Comprar empresas baratas

El sueño de todo emprendedor y empresario, comprar empresas baratas que además sean rentables y sean una muy buena oportunidad de inversión.

La pregunta que os haréis casi todos es la siguiente,

¿Es fácil comprar empresas baratas?

Depende de cómo se mire, difícil no es, ahora bien, seguramente con ello estaremos comprando empresas que valen poco o que incluso directamente no valen nada.

Cuanto más barata es una empresa más probable es de que se trate de un negocio en una situación financiera mala.

Hay empresas que de hecho ya no es que se vendan por dinero, sino que incluso el precio de venta tendría que ser negativo teniendo el vendedor que pagar para que alguien le compre su empresa.

Esto lo vemos sobre todo en la compraventa de empresas con deudas en donde vemos personas que se ofrecen a comprar empresas a cambio de cobrar por ello.

No es algo en lo que sinceramente nosotros en comprarsociedades.es estemos de acuerdo pero si lo hemos visto en bastantes ocasiones.

El sector de la compraventa de empresas es más que nunca un negocio complicado en donde son muchas las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de llevar una compra de este tipo.

En el sector de la venta de empresas en crisis de hecho es muy fácil comprar empresas baratas, tan fácil como comprar una empresa en quiebra y sin ningún valor.

Son empresas con valor negativo incluso con lo que podemos adquirir uno de estos negocios por un precio mínimo de 1€.

¿Por qué no recomendamos la compraventa de empresas con deudas si no eres profesional?

Muy fácil, porque lo que adquieres es una sociedad con deudas y se supone sin ningún valor.

Otra cosa es el tipo de compra que realizamos los que nos dedicamos de manera profesional a la compra de empresas.

En estos casos si podemos recomendar comprar una empresa en crisis siempre que tenga un valor en el mercado.

Y por empresa en crisis no quiero decir una empresa en quiebra, sin activos, actividad, movimiento…solo teniendo en consecuencia deudas.

Lo que digo es comprar una empresa que aun a pesar de sus deudas con una buena gestión o estrategia se pueda obtener un rendimiento económico importante.

¿Acaso una empresa con deudas o en crisis no puede ser una buena compra?

De hecho te diría que hasta lo habitual es que una empresa tenga deudas siendo lo raro que no tenga ningún tipo de endeudamiento.

Además hay que tener en cuenta una cosa, en las pymes cuando estas atraviesan un momento de crisis generalmente esto se debe a una falta de liquidez puntual, un error de gestión por parte del propietario…

Muchas veces, estos errores estando la empresa a cargo de otra persona no ocurrirían siendo en consecuencia una posibilidad el comprar la empresa para llevar después la explotación de la misma.

Hay miles de ejemplos reales en donde tras una venta de empresa en crisis los nuevos gestores han dado la vuelta completamente a la situación del negocio.

También es verdad que se trata de un tipo de compra con bastante riesgo pues en este tipo de compraventas los nuevos compradores asumen las deudas del anterior negocio.

Bajo esta forma si puedes comprar empresas baratas aunque siempre sabiendo bien lo que hacemos.

Uno de los grandes problemas del sector empresarial y más concretamente el de la compraventa es ver cómo hay decenas o cientos de “inversores” o “compradores” que se ofrecen en la compraventa como si fueran profesionales.

Y no lo son la gran mayoría de ellos.

Son en su mayoría particulares que a raíz de unas cuantas “compraventas rentables” (seguramente vistas en televisión) se decidieron a poner anuncios intentando captar ellos también estas operaciones de manera directa.

En nuestra opinión son un problema en el sector, no solo para los clientes sino también para empresas como la nuestra la cual trabaja en muchos casos con inversores.

Nuestra empresa en la compraventa de negocios acepta trabajar con inversores a través de los cuales operamos, algunos de estos inversores pueden ser de este tipo algo que como es obvio desconocemos.

Nosotros y cualquier otra empresa que ofrezca de manera profesional la venta de empresas.

Es por eso que desde hace años limitamos mucho colaborar con inversores o gente a la que no conocemos de antes, precisamente por esta razón.

Comprar empresas baratas fuera del mercado “en crisis”

Bueno, hay también opciones pero también son menores.

Por ejemplo, la compra de empresas en concurso de acreedores ¿entraría dentro de lo que es la venta de empresas en crisis?

Esta al igual que la opción anteriormente vista es una muy buena opción.

Se trata de comprar empresas concursadas por un precio mucho menor al valor real gracias a las quitas conseguidas con los acreedores.

Digamos que en el concurso se hace más o menos lo mismo que en la venta activo por pasivo con la gran diferencia de que es un administrador concursal quien lo lleva a cabo.

A partir de aquí pocas opciones hay.

Quizás  podríamos comentar como una opción el comprar empresas cuando el dueño se va jubilar y situaciones similares aunque por experiencia la mayoría buscan otras alternativas.

Antes que malvender su negocio la mayoría prefiere asociarse con un socio trabajador o algo similar para así seguir obteniendo rendimiento económico por su negocio.

No hemos mencionado el factor negociación como algo a tener en cuenta pues esto es válido en cualquier compraventa de empresas.

Venta Sociedades y Compraventa Empresas

Gestionar una empresa con deudas

 Hay veces que quien acude a nosotros no lo hace ni para comprar sociedades limitadas ya creadas, vender una empresa con deudas o incluso una empresa sin deudas (rentabilidad), más bien lo hace para contratar a algún profesional que le gestione una empresa con deudas.

 ¿Qué diferencias hay entre vender una empresa con deudas y buscar la gestión de la empresa en crisis?

 Muy fácil, la venta de la empresa. Mientras que en la venta de la empresa con deudas aquí el vendedor no quiere saber más de la sociedad que vende en el caso de la gestión es algo completamente diferente, aquí el empresario sigue teniendo el control de su empresa pero lo que hace es delegar la gestión de la misma en un profesional.

 Porque seamos realistas, cuando una empresa va bien no hay problemas de ningún tipo, sin embargo gestionar una empresa en crisis no es algo que lo pueda hacer cualquiera.

 Es más, incluso aunque contrates al mejor profesional con experiencia en la compraventa de empresas en crisis puede pasar que luego no consigas ningún resultado positivo.

 Gestionar una empresa en crisis no es fácil, ahora bien si como empresario tienes la oportunidad de poder contratar a alguien con conocimientos es aconsejable que lo hagas.

 ¿Porque creemos esto?

 Lo creemos porque las estadísticas así lo muestran.

Una empresa por muy en crisis que este si está bien gestionada no provocara la responsabilidad de los administradores y gerentes de la sociedad.

Por el contrario cuando el empresario no sabe es muy frecuente que al final los acreedores de la sociedad acaben por derivar la responsabilidad a los socios y gerentes de la misma.

Para evitar estas situaciones lo que hay que hacer es ni más menos que conocer los aspectos mercantiles o por lo menos saber qué hacer en los cobros y pagos de la empresa.

Aunque nosotros desde Avanza solemos escribir artículos de vez en cuanto explicando lo que tenéis que hacer cuando tenéis una empresa con deudas, a nivel de gestión llevarlo a la práctica luego no es fácil.

Es más, vuestro mayor problema no son en si los acreedores sino los plazos. Según ley cuando una empresa tiene deudas y tiene además sin pagar hay una serie de plazos que es donde provoca que los administradores y gerentes de la sociedad puedan ser responsables solidarios por las deudas generadas.

Y aquí da igual si se trata de un acreedor particular, una empresa o incluso el estado, en todos los casos será igual.

En líneas generales cuando una empresa este en situación crítica y el empresario ya no sabe qué hacer suele delegar la gestión administrativa de su empresa en un gestor.

No obstante esto no es suficiente ya que si tienes un gestor que es el encargado de llevarte el aspecto fiscal de tu negocio además de que no tiene porque realizar ese servicio, aunque le pagues para que te gestione todo eso tampoco sabrá como hacer dichas gestiones.

Es de sentido común, de nada sirve externalizar a alguien que no sabe cómo gestionar una empresa en crisis.

Lo habitual delegar en el abogado de la empresa o en el directivo de más confianza cuando a veces lo ideal sería buscar ayuda externa.

Dejar claro también que la gestión ni la compraventa de empresas con deudas son sociedades que en ningún caso vendamos nosotros.

Hay que diferenciar la venta de sociedades limitadas con este servicio completamente independiente.

Comprar sociedades limitadas y Venta Sociedades

Compraventa de empresas con deudas- Comprar Sociedades

¿Puede alguien estar interesado en la compraventa de empresas con deudas? ¿Porque alguien va a querer comprar una sociedad que lo único que tienen son deudas? ¿Cómo se compran? ¿Quiénes son los vendedores potenciales de estas sociedades?

A continuación desde nuestra empresa te vamos a explicar cómo funciona la compraventa de empresas con deudas en el mercado español, el cual todo hay que decir, aunque hay una gran cantidad de demanda para la venta de estas sociedades lo cierto es que hay muy poco comprador profesional a la hora de intermediar o comprar una de estas sociedades.

¿A quién le interesa comprar una empresa con deudas?

Las razones pueden ser diversas, pero lo cierto es que puede haber gente interesada en comprar empresas con deudas. Desde un inversor que lo que hace es comprar una empresa con deudas porque sabe que de esa manera está comprando una empresa a precio de saldo con la que poder trabajar, hasta empresarios que lo que buscan es un beneficio fiscal, otros buscan una empresa con trayectoria e imagen en el mercado…

compraventa empresas con deudas, comprar empresas con deudas, vender empresas con deudas, venta empresa con deudas, ventas activo por pasivo, venta empresa con perdidas, comprar empresas con perdidas

 

Cada uno busca una cosa diferente, lo que está claro es que si el comprador sabe cómo gestionar empresas con deudas (no todo el mundo sabe) hay un porcentaje muy alto de posibilidades que consiga obtener beneficio a través de una de estas sociedades.

Aunque eso depende de la operación de venta. No es lo mismo comprar una sociedad en donde solo hay deudas, no hay actividad productiva en la empresa, no hay activos…es decir, la sociedad solo existe sobre el papel porque lo que es la empresa que albergaba ya no existe, a comprar una empresa que aunque tenga deudas si puede tener una actividad productiva detrás suya, un fondo de comercio y como no activos que puedan hacer interesante su compra.

Eso no quiere decir que no haya compradores dispuestos a comprar sociedades que lo único que tienen son deudas, ahora bien, no tiene nada que ver con lo visto aquí.

(Nosotros no intermediamos en la venta de empresas que solo tengan deudas por ejemplo)

¿Cómo se compran estas empresas con deudas?

Pues de igual manera que se compraría cualquier sociedad ya fuera esta una sociedad inactiva, una empresa rentable…

Lo que se hace es pedir cita en notaria y firmar la compraventa de la empresa en crisis.

¿Qué documentación se suele pedir en estas compraventas?

Hay que tener en cuenta que aunque el comprador esté dispuesto a comprar empresas con deudas este querrá saber el nivel de deudas que tiene la sociedad que pretende comprar, quienes son sus acreedores, porque importes…

Si el comprador no está dispuesto a hacer esto es evidente que no se trata de un comprador profesional pues en ese caso poco sentido tendría el intentar comprar la sociedad.

Lo habitual es pedir cuentas anuales de la empresa así como una relación de ingresos y gastos para ver los posibles problemas de la empresa y donde se puede actuar para hacer de la misma un negocio 100% rentable. Al menos así es como trabajamos nosotros.

Una de nuestras ventajas a diferencia de otros es que también nos  dedicamos a lo que es la compraventa de sociedades inactivas además de la compraventa de empresas con deudas.

También tenemos un departamento financiero, un departamento de cobros así como uno dedicado a la compraventa de deuda con lo que para nosotros es bastante factible hacer rentable una empresa que en el momento de la venta se encuentra en perdidas