Venta de empresas en España

Entre los negocios dedicados a la venta de empresas en España uno de ellos somos nosotros en comprarsociedades.es

Nuestro negocio de hecho no solo tiene como actividad la venta de empresas en donde por cierto hacemos la labor de intermediación.

Del mismo modo también ofrecemos la venta de sociedades limitadas ya creadas para su venta.

Es decir, dentro de la venta de empresas podemos hablar de dos tipos de operaciones completamente diferentes.

Y es importante no confundir entre ambos tipos de gestiones pues poco tienen que ver.

Mientras que en la venta de sociedades lo único que se vende realmente es la sociedad en la venta de empresas lo que se vende es un negocio en activo y en funcionamiento.

Son dos modelos de compraventa empresarial completamente distintas.

Que por cierto es algo de lo que en Grupo Avanza Comprar sociedades ya hemos hablado en otras ocasiones.

Venta de empresas en España y cual sería nuestra gestión

Como hemos dicho la gestión que llevamos como intermediaria en la venta de negocios es la de ayudar a compradores y vendedores a conseguir lo que necesitan.

Cuando es el vendedor nuestro cliente lo que intentamos es vender su sociedad en las mejores condiciones posibles y tal como desea.

Por el contrario cuando es el comprador quien nos contrata lo que hacemos es buscarle entre nuestra oferta alguna empresa que encaje en sus posibilidades.

Las gestiones en la venta de empresas son muy diferentes según quien nos contrate.

De hecho, nuestros honorarios también son diferentes según el tipo de operación que hagamos.

Si es un comprador quien nos contrata para comprar un negocio y llevamos a buen término la operación cobramos comisión tanto del comprador como de quien vende.

Porque aquí somos nosotros los que nos ponemos en contacto con la empresa vendedora para ver su interes de vender el negocio.

En caso de que así sea y si finalmente se lleva a buen término cobramos comisión tanto de unos como de otros.

Por supuesto esta comisión se cobra en caso de que finalmente la venta acabe por hacerse.

En cambio cuando es el vendedor quien nos contrata únicamente cobramos del vendedor la comisión.

De hecho, al vendedor no solo le cobramos la comisión por venta sino que nada más contrata le cobramos honorarios por llevarle la venta de su negocio.

Algo por cierto  de lo que hemos hablado ampliamente en artículos anteriores.

Mientras que un comprador si puede contratar con nosotros 100% a comisión un vendedor por el contrario no puede hacerlo.

Siempre que hablemos de empresas que se vendan por un rendimiento económico.

Venta de empresas en España

No podemos tratar de la misma manera la compraventa de empresas en rentabilidad que la venta de empresas con deudas.

Gestión en la que por cierto desde nuestra empresa también intermediamos aceptando únicamente empresas activo por pasivo.

No solo que se trate de una venta activo por pasivo, se exige que la empresa en venta tenga valor.

Aquel que pretende vender una empresa sin actividad, activos y en consecuencia sin ningún valor pero con deudas estará perdiendo tiempo.

Porque aunque nosotros si pudiéramos llevarle la gestión (cobrando por ello) al final la probabilidad de éxito será tan pequeña que no merecería la pena.

¿Aceptamos todas las ventas de empresas que se realizan en España?

Claro que no, hay muchos tipos de compraventas empresariales en las cuales nuestra empresa no puede entrar.

Hay muchos sectores empresariales que se escapan de nuestra especialidad.

También hay empresas a la venta que por su pequeño valor (ser pymes) es poco probable que desde Grupo Avanza podamos llevar la gestión de venta.

Una pequeña pyme cuyo precio de venta sea por ejemplo de 20 000€ es imposible que desde nuestra empresa podamos llevar la gestión.

Actualmente solo estamos llevando empresas a la venta cuyo precio mínimo pueda ascender a unos 100 000€.

Y eso en el menor de los casos ya que nuestra media actual es superior.

El porqué no aceptamos la venta de empresas de pequeños importes es porque para empezar muchas de estas no podrían hacer frente a los gastos de contratación.

Y nosotros sin dichos gastos no empezamos a trabajar.

También hay otro motivo y es la poca rentabilidad que nos queda en caso de éxito.

Es decir, si logramos vender la empresa la comisión aplicada no será suficiente al estar hablando de importes pequeños.

Teniendo en cuenta que las gestiones de manera previa a la venta pueden ser muchas es algo que no compensa.

Las horas que se pierden son más o menos las mismas en la venta de una empresa de 20 000€ que en la venta de un negocio de 200 000€.

Y aunque en ambos se cobren iniciales nuestro beneficio no es ese sino que es la comisión de venta la cual puede estar entre el 5% y el 10%.

Pongamos que aplicamos una comisión del 5%.

Mientras que en la venta de 20 000€ nuestro beneficio seria apenas de 1000€ en el otro nuestro beneficio seria de 10 000€.

Como puedes ver la diferencia es muy importante siendo la razón principal de porque en la actualidad no aceptamos la venta de negocios de poco valor.

Añadir para terminar que si quieres gestionar la venta de empresas a través de Grupo Avanza puedes hacer tu consulta a través de la misma web.

 

Vender una empresa de manera directa

De la misma manera que una persona puede contratar a alguna de las muchas intermediarias dedicadas a la venta de empresas de igual modo puede hacer las gestiones por si solo/a.

En este artículo queremos mostrarte tanto las ventajas como los inconvenientes de llevar la gestión por ti solo.

El objetivo como no podía ser de otra forma es que conozcas lo que te aporta cada una para así poder tomar la decisión que más te interese.

Decir también que incluso desde nuestra empresa consideramos que hay muchas operaciones que podrían ser llevadas directamente por los interesados.

Quiero dejarlo claro porque del mismo modo que ofrecemos la compraventa de empresas también aconsejamos la venta directa cuando la situación lo permite.

¿En qué consiste vender una empresa de manera directa?

Consiste en justamente esto, en que eres tu como vendedor del negocio quien se va a encargar de hacer todas las gestiones.

No solo las gestiones de venta con los posibles interesados sino todas las gestiones.

Te lo digo porque es habitual que los vendedores den por hecho que las únicas gestiones que se hacen en la compraventa de empresas son aquellas que se hacen durante la venta y no es así.

Tanto de manera previa a la venta del negocio como de manera posterior tendrán que hacer una serie de gestiones para llevar la operación a buen término.

Aquí la clave es entender el tiempo que tenemos para poder llevar la venta del negocio.

Porque eso es algo que vamos a tener que asumir en caso de querer llevar la venta directa, el tiempo que perderemos con todas estas gestiones.

Y nadie es capaz de saber el tiempo exacto que perderás hasta que vendas la empresa, ni tú ni las empresas dedicadas de manera profesional a vender empresas.

Lo que sí es cierto es que las empresas que se dedican de manera profesional a la compraventa de empresas tardan de media menos tiempo por una cuestión de lógica.

Son estas las que saben dónde y cómo acudir para con ello obtener resultados.

Los vendedores directos es algo que tendrán que ir aprendiendo sobre la marcha.

¿Qué ventajas hay de llevar la venta de manera directa?

  • El coste te lo ahorras: Es la única ventaja que podemos encontrarle a hacer tú mismo las gestiones.

¿Qué otra razón puede haber para llevar tu mismo las gestiones?

Aquí lo que tenemos que valorar es si el ahorro que conseguimos por no externalizar en una de estas intermediarias nos merece o no la pena.

Porque el tiempo lleva asociado un coste.

Si por cada hora que le dedicas a esto estás perdiendo de media unos 100€ puede que no te compense llevar tu mismo la venta del negocio.

No obstante también depende del coste aplicado por estas intermediarias.

De normal para el servicio que hacen no suelen tener un coste alto pero tampoco uno pequeño.

¿Qué coste tiene contratar con una intermediaria dedicada a la compraventa de empresas?

Normalmente este coste tenemos que diferenciarlo entre el coste de contratación y el coste de éxito.

El de contratación es aquel que se origina cuando contratas con la empresa en cuestión.

Una de las cosas más complicadas en la venta de empresas es que veas a uno de estos negocios trabajar a comisión.

Cierto es que a través de la comisión es donde estos profesionales obtienen la mayor parte del beneficio pero también obtienen parte en la contratación.

Es frecuente que estas empresas solo por contratar con ellas te apliquen una serie de costes.

Dicho de otra forma, contratar con estas empresas tiene coste.

Siempre tiene gasto externalizar en un tercero la venta de un negocio con independencia además del resultado conseguido.

A este coste tienes que sumarle la comisión que aplican las intermediarias en caso de éxito.

Si logran vender tu empresa también te cobraran una comisión la cual dependerá siempre del precio de venta.

El porcentaje aplicado se suele aplicar sobre la cantidad a cobrar por parte del vendedor.

La razón principal por la cual muchos vendedores no contratan con estos negocios es no por la comisión sino por el gasto inicial.

Como no hay seguridad de que vayan a conseguir resultados muchos prefieren llevar por si solos la operación.

Inconvenientes de llevar la venta directa del negocio

Aquí pasa algo parecido con el punto anterior, no hay muchos inconvenientes aunque los que hay son de peso.

Exactamente igual que con las ventajas vistas.

Con una diferencia, aquí no encontramos un solo inconveniente sino varios.

El primero de todos es el tiempo que se pierde con una de estas ventas.

No quiero desmotivar a nadie pero una compraventa empresarial puede durar meses fácilmente.

¿Cuántas horas te ves capaz de destinar a la venta de tu negocio?

Y sobre todo, ¿Qué coste estas dispuesto a soportar en todo ese tiempo?

Porque claro, aunque aquí no tienes que pagar a nadie para que te haga la gestión todas esas horas llevan coste.

Cada hora que dediques a la venta de tu negocio será una hora no productiva con lo que estarás perdiendo dinero.

El segundo de los inconvenientes es el relacionado con los conocimientos.

¿Sabes cómo llevar la venta de una empresa?

La documentación a presentar ante los posibles inversores y compradores, las gestiones previas a la venta en notaria…

Lo bueno es que esto lo puedes externalizar en una gestoría (la cual te cobrara por ello) para que lleve las gestiones en la venta.

Excepto la preparación de la documentación la cual si encargas a un tercero también tendrá coste.

Si no sabes cómo hacerlo siempre puedes aprender y hacerlo por ti mismo.

Pero hazlo, intentar vender una empresa sin tener esto elaborado es lo mismo que no hacer nada.

El último inconveniente es el de saber dónde buscar.

Mientras que las empresas que se dedican a la venta de negocios saben dónde  buscar los inversores esto es algo que no creo sepa ningún vendedor.

Importante aclaración, que sepan dónde buscar esto no te asegura la venta.

Puede pasar que presentes la operación y a ningún inversor le genere ningún interés.

Lo mismo les pasa a los profesionales dedicados a vender empresas muchas veces.

Como ves ya es cuestión de cada uno elegir que opción prefiere a la hora de llevar la venta de su negocio.

Compraventa empresas y venta sociedades