Mandato de venta en la venta de negocios

El mandato de venta es una orden por parte del vendedor de una cosa el cual otorga poderes para gestionar la venta de un negocio.

A continuación en Grupo Avanza vamos a explicar como nosotros gestionamos la venta de empresas en España.

Decir también que no siempre realizamos todo este proceso mediante un mandato de venta aunque es lo ideal.

Lo es porque de esta manera la empresa intermediaria se asegura que las gestiones las hace según lo explicado por parte de su cliente.

Por supuesto este tipo de compraventas nosotros únicamente las llevamos en aquellos casos en donde el comprador busca vender su negocio a través nuestra.

Es decir, nos contrata para que le gestionemos la venta de su negocio siendo de lo que vamos a hablar.

¿Por qué el mandato de venta es aconsejable tenerlo en la compraventa de empresas?

Más que aconsejable yo diría hasta que es necesario.

De esta manera la intermediaria lo que puede hacer es cubrirse de manera legal antes cualquier posible problema.

Sin este mandato por mucho que el comprador te haya dicho que le gestiones la venta de su negocio luego puede decir que no eso no fue así.

De esta forma y mediante el mandato de venta la empresa intermediaria en la compraventa de negocios se evita estos problemas.

También me gustaría señalar en Grupo Avanza el hecho de que para poder hacer un mandato de venta sería necesario contratar con la empresa.

¿Contratar con la empresa intermediaria la compraventa del negocio?

Claro que si, al igual que otros profesionales en el sector (abogados, asesores…) los intermediarios en la venta de negocios también cobran por gestionar la venta de empresas.

De hecho es habitual que cobren de dos formas diferentes.

mandato de venta

Una de ellas es mediante el cobro de honorarios de gestión nada más comienzan con las gestiones.

Bueno, más que al empezar diría que este cobro se realiza en la contratación con el cliente.

La mayoría de empresas dedicadas de manera profesional gestionar la venta de un negocio cobran parte de sus honorarios al comienzo de las gestiones.

Esto lo hacen no solo los profesionales que gestionan la venta de empresas, los abogados y profesionales similares operan de la misma forma.

Lo hacen porque es la manera de asegurarse de realizar un trabajo y cobrarlo.

Tener en cuenta que cuando un intermediario tiene que buscar la venta de una empresa es habitual que de manera previa realice una serie de gestiones.

Estas consisten en lo siguiente:

  • Búsqueda de inversores
  • Preparar el informe de venta siendo esto lo que se presenta a los inversores y compradores interesados en adquirir el negocio.
  • Preparar informes comerciales en donde se analiza la solvencia y situación del negocio
  • Otros documentos de confidencialidad y demás con los posibles interesados.

Y claro, como no hay ninguna venta que esté garantizada lo que no van a hacer estos profesionales es estar trabajando durante semanas e incluso meses sin luego obtener ningún resultado.

Trabajar a comisión en este sector lo vais a ver poco.

Y las que lo hacen muchas veces lo que sucede es que mandan las operaciones unas veces por internet y si ven que no hay resultado las dejan pasar.

La compraventa de empresas no es un sector como el inmobiliario o similares

Además de que hay que hacer muchas más gestiones, aquí se paga el contar con inversores.

Aquellas intermediarias y empresas que trabajan y operan con inversores pueden hacer valer esto para aumentar el valor añadido de su negocio.

Como se realiza el informe de venta de la empresa

Este informe es el que se usa para poner a la venta el negocio en cuestión.

Generalmente lo que se hace es en base a la documentación de la sociedad, impuesto sociedades, cuentas anuales se elabora la misma.

También suele haber una presentación con fotos así como una explicación detallada acerca de la actividad de la empresa.

Por supuesto también se hace constar el valor de los activos (siendo una de las razones de porque los compradores pueden estar interesados en comprar empresas)

Del mismo modo se muestra la evolución de la empresa tanto en facturación como en rentabilidad o pérdidas.

Las empresas en crisis o con problemas financieros también se pueden vender

Si se pueden vender aunque todo depende del tipo de negocio.

Un negocio que solo tenga deudas podemos decir no es posible su venta.

Por el contrario una empresa con valor y con mercado aunque este atravesando por un problema financiero puntual podría interesar su compra a muchos inversores.

Todo es cuestión de verlo en el mercado.

Bajo nuestro punto de vista lo mejor cuando se busca vender una empresa en crisis o con deudas es tener claro el tipo de negocio se pretende vender.

Habrá empresas donde los inversores solo compren por los activos que tengan para después liquidar y habrá otros negocios el donde los inversores compren para seguir explotando el negocio.

Cada caso es diferente y por tanto hay que ser consciente de esto antes de hacer nada.

En todas estas compraventas empresariales por cierto siempre será necesario contar con un mandato de venta.

Este mandato de venta por cierto lo vemos en la firma del contrato con la empresa intermediaria.

Tipos de intermediación en la venta de empresas

Como empresa que intermedia en la venta de empresas y sociedades a continuación vamos a mostrar el tipo de intermediación que podemos hacer.

Decir que esta intermediación tendrá diferentes condiciones y requisitos según el tipo de gestión a hacer.

No es lo mismo intermediar en la venta de una sociedad que por ejemplo hacerlo con una empresa.

Por esa razón es que escribimos este artículo de manera que sepáis las diferentes opciones existentes así como nuestra forma de trabajo.

Intermediación en la compra, ¿Qué opciones hay?

  1. Intermediación en la venta de sociedades.

Aquí hay dos tipos de intermediación que solemos hacer.

La primera de ellas es ofrecer la venta de sociedades limitadas inactivas de empresas colaboradoras.

Se trata de sociedades creadas únicamente para su venta no habiendo tenido ningún tipo de actividad ni movimiento.

La segunda opción es ofrecer la venta de sociedades de terceras personas también inactivas.

Estamos hablando de personas que han tenido sociedades queriendo poner las mismas  a la venta.

Generalmente se da cuando un emprendedor constituyo una sociedad con la idea de hacer algún uso de la misma y luego se da cuenta de que al final no la necesita.

Son muchas las personas las que todos los años constituyen sociedades limitadas con la idea de trabajar y luego no las usan.

Estas personas tienen la oportunidad de vender sus sociedades inactivas a través nuestra.

Lo que hacemos nosotros al igual que en el primer punto es poner en contacto a compradores y vendedores gestionando la venta.

Si esta llegara a producirse cobraríamos una comisión por las gestiones realizadas.

Tanto en la primera como en la segunda las gestiones son las mismas.

Atender a los compradores para saber el tipo de sociedades que desean comprar.

Mirar entre las sociedades disponibles si hay alguna con esas características e intentar gestionar su venta.

Por cierto, a  todas aquellas personas que deseen vender sus sociedades me gustaría decirles que solo admitimos sociedades sin deudas y con todo en regla.

Si lo que deseas es vender una sociedad limitada esta tiene que estar en perfecto estado.

También nos gustaría dejar claro que la venta en ningún caso está garantizada.

Dependes de que alguno de los compradores que quieren comprar sociedades ya creadas se interese por la tuya.

Y esto es algo que es imposible de saber.

Uno nunca sabe cuando una sociedad limitada se va a vender.

En cuanto al precio de venta si no tenéis claro que precio ponerle dejar de seamos nosotros quienes nos encarguemos de esa gestión.

Más o menos el precio de una sociedad básica puede estar en los 1500€.

No obstante ese no es en ningún caso el beneficio que se obtiene por la venta de la sociedad.

A ese precio hay que descontar los gastos de constitución de la sociedad, los gastos de compraventa y demás.

Y todo esto puede sumar tranquilamente unos 800€.

Con lo cual al final en caso de vender una sociedad el beneficio no sería mucho siendo además necesario añadir nuestra comisión.

Aun así quien vende una sociedad de este tipo lo hace con la idea de quitársela de encima no tanto para obtener ningún beneficio.

Por tanto esto no debería ser realmente un problema serio.

2-.Intermediación en la venta de empresas

A nosotros todas las semanas nos llegan personas que desean que les gestionemos la venta de sus negocios.

El problema es que el 99% de las operaciones que nos llegan no las llegamos a gestionar nunca por el tipo de negocio o situación del mismo.

Muchos de los que pretenden que les gestionemos la venta de sus negocios no se dan cuenta del tipo de negocio que tienen en venta.

El mejor ejemplo lo tenemos con la venta de empresas en crisis o con deudas.

Aunque decimos que podemos intermediar en la venta de empresas con deudas todo dependerá de cada empresa.

Porque una sociedad con solo deudas es evidente que no podremos gestionarla al ser imposible encontrar ningún comprador.

Una empresa con deudas o en crisis puede ser rentable o tener valor, pero son minoría.

Un buen ejemplo lo solemos poner con la venta del Valencia Cf.

A pesar de ser una empresa con deudas había decenas de inversores interesados en su compra por el potencial y valor del negocio.

Negocios con deudas pero con valor si podemos llegar a intermediar en su venta, no en cambio si se trata de una empresa solo con deudas.

Y aun así aunque podamos intermediar en su venta tampoco la misma es segura.

Es difícil encontrar compradores para una empresa de este tipo.

También depende mucho del tipo de deudas que tenga el negocio y de si se pueden negociar las mismas.

Quien compra este tipo de negocios lo hace con la idea de renegociar las deudas a través de quitas.

Así es como obtienen beneficio estos inversores.

Nosotros en este tipo de venta al igual que en la anterior nos limitamos a intermediar.

Hay inversores que nos contactan para comprar todo tipo de negocios (rentables y demás)

Si algún vendedor vemos tiene alguna empresa a la venta que encaja dentro de lo que algún comprador necesita podemos intentar intermediar en su venta.

Coste de la intermediación

Solemos cobrar una comisión en caso de éxito la cual depende del precio de venta.

 

Compraventa de Fabricas en la venta de empresas

La compraventa de fábricas es de todas las compraventas la que más se vio reducida desde el comienzo de la crisis hasta hoy.

De todas las compraventas empresariales que se realizan en nuestro país la compraventa de fábricas es la que menor porcentaje representa.

Son muchos los factores los que han influido aquí dentro aunque sin duda alguna tiene que ver la falta de dinero.

Porque si hay una diferencia importante entre la compraventa de este tipo de negocios y pequeñas pymes es los importes de los que estamos hablando.

No es lo mismo comprar una fábrica la cual puede valer millones de euros que una empresa del sector servicios.

Que si, una empresa del sector servicios puede también valer mucho pero de normal la fabrica vale más.

Es algo que podemos ver fácilmente simplemente analizando el mercado de la compraventa de empresas y ver por encima los precios.

Cuando hablamos de este tipo de negocios las operaciones se hacen por importes medios o altos.

Compraventa de fabricas en la venta de negocios y que gestiones hay que hacer

Realmente son las mismas a las vistas en cualquier otra compraventa.

La diferencia principal en mi opinión tiene que ver con que en estos casos no solo se vende un negocio, sino que detrás hay una serie de activos importantes detrás.

El ejemplo que solemos poner es de la típica fabrica la cual tiene una nave industrial en propiedad.

Como la nave industrial pertenece al negocio se vende el conjunto, tanto la empresa como sus activos.

No pasa lo mismo por el contrario en el sector servicios en donde las empresas muchas veces se venden sin prácticamente activos.

De normal una empresa en el sector servicios esta de alquiler mientras que en el sector industrial es habitual comprar la nave o fabrica en la cual se trabaja.

¿Qué problema hay a la hora de intentar vender una fabrica en España?

compraventa de fabricas

Son varias las cosas las que debemos de saber si queremos vender un negocio como este.

Lo primero de todo es que no hay muchos inversores que tengan la capacidad de poder comprar uno de estos negocios.

Ni tan siquiera a través de la financiación pues todos sabemos ya la operativa de las entidades bancarias en la firma de estos créditos.

A eso tenemos que sumar otra cosa que es el hecho de que las fábricas están en declive.

El sector industrial en España no ha hecho más que perder terreno.

A un inversor le cuesta encontrar motivos por los cuales querer comprar una fabrica.

Estamos en una época en donde las empresas ya no montan fábricas en países desarrollados como España.

Les es mucho más barato y rentable montar el negocio en un país extranjero siendo una práctica cada vez más habitual.

Por eso el negocio de la compraventa de fábricas no se puede decir este en un buen momento para nada.

Incluso nosotros creemos que cuando la liquidez sea mayor tampoco se notara mucho el cambio.

¿Por qué será que el precio de las naves industriales en nuestro país sigue bajando de manera continua?

Lo hace sobre todo por el hecho de que este tipo de inmuebles cada vez se valoran menos por las salidas que luego tienen.

Habiendo un menor número de empresarios que necesitan comprar /alquilar naves o fabricas es lógico que al final sea difícil llevar la compraventa.

Por supuesto, todo depende del sector en el que nos encontremos y en el tipo de inversión que desee cada uno pero tampoco podemos negar la realidad.

¿Es posible comprar el negocio sin comprar sus activos como la nave industrial?

Es una operativa en el sector de la compraventa de negocios cada vez más frecuente.

Los inversores que compran el negocio no están dispuestos a comprar activos inmobiliarios con lo que compran la empresa pero sin coger sus activos.

Es decir, los vendedores aquí lo que hacen antes de vender el negocio es sacar el activo en cuestión del balance de la empresa para vender el negocio.

Nosotros de hecho en Avanza recomendamos esta forma de operar salvo casos concretos en donde el inversor o compradorr quiera también adquirir dichos activos.

Haciendo esto conseguimos dos cosas siendo además problemas principales a la hora de vender los negocios.

Por un lado reducimos los importes que tienen que pagar los compradores (al no haber activos el precio de la compra se reduce) y en segundo lugar no compran un activo por obligación como si pasaba antes.

Antes en la compraventa de empresas se compraba siempre todo el negocio.

Aunque la empresa en cuestión tuviera activos que no quisiera el comprador es así como se hacía.

Los tiempos en ese sentido han cambiado siendo algo que podemos ver en el mercado de la compraventa de empresas en el sector industrial.

¿Esa sería nuestra recomendación en la compraventa de fábricas?

Si lo seria, salvo casos en donde el inversor quiera adquirir los activos es mucho más fácil vender el negocio si podemos sacar los activos de la empresa.

Nombres de sociedades limitadas

A la hora de comprar sociedades ya creadas podéis también elegir el nombre para vuestra sociedad.

Lo podéis hacer de dos maneras, podéis elegir entre las sociedades ya creadas por parte de la empresa o podéis cambiar el nombre a la sociedad adquirida.

Ambas gestiones se pueden llevar desde la empresa que ofrece la venta de sociedades sin ningún tipo de problema.

Porque la gente cuando acude al mercado de la venta de sociedades limitadas da por hecho que la sociedad que compra tiene que tener el nombre que ya tiene.

Y no es así, en la misma compraventa de hecho y si el cliente así lo desea se puede modificar el nombre de la sociedad tal como desea el cliente.

En este artículo desde comprarsociedades.es os vamos a explicar paso a paso las gestiones a realizar.

También os vamos a mostrar cómo elegir convenientemente el nombre de vuestra sociedad.

Algo que veréis no es tan fácil como parece.

Incluso a nosotros en la constitución de sociedades para su posterior venta nos cuesta escoger el nombre de las diferentes sociedades.

Cuesta hacerlo porque es bastante fácil escoger un nombre que luego rechace el registro mercantil por ser similar al de alguna empresa ya existente.

Nombre de sociedades limitadas en la constitución

Nada fácil en base a nuestra experiencia al haber miles de razones por las cuales el registrador te puede denegar el certificado negativo del nombre.

Digamos que cuando una persona va a constituir una sociedad limitada lo primero que tiene que hacer es tener el certificado negativo del nombre.

Este certificado se pide en el registro mercantil y básicamente lo que hace es elegir varios nombres que queremos que tenga nuestra sociedad.

Pondremos 5 nombres por orden de importancia  y esperamos a la contestación por parte del registro mercantil.

Si por ejemplo los tres primeros nombres son similares a alguno existente el registrador aprobara el 4 aprobándonos dicha certificación.

En este caso el cuarto nombre escogido será el que finalmente tenga nuestra sociedad.

Lo mejor de todo esto es que para que el registrador deniegue un nombre basta con la que la sociedad tenga un nombre “algo parecido”.

nombres sociedades limitadas

De hecho a nosotros en alguna ocasión nos ha pasado que hemos solicitado un certificado y nos ha salido denegado aun no habiendo desde nuestro punto de vista empresas con nombres parecidos.

Muchas veces la decisión la toma el registrador en base a su opinión no pudiendo en ese sentido oponernos.

Cuando el certificado salga negativo lo que habrá que hacer es pedir de nuevo otros certificados al registro mercantil y esperar a que esta vez salga bien.

El registro mercantil también nos permite poder hacer una consulta previa a pedir el certificado acerca de la elección de los nombres aunque tiene coste.

De normal la gente no suele hacer uso de esta opción, más bien lo que hacen es poner nombres muy raros a sus sociedades.

No es que quieran ponerles nombres raros a sus sociedades sino que es la única manera de que la solicitud salga aprobada.

Por esa razón nuestras sociedades tienen nombres en la mayoría de casos inventados sin ningún significado.

Es la única manera para que en la constitución de sociedades no tengamos que pedir nuevos certificados negativos de nombre.

Si pones un nombre de sociedad tipo “Construcción Madrid sl” o algo por el estilo es seguro que os saldrá denegada.

Hay que tener en cuenta que en España hay cientos de miles de sociedades las cuales ya pasaron en su momento por lo mismo.

En consecuencia así como las primeras lo tuvieron fácil para elegir sus nombres las siguientes lo han ido teniendo cada vez más complicado.

¿Y si no me gusta el nombre de ninguna sociedad en la venta de sociedades?

Es algo que puede darse en el mercado de la venta de sociedades constituidas.

De todas maneras no es una preocupación grande pues la mayoría de las personas que compran este tipo de sociedades les da realmente igual el nombre de la sociedad.

Si por lo que sea te gustaría poder cambiar el nombre de la sociedad es algo que también puedes hacer.

Lo que habrá que hacer aquí es de manera previa a la compra de la sociedad solicitar un nuevo certificado negativo de nombre al registro.

En él se hace constar el interés de cambiar el nombre a la sociedad.

Una vez tenemos el certificado negativo del nombre lo siguiente será acudir a notaria a realizar la compraventa.

Al menos así es como solemos hacerlo nosotros y el resto de empresas dedicadas  la compraventa de sociedades.

No se cambia el nombre de la sociedad un día y luego el siguiente se realiza la compraventa.

Más bien lo que se hace para conseguir un ahorro a nivel de notaria es hacer todo en la misma firma.

Por un lado se vende la sociedad y en la misma fecha se hace constar el cambio de nombre de la sociedad.

Todo se lleva al registro mercantil para ser inscrito y poco más.

Como ves el cambio de nombres en las sociedades limitadas no es tan complicado como puede llegar a parecer.

De hecho si es la empresa que ofrece la venta de sociedades constituidas quien lo hace por nosotros vuestras gestiones como clientes serán cero.

Comprar sociedades y Venta Sociedades

Venta de empresas en España

Entre los negocios dedicados a la venta de empresas en España uno de ellos somos nosotros en comprarsociedades.es

Nuestro negocio de hecho no solo tiene como actividad la venta de empresas en donde por cierto hacemos la labor de intermediación.

Del mismo modo también ofrecemos la venta de sociedades limitadas ya creadas para su venta.

Es decir, dentro de la venta de empresas podemos hablar de dos tipos de operaciones completamente diferentes.

Y es importante no confundir entre ambos tipos de gestiones pues poco tienen que ver.

Mientras que en la venta de sociedades lo único que se vende realmente es la sociedad en la venta de empresas lo que se vende es un negocio en activo y en funcionamiento.

Son dos modelos de compraventa empresarial completamente distintas.

Que por cierto es algo de lo que en Grupo Avanza Comprar sociedades ya hemos hablado en otras ocasiones.

Venta de empresas en España y cual sería nuestra gestión

Como hemos dicho la gestión que llevamos como intermediaria en la venta de negocios es la de ayudar a compradores y vendedores a conseguir lo que necesitan.

Cuando es el vendedor nuestro cliente lo que intentamos es vender su sociedad en las mejores condiciones posibles y tal como desea.

Por el contrario cuando es el comprador quien nos contrata lo que hacemos es buscarle entre nuestra oferta alguna empresa que encaje en sus posibilidades.

Las gestiones en la venta de empresas son muy diferentes según quien nos contrate.

De hecho, nuestros honorarios también son diferentes según el tipo de operación que hagamos.

Si es un comprador quien nos contrata para comprar un negocio y llevamos a buen término la operación cobramos comisión tanto del comprador como de quien vende.

Porque aquí somos nosotros los que nos ponemos en contacto con la empresa vendedora para ver su interes de vender el negocio.

En caso de que así sea y si finalmente se lleva a buen término cobramos comisión tanto de unos como de otros.

Por supuesto esta comisión se cobra en caso de que finalmente la venta acabe por hacerse.

En cambio cuando es el vendedor quien nos contrata únicamente cobramos del vendedor la comisión.

De hecho, al vendedor no solo le cobramos la comisión por venta sino que nada más contrata le cobramos honorarios por llevarle la venta de su negocio.

Algo por cierto  de lo que hemos hablado ampliamente en artículos anteriores.

Mientras que un comprador si puede contratar con nosotros 100% a comisión un vendedor por el contrario no puede hacerlo.

Siempre que hablemos de empresas que se vendan por un rendimiento económico.

Venta de empresas en España

No podemos tratar de la misma manera la compraventa de empresas en rentabilidad que la venta de empresas con deudas.

Gestión en la que por cierto desde nuestra empresa también intermediamos aceptando únicamente empresas activo por pasivo.

No solo que se trate de una venta activo por pasivo, se exige que la empresa en venta tenga valor.

Aquel que pretende vender una empresa sin actividad, activos y en consecuencia sin ningún valor pero con deudas estará perdiendo tiempo.

Porque aunque nosotros si pudiéramos llevarle la gestión (cobrando por ello) al final la probabilidad de éxito será tan pequeña que no merecería la pena.

¿Aceptamos todas las ventas de empresas que se realizan en España?

Claro que no, hay muchos tipos de compraventas empresariales en las cuales nuestra empresa no puede entrar.

Hay muchos sectores empresariales que se escapan de nuestra especialidad.

También hay empresas a la venta que por su pequeño valor (ser pymes) es poco probable que desde Grupo Avanza podamos llevar la gestión de venta.

Una pequeña pyme cuyo precio de venta sea por ejemplo de 20 000€ es imposible que desde nuestra empresa podamos llevar la gestión.

Actualmente solo estamos llevando empresas a la venta cuyo precio mínimo pueda ascender a unos 100 000€.

Y eso en el menor de los casos ya que nuestra media actual es superior.

El porqué no aceptamos la venta de empresas de pequeños importes es porque para empezar muchas de estas no podrían hacer frente a los gastos de contratación.

Y nosotros sin dichos gastos no empezamos a trabajar.

También hay otro motivo y es la poca rentabilidad que nos queda en caso de éxito.

Es decir, si logramos vender la empresa la comisión aplicada no será suficiente al estar hablando de importes pequeños.

Teniendo en cuenta que las gestiones de manera previa a la venta pueden ser muchas es algo que no compensa.

Las horas que se pierden son más o menos las mismas en la venta de una empresa de 20 000€ que en la venta de un negocio de 200 000€.

Y aunque en ambos se cobren iniciales nuestro beneficio no es ese sino que es la comisión de venta la cual puede estar entre el 5% y el 10%.

Pongamos que aplicamos una comisión del 5%.

Mientras que en la venta de 20 000€ nuestro beneficio seria apenas de 1000€ en el otro nuestro beneficio seria de 10 000€.

Como puedes ver la diferencia es muy importante siendo la razón principal de porque en la actualidad no aceptamos la venta de negocios de poco valor.

Añadir para terminar que si quieres gestionar la venta de empresas a través de Grupo Avanza puedes hacer tu consulta a través de la misma web.