encuentran inactivas.

Por tanto es fácil poder asegurar la ausencia de deudas en estos casos.

Precisamente por experiencias como estas luego somos los primeros que desaconsejamos a los clientes comprar sociedades de manera directa a empresarios que ofertan sus sociedades antiguas y a las que ya no dan ningún uso.

La mayoría de estas sociedades creáis o no tienen deudas, y da igual lo que el empresario vendedor diga, en la mayoría de casos así es.

No queremos decir con esto que el vendedor actué con mala fe, lo que decimos es que estos empresarios ni tan siquiera suelen ser conscientes de las deudas que tienen sus empresas.

Sobre todo si la deuda viene con la administración del estado por algún tema como este.

Si la deuda viene de un acreedor al que se le dejo alguna factura impagada por ejemplo sería extraño que el vendedor no se acordase de la deuda de la sociedad, sin embargo el caso que hemos puesto ahora si es habitual.

Básicamente porque la mayoría de empresarios no conocen todas sus obligaciones a nivel fiscal.

Un porcentaje de ellos se piensan que dejando la sociedad inactiva es como si cerrasen la misma no teniendo ninguna más obligación con hacienda ni con el registro mercantil cuando no es así.

Aunque dejes una sociedad completamente inactiva tú como propietario y administrador de la sociedad se supone que debes de seguir presentando no solo el impuesto de sociedades en Julio  a pesar de estar a cero sino también las cuentas anuales de la sociedad.

Y no se queda ahí la cosa.

Hay casos en donde el administrador de la sociedad al darse de baja como autónomo intentando evitar la cuota de autónomos cada mes se ha encontrado con sanciones al cabo de un tiempo por impago.

Se supone que en las sociedades inactivas el administrador no tiene que pagar sus autónomos, sin embargo si haces esta consulta en la seguridad social comprobaras tu mismo como esto no es del todo cierto.

De hecho puede pasar que cada funcionario te diga una cosa diferente.

La ley desde el punto de vista de la teoría dice que los socios con más de una tercera parte del capital social de la sociedad deben de estar pagando autónomos este o no la sociedad activa, otra cosa es si tiene que pagar en régimen general o en el Reta.

Como ves todo este tema de la compraventa de sociedades no es tan fácil como parece, puedes creer comprar una sociedad interesante y luego ser esto un problema más que otra cosa.

Por esa razón nuestra recomendación es clara, si estas interesado en comprar sociedades limitadas ya sea inactivas o activas, con antigüedad, capital social ampliado, sociedades básicas hazlo siempre a través de las empresas que se dedican de manera profesional a esto.

En Grupo Avanza por ejemplo puedes adquirir una amplia variedad de sociedades urgentes de manera que es probable que con nosotros consigas aquello que buscas.

Comprar Sociedades y Venta Sociedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

3 × tres =