Compraventa de negocio con pagos no dinerarios

De la misma forma que se puede llevar la compraventa de negocios mediante el pago con dinero también se puede llevar mediante el pago no dinerario.

Si no sabes lo que es esto es un pago en donde el comprador lo que hace es comprar algo pero sin poner dinero, más bien aporta otra cosa a cambio.

La compraventa de una empresa o de cualquier otro bien no tiene porque realizarse solo en dinero.

También se pueden utilizar otra serie de cosas para pagar por ella siempre y cuando la parte vendedora así te lo acepte.

En la compra de negocios es por ejemplo bastante frecuente el pago mediante bienes inmuebles.

El comprador que desea llevar a cabo la compra de la empresa no tiene el dinero que necesita para adquirir la empresa pero en cambio si dispone de propiedades inmobiliarias.

Puede hacer dos cosas, puede poner a la venta el inmueble (puede tardar tiempo en venderlo) para una vez vendido utilizar ese dinero y adquirir el negocio o puede cederle el inmueble.

Si el comprador y vendedor quieren llevar a cabo la compra lo antes posible es prácticamente seguro que estos al final escogerán la opción de la cesión.

Y si lo piensas es lo mismo que la compra con dinero pues de manera previa se le ha dado un valor al inmueble en cuestión.

¿Qué diferencia hay entre cobrar por ejemplo 100 000€ en dinero o hacerlo mediante la entrega de un inmueble valorado en ese precio?

A nivel de importes no hay ninguna diferencia, donde por el contrario si puede existir es con el tema de la liquidez.

Porque aunque el inmueble este tasado en 100 000€ no es lo mismo coger 100 000€ en dinero liquido que hacerlo mediante un inmueble.

La propiedad inmobiliaria es un activo poco líquido, es decir, si quieres convertir ese inmueble en dinero tendrás que ponerlo a la venta pudiendo tardar en venderlo.

Ahora bien, si el vendedor acepta esta fórmula como venta podría ser una opción interesante para cualquier comprador.

De hecho los vendedores que aceptan este tipo de pagos suelen tener mayores posibilidades de vender su negocio que aquellos otros que exigen cobrar en dinero.

En España muchas personas tienen patrimonio pero carecen de liquidez.

En una situación financiera como esta sería aconsejable ofrecer alternativas de pago de manera que los compradores pudieran tener más opciones para adquirir el negocio.

¿Qué tipo de bienes se suelen utilizar para la compra de empresas?

  • Bienes inmuebles: Es de todos los bienes los más habituales y aceptados por parte de los vendedores.

Eso sí, tienen que ser propiedades inmobiliarias que a los vendedores les puedan interesar.

Por ejemplo, si el vendedor vive en Barcelona y le ofreces un inmueble en Zaragoza no creo que le vaya a interesar dicha operación.

Si el inmueble estuviera situado en Barcelona al ser esa su misma ciudad es bastante más probable que fuera aceptar la operación.

Lo ideal es que en la entrega de estos bienes estemos hablando sobre todo de pisos, casas y demás…

Porque del mismo modo que pueden usar estos también pueden los vendedores intentar aportar otros inmuebles como locales comerciales, naves industriales, garajes….

Estas propiedades aunque también tienen un valor son menos aceptadas por parte de los vendedores al no saber muchas veces que hacer con estos bienes.

Un piso siempre lo pueden utilizar ellos mismos, ¿Pero un garaje, una nave industrial?

Aun así al final todo dependerá de los intereses de los vendedores pues al final cada uno es diferente.

  • Vehículos aportados: Es un tipo de bien que aunque menos habitual también suele ser aceptado con frecuencia.

Ahora bien, por el valor que suelen tener estos bienes al final estas operaciones solo se dan en la venta de pequeños negocios o pymes.

Por ejemplo, si un vendedor tiene una empresa  a la venta por la que pide 20 000€ y el comprador le dice de entregar un vehículo valorado en 25 000€ es posible que acepte.

Ahora, esto no es tan fácil ya que el problema de los vehículos es que estos se deprecian con bastante rapidez.

Hoy puedes comprar un vehículo tasado en 25 000€ y dentro de un año valer 20 000€.

Por eso aquellos que puedan aceptar estas operaciones lo hacen con la seguridad de una venta rápida para así cobrarse el dinero.

Es frecuente de hecho que los compradores tengan que aportar algún vehículo tasado por mayor importe que el precio de compra del negocio.

Se hace de esta manera por el tema de la depreciación del bien.

  • Otras empresas: Pues sí, de la misma forma que podemos utilizar otros bienes para adquirir el negocio también podemos usar empresas como forma de pago.

Pero como te puedes imaginar este tipo de entregas ya es mucho más difícil de que el vendedor las acepte ya que normalmente no tiene en mente iniciar una nueva actividad económica.

Si se da el caso de que el vendedor puede estar interesado en alguna empresa que tengamos nuestra puede ser una buena opción el ofrecérsela por el pago del total o parte de la compra.

Estas pues serian las garantías o bienes habituales que los vendedores pueden aceptar.

También habría que tener en cuenta otros bienes como obras de arte, embarcaciones aunque por normal general son menos usados que los vistos en el artículo.

Compraventa de negocios y compraventa de empresas

Compraventa de empresas siendo varios socios compradores

Cuando la gente acude a la compraventa de empresas interesándose en comprar algún negocio es habitual que la compra la lleven a cabo varios socios.

Las ventajas de ser varios o muchos socios en la empresa son muchas, ahora bien, del mismo modo también hay inconvenientes siendo lo que vamos a tratar a continuación.

A continuación te vamos a mostrar de qué manera influye la compra de un negocio cuando solo hay un socio a cuando hay varios.

Tampoco tienes que guiarte únicamente por las ventajas e inconvenientes de cada una de estas opciones, a veces también te tienes que guiar por tu situación financiera y económica del momento.

Porque por mucho que quieras comprar tu solo la empresa si luego pasa que no tienes todo el dinero que hace falta para poder llevar la compra es seguro que tendrás que realizar la compra con la ayuda de otras personas/socios.

Con esto lo que pretendo decir es que hay cosas que no se pueden evitar en la toma de decisiones, siendo una de ellas los recursos financieros con los que cuentas.

Ventajas de comprar empresas solo

Si eres la única persona que va a poner dinero para la compra de la empresa siendo en consecuencia el único socio de la empresa adquirida esto tiene una serie de ventajas.

Entre las que vemos podemos destacar las siguientes:

❶Poder de decisión en el negocio: Al ser socio único la toma de decisiones en la empresa depende al 100% de ti no teniendo que consultar con nadie como vas a hacer las cosas.

Al ser el socio mayoritario o único eres tu quien al final tiene el control real de la sociedad.

Y aunque es cierto es el administrador quien lleva el día a día del negocio hay que decir que una cosa es eso y otra muy diferente es quien tiene el control de la sociedad.

Dicho socio en cualquier momento puede quitar al administrador como gerente de la sociedad.

Es algo a tener en cuenta ya que si fuerais varios los socios de la sociedad esto dependería de vuestro porcentaje en la empresa.

❷El valor del negocio lo mantienes tú.

En consecuencia si el valor de la empresa va en aumento el valor de tus acciones lo hará de igual modo reteniendo en consecuencia toda la rentabilidad de la misma.

❸Vender la empresa será mucho más fácil si quieres hacerlo llegado el momento: Es algo que muchas personas no tienen en cuenta pero es algo que se da con frecuencia en el mercado.

Si tienes pensado vender tu empresa en el futuro es mucho más fácil que controles al 100% el negocio que no en un porcentaje menor.

¿Por qué es más fácil?

Lo es porque si una de las partes no está dispuesta a vender el negocio te encontraras con que tienes que plantear la venta del negocio pero a un porcentaje inferior.

Y claro, no todos los compradores e inversores dispuestos a adquirir negocios van a aceptar comprar una empresa a un porcentaje inferior al 100%.

Nosotros por ejemplo como empresa que ha realizado decenas de compraventas empresariales no solemos recomendar a los inversores comprar negocios cuando esto sucede.

No lo hacemos por las complicaciones que pueden surgir de manera posterior.

Estas pues serian en mi opinión las grandes ventajas de comprar una empresa por ti solo, ahora vamos a ver las de hacerlo con varios socios.

Ventaja de comprar negocios siendo varios los socios

Como primera ventaja tenemos que señalar el hecho de que aquí los inversores tienen que desembolsar menos cantidad de dinero en la compra.

No solo tienen que destinar menos dinero para comprar el negocio (al haber un reparto de la inversión llevada a cabo) sino que además en el mantenimiento del negocio sucederá de la misma forma.

Si la empresa cuesta de mantenerla 2000€/mes será mucho más fácil mantener el negocio siendo por ejemplo 5 socios a partes iguales que no uno solo.

La razón principal por la cual la gente suele emprender o comprar empresas siendo varios es para precisamente ahorrar en la puesta en marcha del negocio.

La segunda de las ventajas puede verse también como un inconveniente según quien lo mire.

De igual modo que hay varios socios esto implica que la toma de decisiones será llevada entre varios.

Sin embargo esto no tiene porque ser un inconveniente si hay una buena relación entre todas las partes y además las ideas que se buscan son las mismas.

El ser varios los socios de hecho puede aportar nuevas ideas y soluciones al negocio algo que debe de verse si o si como algo positivo.

Como tercera ventaja en la compra de una empresa siendo varios los socios es que esto puede permitir el que cada uno de ellos se especialice en un apartado del negocio.

Cuando estas solo en una empresa tienes que hacer tu todo, contabilidad, proveedores, atención al cliente…

No en cambio cuando son varios los emprendedores los que están llevando el negocio siendo en consecuencia mucho más eficiente y productivo.

Cada uno puede especializarse en un apartado llevando a cambio las gestiones de la empresa de manera más productiva.

Concluimos que en la compraventa de empresas hay varias formulas para llevar a cabo la misma, aquí te hemos puesto algunas de las ventajas de hacerlo solo o en compañía.

Compraventa empresas y venta sociedades

 

Financiar la compra de empresas

Siendo algo de lo que se ha hablado poco en este artículo quiero hablar acerca de la posibilidad de financiar la compra de empresas.

Y aunque es una opción muy interesante en el mercado al mismo tiempo también tengo que deciros que no es para nada fácil de conseguir.

No hay casi ninguna financiera que al menos hoy día esté dispuesta a realizar estas operaciones pues son ellas las que asumen todo el riesgo de la operación y cero el comprador.

Porque al final es lo que pasa cuando un comprador quiere financiar la compra de un negocio, quieren que otros pongan el dinero asumiendo en consecuencia todo el riesgo.

Algo que como hemos dicho las financieras están cada vez menos dispuestas a aceptar.

Las pocas que pueden realizar estas operaciones suelen ser las entidades bancarias cuando quien lleva a cabo la operación es una persona conocida y solvente o en su defecto las financieras entre particulares.

Dentro de estas segundas empresas hay plataformas de financiación que ayudan a llevar a cabo estas compras.

Por supuesto tampoco podemos olvidarnos de una opción como el ENISA la cual tiene entre sus préstamos uno dedicado a la compra de negocios.

A lo largo del siguiente artículo no vamos a hablar acerca de todas y cada una de las opciones financieras que hay, lo que haremos será explicar cómo tiene que hacerse.

Si quieres poder tener un listado acerca de las diferentes financieras que pueden hacer préstamos para la compra de negocios puedes comprar una de nuestras sociedades para conseguir financiación.

Con la compra recibes una guía completa acerca de diferentes opciones financieras que a día de hoy están funcionando.

¿Cómo puedes financiar la compra de empresas?

Lo primero es saber si quieres que la entidad corra con todo el riesgo financiero o si estás dispuesto a compartir este riesgo.

Es lo más importante y la primera pregunta que te tendrías que hacer ya que según la respuesta que des tus posibilidades son unas u otras.

No solo son diferentes las posibilidades sino también la forma en la que debes de llevar toda la gestión.

De principio a fin tendrás que cambiar los lugares en donde haces la tramitación, lo que ofreces a la financiera….

Lo más fácil una vez tienes clara la respuesta a esta pregunta es conocer las diferentes opciones que tienes en el mercado.

Hay opciones más baratas que otras, lo que es seguro es que todas son complicadas.

No hay ningún préstamo destinado a la compra de empresas que sea fácil de gestionar.

Salvo en determinados casos y situaciones en donde el comprador o compradores cuentan con facilidades para acceder a la financiación.

Es nuestra gran ventaja competitiva frente a otras empresas dedicadas a la compraventa de empresas y negocios, nosotros si podemos financiar estas compras de manera rápida y fácil.

Siempre que seamos nosotros los que llevemos la compra de la empresa de manera directa pues en la intermediación en ningún caso se habilita esta opción.

Al contar con departamento financiero podemos llevar a cabo estas operaciones con bastante facilidad.

¿Qué porque no ofrecemos este servicio para financiar la compra a terceros?

No lo hacemos porque teniendo en cuenta los pocos inversores que están dispuestos a llevar a cabo estas operaciones al final los solemos limitar a operaciones directas nuestras.

También hay que decir que se hace de esta manera porque cuando llevamos una compra de empresa directamente sabemos en todo momento como hacer la devolución del crédito.

Al ser nosotros los compradores no dependemos de los actos de terceros estando así seguros de que nada vaya a salir mal.

Por eso nunca se nos ocurriría ofrecer este servicio cuando son otros los compradores y futuros deudores de un préstamo.

Porque como no podemos responder por ellos al final los inversores no estarían seguros de la devolución del crédito

Somos nosotros los que nos hemos ganado poder realizar este tipo de operaciones sin demasiados problemas.

En la mayoría de financieras en donde hagas la solicitud lo que te exigirán será dos cosas.

La primera que demuestres que el negocio que quieres comprar es rentable y que por sí solo es capaz de hacer frente al crédito.

La documentación que tendrás que presentar ya te puedes imaginar cual será, plan de negocio, de tesorería, viabilidad…

Es muy probable que además de todo esto y cuando estamos hablando de importes altos de dinero exijan avales de por medio.

Y por avales no me refiero solo a la firma de los socios y el administrador de la sociedad, hablo también de otras cosas como garantías reales.

Porque la diferencia entre no estar dispuesto a asumir ningún riesgo y hacerlo es abismal.

Si eres de aquellos compradores que quieren financiar la compra de una empresa pero no está dispuesto a poner garantías o dinero en la compra es complicado que ninguna financiera quiera entrar.

Solo con inversores de confianza y tras muchos años podrías realizar estas gestiones.

Como alternativa puedes intentarlo también a través de plataformas como el crowfounding aunque esta queda fuera de alcance de la mayoría de personas.

Venta sociedades y Compraventa de empresas

Comprar empresas en funcionamiento

En la oferta empresarial nosotros ofrecemos tanto la compra de empresas en funcionamiento como la compraventa de sociedades constituidas e inactivas.

Hoy lo que haremos será dar nuestra opinión acerca de por qué hay interés en comprar empresas en funcionamiento siendo además muchas las razones para hacerlo.

Tanto la compra de sociedades como la de empresas tiene mucho sentido en el sector empresarial.

Por supuesto en el artículo de hoy hablaremos acerca de la compra de empresas y no de sociedades siendo cada tipo de compraventa diferente.

De lo que estamos hablando en Grupo Avanza es de comprar empresas ya creadas que tienen su actividad empresarial en funcionamiento, tienen clientes, fondo de comercio, en definitiva, tienen la infraestructura necesaria para poder empezar a operar desde el minuto uno desde que se compra.

Esa es en nuestra opinión la principal ventaja de comprar empresas en funcionamiento, que permite al comprador poder disponer una sociedad y facturar con la misma desde el minuto uno.

No obstante para poder hacer una buena compra hay que saber qué tipo de compra queremos hacer.

En nuestra opinión una de las mejores oportunidades de inversión a nivel empresarial tiene que ver con la compra de empresas del transporte.

Tal cual como lees, a pesar de que se dice que el sector del transporte ha bajado el nivel en comparación con los años de bonanza la realidad es que ves pocas empresas del transporte en quiebra o en situaciones financieras insostenibles.

Ya sea un pequeño autónomo el cual trabaja como camionero o bien una empresa dedicada al transporte de mercancías en ambos casos los niveles de facturación y de rentabilidad suelen ser altos.

No nos extraña por tanto que haya inversores dispuestos a comprar empresas de transporte, debido a la rentabilidad que estos negocios generan.

No es el único sector por el cual se interesan los compradores, como hemos dicho toda empresa tiene su posible comprador, lo difícil es conseguir que ambas partes se encuentren siendo esta una de las gestiones que llevamos en nuestra empresa.

¿Tenemos inversores dispuestos a comprar empresas en funcionamiento?

En nuestra opinión nuestra mayor ventaja sobre la competencia en la compraventa de empresas es que contamos con un departamento dedicado únicamente a presentar oportunidades de inversión a empresas y particulares.

Esto nos ha permitido a lo largo de los años disponer de una gran cantidad de inversores con los que trabajamos a nivel nacional deseosos de comprar empresas.

Por supuesto estos inversores no aceptan cualquier compra, la mayoría de ellos suelen buscar oportunidades de inversión interesantes en donde con la compra puedan obtener importantes beneficios.

El inversor que invierte de manera profesional en la compraventa de empresas no suele buscar seguridad sino rentabilidad de ahí que exija unos márgenes altos como para interesarle la compra.

Es más, lo habitual es que la mayoría de vendedores que nos llaman para vender sus empresas se encuentren con que nos les podemos presentar ningún comprador.

Actualmente el 80% de las solicitudes que nos llegan no son gestionadas de hecho, ya no por no disponer de comprador sino porque tampoco contratan nuestro servicio como debe de hacerse.

Vender una empresa en funcionamiento no es fácil, hay que estudiar la empresa que se vende, hay que saber fijar el precio y una vez se tiene todo esto hay que buscar comprador.

Y luego, entre los muchos compradores que puede haber en el mercado hay que escoger a aquellos que nos resultan más interesantes.

Por ejemplo, hay compradores que tienen intención de comprar empresas para luego liquidarlas, si tienes claro que esto no es lo que buscas es evidente que no será a este tipo de comprador a quien le vendas tu empresa.

¿Por qué comprar empresas en funcionamiento?

Como hemos dicho tienen la infraestructura ya creada lo que permite poder trabajar nada más se compra la misma.

Esto implica que ya desde el principio estaremos generando una serie de ingresos (también gastos todo sea dicho) y por tanto nos permite el poder obtener un beneficio desde bien pronto.

Aconsejamos eso si valorar de manera adecuada la clientela de la que puede disponer la empresa que se compra pues sobre todo en pymes es habitual que una vez produzca el traspaso esta se vea algo reducida.

Tienes que tener en cuenta que tiempo es dinero y por tanto cuando compras una empresa en funcionamiento lo que compras es una empresa la cual tiene ya clientela en muchos casos fija y por tanto eso ya lo tienes ganado.

Pongamos que compras una empresa de limpieza ¿Qué es más fácil empezar de cero sin ningún cliente o comprar una empresa la cual puede ya contar con decenas de clientes con contratos firmados, muchos de ellos incluso antiguos?

Si puedes hacerlo siempre saldrá más rentable la compra de empresas, también es verdad que su coste es mayor pero al final casi siempre merece la pena hacerlo.

Hoy día no hay tantas compraventas empresariales no porque no haya interés por parte de los compradores sino porque no hay financiación que es una cosa muy distinta.

Comprar empresas y Venta empresas