Venta de sociedades de terceros

De igual forma que ofrecemos la venta de sociedades inactivas y la intermediación en la compraventa de empresas también podemos gestionar la venta de sociedades de terceros.

Así al menos es como llamamos nosotros a la venta de una sociedad que pertenece a una persona ajena a la empresa.

Hace poco escribimos un articulo explicándote como podías vender tu sociedad a través nuestra en caso de querer hacerlo.

Ahora, que se ofrezca este servicio no significa que todas las sociedades puedan ponerse a la venta.

En nuestro caso únicamente podemos poner a la venta sociedades de terceros siempre y cuando se encuentren en buen estado.

No puede tratarse de sociedades con deudas de ningún tipo pues en caso contrario no podremos ofrecer en venta dicha sociedad.

Cuando los compradores acuden a nosotros para comprar sociedades limitadas lo hacen buscando sociedades sin deudas.

Es importante no confundir la venta de sociedades limitadas con otros servicios como el de la compraventa de empresas con deudas.

Servicio por cierto que aunque se ofrece implica exactamente lo mismo.

Muchos vendedores acuden a nosotros para que les vendamos sus sociedades con deudas no dándose cuenta de que no siempre puede hacerse.

Lo vemos en aquellas empresas que solo tienen deudas buscando al vender quitarse la sociedad de encima.

Son cosas diferentes, una empresa con deudas a pesar de estar en crisis puede ser una buena compra.

Una empresa valorada pongamos en 1 millón de euros y con 500 000€ de deuda puede ser una buena oportunidad de inversión.

Estaríamos hablando igualmente de la compraventa de empresas con deudas o en crisis pero la situación seria muy diferente.

Lo que no podremos es llevar aquellas ventas en donde el vendedor ofrece una empresa con solo deudas.

En estos casos es imposible hacer nada ya que ningún comprador estara dispuesto a comprar el negocio.

Con la compraventa de sociedades sucede de la misma forma.

Con una diferencia, los compradores aquí no quieren que su sociedad tenga ninguna deuda.

Por esa razón cuando un vendedor acude a nosotros para vender alguna de sus sociedades lo primero que hacemos es verificar el estado de la sociedad en cuestión.

Se le pedirá al cliente una serie de documentación para verificar el estado de la sociedad nivel de deudas.

Sin esta documentación nosotros no podemos ofrecer estas sociedades a la venta pues no conocemos con exactitud el estado de la sociedad.

También tenemos que entender otra cosa, cuando ofrecemos una sociedad de terceros así lo hacemos contar.

Cuando se ofrece la venta de sociedades a los compradores lo que hacemos es diferenciarles aquellas sociedades nuestras (inactivas y gestionadas por nosotros) con aquellas otras provenientes de terceras personas.

Lo hacemos de esta manera para que los compradores sepan la diferencia entre cada una de ellas.

¿Qué precio tienen las sociedades de terceros?

Suelen tener un precio inferior al resto en condiciones normales ya que pese a haber estudiado la sociedad no podemos garantizar al 100% su estado.

En consecuencia y como no hay forma de saber al 100% su estado lo que hacemos es reducir el precio.

Una sociedad de terceros inactiva con 2 años de antigüedad tendrá un menor precio que una de nuestras sociedades con la misma antigüedad.

¿Quién suele comprar sociedades de terceros?

Sobre todo son aquellas personas que están buscando en la compra sociedades que hayan tenido actividad y movimiento empresarial.

No todas las personas que acuden al mercado de la venta de sociedades buscan sociedad inactiva.

Hay también personas que cuando quieren adquirir una de estas sociedades buscan con actividad.

Acerca de esto tenemos que decir que la venta de sociedades con actividad suele tener un mayor coste al haber una menor oferta.

Que por otro lado es algo que siempre se repite en el sector.

A menos oferta mayor es el precio de compra pasando lo mismo en cualquier tipo de sociedad.

Esto que acabamos de decir explica por ejemplo el porqué las sociedades con cif intracomunitario suelen tener el precio que tienen.

Hay muchas cosas por tanto que tenemos que diferenciar en la venta de sociedades.

¿Qué plazos se dan en la venta de sociedades a los vendedores?

No se da ningún plazo, de hecho una de las cosas que siempre decimos es que no podemos saber cuándo se venderá (y eso si se vende)

Puede aparecer un comprador dispuesto a comprarla en una semana, en 1 mes o puede que en 6 meses.

También puede pasar que pase el tiempo y no haya ningún interesado en llevar a cabo la compra.

Si quieres vender tu sociedad y quieres hacerlo de manera rápida quizás la opción de acudir a una intermediaria dedicada a la venta no sea tu mejor opción.

Ten en cuenta que esta intermediaria (nosotros por ejemplo) no te puede garantizar ni su venta ni que se vaya a hacer de manera rápida.

Por tanto si lo que buscas es desprenderte de manera rápida de tu sociedad quizás te pueda interesar otras opciones.

Poco más se puede decir acerca de la venta de sociedades de terceros, así al menos es como las gestionamos desde nuestra empresa.

Comprar sociedades y Venta Sociedades

Pon a la venta tu sociedad con nosotros

Como empresa que intermedia en la venta de sociedades ya creadas y compraventa de empresas puede que esto sea de tu interés.

Aquí lo que estamos diciendo es algo muy sencillo, si tienes una sociedad a la que no das ningún uso y te gustaría poder venderla hazlo a través nuestra.

Nosotros nos podemos encargar de hacer todas las gestiones siendo entre ellas el encontrar compradores que estén dispuestos a pagar por ella.

Si analizas la oferta que tenemos de sociedades disponibles veras como un porcentaje de ellas son sociedades de terceros.

Estas sociedades son empresas que pertenecen a vendedores los cuales quieren vender su sociedad por no darles generalmente ningún uso.

Por supuesto estas sociedades nosotros las diferenciamos de aquellas sociedades inactivas que vendemos ya que son un tipo de sociedad diferente.

Una cosa es la venta de sociedades constituidas e inactivas las cuales fueron creadas únicamente para su venta y otra cosa es esto.

Dichas sociedades de terceros pueden ser igualmente interesantes para muchos de los compradores que pueden estar interesados en adquirirlas.

¿Por qué creemos que la venta de sociedades puede ser una buena opción?

Si tienes una sociedad y no le das ningún uso al final esta te estará generando gastos.

Solo en contabilidad o la presentación de documentos puede suponerte un coste al final de cada año.

Nosotros lo que te proponemos es muy fácil, siempre que tengas una sociedad al día de sus obligaciones fiscales, sin deudas y en perfectas condiciones podemos gestionar su venta.

De esa manera consigues dos cosas, por un lado te desprendes de esa sociedad y en segundo lugar obtienes algún tipo de beneficio económico.

Tampoco es que el beneficio que se obtiene por la venta de la sociedad sea muy grande pero es algo a tener en cuenta.

Nosotros en Grupo Avanza lo que buscamos ofreciendo este servicio es poder ofrecer una mayor cantidad de sociedades en cartera.

Sin olvidarnos por supuesto de que las características de estas sociedades de terceros suelen tener muchas veces unas características diferentes a las habituales.

No son sociedades inactivas como si sucede con las sociedades que vendemos nosotros, en muchos casos son sociedades que han tenido movimiento y facturación.

Es algo a tener muy en cuenta pues sabemos de personas que cuando buscan comprar sociedades lo que están buscando es adquirir sociedades con actividad.

Hay gente que busca sociedades urgentes con actividad siendo esta posibilidad una a tener en cuenta.

¿Qué gestiones hacemos desde nuestra empresa en la venta de sociedades?

  • Lo primero y más importante es ver el estado de la sociedad.

Antes de poner una de estas sociedades a la venta lo primero que tenemos que hacer es verificar su estado.

Con esto lo que quiero decir es que tenemos que ver si la sociedad está al corriente de sus obligaciones, si tiene deudas….

Por eso lo primero que siempre hacemos antes de poner una de estas sociedades a la venta es la de pedir una serie de documentación.

Entre la documentación que se pide es el impuesto de sociedades así como certificado de hacienda y seguridad social conforme diga que la sociedad no tiene deudas.

Una vez tenemos esta documentación lo siguiente será analizar la sociedad para ver su situación.

Solo podemos poner a la venta una de estas sociedades siempre y cuando esta se encuentre en perfecto estado.

En caso de que la sociedad tuviera deudas o algún tipo de problema estaríamos hablando de un tipo de compraventa completamente diferente.

Operación en la cual por cierto nosotros también lo que haríamos seria intermediar en la misma.

Por ejemplo si se trata de una empresa en crisis pero con valor hablaríamos de la compraventa de una empresa con deudas.

Ahora bien, no hay que confundir las cosas, una cosa es la venta de sociedades ya creadas y otra es la compraventa de negocios activos y en funcionamiento.

  • Una vez tenemos toda la documentación lo siguiente será poner a la venta la sociedad junto con el resto de sociedades urgentes disponibles.

La incluiremos dentro del listado de sociedades que tenemos a la venta para a partir de ahí buscar comprador.

  • En cuanto al precio de venta y demás lo solemos establecer nosotros al saber de manera aproximada el precio que pueden tener cada una de estas sociedades.

Por supuesto siempre intentamos que el precio de venta sea el mayor posible pero no es algo que siempre se consigue.

Tenemos que poner a cada una de nuestras sociedades a la venta el precio de mercado.

Poner un precio fuera de mercado no tiene sentido ya que al final haciendo esto no se consigue nada.

  • A partir de ese momento nosotros buscamos a clientes interesados en comprar la sociedad.

No podemos saber a ciencia cierta el tiempo que se tardara en vender la misma.

Puede ser en una semana, en 4 meses o no llegar a venderse siendo algo que no podemos controlar.

  • En caso de haber interés por parte de alguno de los interesados desde nuestra empresa nos encargamos de la preparación de la operación.

Por un lado las gestiones en notaria y por el otro el registro mercantil una vez se ha realizado la compraventa de la sociedad.

Tras una compraventa de sociedad se hacen generalmente varios cambios, por un lado está el cambio de administrador, el cambio de domicilio social y la venta de acciones.

Estos documentos generalmente los suele presentar nuestro gestor por defecto aunque es una gestión que realmente deberían de realizar los propios compradores.

Par asegurarnos de los cambios lo que hacemos es presentar nosotros los cambios en los sitios en donde es necesario.

Como puedes ver a través de comprarsociedades.es puedes vender una de tus sociedades externalizando en terceros toda la gestión de venta.

¿Quieres vender tu sociedad?

Comprar sociedades y Venta Sociedades

Ser inversor en la compraventa de empresas

Como bien sabes ya en la sección de compraventa de empresas desde nuestra empresa aceptamos nuevas colaboraciones de inversores y compradores que están dispuestos adquirir negocios.

En este artículo te vamos a mostrar algunos de los requisitos exigidos así como los pasos a seguir por estos inversores si desean poder trabajar con nuestra empresa.

La colaboración aquí es muy sencilla, nosotros les presentamos operaciones de compra que sean de su interés y ellos compran los negocios.

Todo el mundo sale ganando a través de esta colaboración, los vendedores que acuden a nosotros para que les vendamos su empresa, los compradores que consiguen lo que desean y nosotros que cobramos por todo ello.

Sin embargo aunque pueda parecer fácil empezar a trabajar como inversor en la compra de empresas no es tan fácil como parece.

No lo es porque la experiencia de muchos años nos ha demostrado como no siempre debemos guiarnos por aquello que nos dicen los inversores.

Cuando el inversor con el que estamos tratando no lo conocemos de nada tampoco podemos dar por hecho que todo lo que dice es tal cual.

Porque claro, luego al final somos nosotros los que hemos intermediado en la gestión de venta y si las cosas no salen bien habrá sido en parte culpa nuestra.

Con los inversores nuevos que desean trabajar con nosotros en la compraventa de empresas solemos trabajar de manera diferente al resto.

Tampoco es que haya muchas diferencias pero algunas si hay, a continuación te explicamos los pasos a seguir.

¿Pasos para ser inversor en la compraventa de empresas?

Si quieres ser inversor o comprador de una empresa lo más sencillo tanto en tiempo como en recursos destinados a las operaciones es que trabajes con una empresa intermediaria.

Nosotros en la compraventa de negocios trabajamos de dos maneras, comprando de manera directa e intermediando en otras.

Solo podemos comprar de manera directa un negocio cuando este resulta de nuestro interés, en el resto de casos siempre llevaremos la gestión a través de la intermediación.

Y claro, para poder realizar un buen servicio de intermediación en la venta de negocios hace falta disponer de compradores e inversores dispuestos a realizar estas compras.

Sin esto la intermediaria no puede hacer absolutamente nada siendo una de las razones de por qué es tan importante esto.

En nuestro caso para poder ser inversor y poder recibir operaciones de compra lo primero es regístrarte como inversor.

Es un registro fácil y que solo consta de unas pocas preguntas.

A través de este formulario el cual rellenas conseguimos filtrar a cada inversor de manera que podamos saber en qué tipo de operaciones están interesados.

Por mucho que se diga hay inversores dedicados a la compra de empresas todos ellos suelen buscar compras concretas.

No veras a inversores interesados en llevar cualquier tipo de compra.

Simplemente no lo hay.

Otra cosa son empresas como la nuestra dedicadas de manera profesional a la compraventa de empresas y que si podemos ofertar este servicio.

Podemos hacerlo porque al tener cientos de inversores diferentes dispuestos a llevar estas compras es normal que podamos gestionar casi cualquier venta.

¿Qué información se hace constar en el formulario para ser inversor?

Son preguntas básicas pero que nos ayudan a poder saber el tipo de compra que quieren llevar a cabo.

Por ejemplo una de las preguntas más importantes sino la principal es el importe de dinero que puede llegar a  invertir.

Aquí hay varias opciones, desde aquellos que tienen un pequeño capital para invertir, aquellos otros que pueden realizar una inversión grande y luego están los que compran pero sin pagar nada.

Estos últimos compradores o inversores son aquellos que solemos ver en la compraventa de empresas en crisis y en situaciones similares siendo además inversores que buscan comprar chollos.

Al igual que en el mercado inmobiliario nos podemos encontrar inmuebles a muy bajo precio de la misma forma nos podemos encontrar con empresas que por su situación tengan una situación similar.

Es algo que hemos visto muchas veces en nuestra empresa, negocios en crisis pero que por atravesar una situación delicada a nivel financiero se venden por poco dinero.

Debido al departamento con los que contamos en nuestra empresa este modelo de compraventa lo solemos llevar de manera directa al ser de nuestro interés.

No obstante de igual manera también aceptamos inversores externos con los que colaborar.

Lo bueno de saber qué cantidad máxima de dinero puede invertir cada inversor es que nos permite poder ofertar compras que sabemos pueden realizar.

Intentar vender una empresa cuyo precio de venta es 500 0000€ a un inversor que solo dispone por ejemplo de 100 000€ no tiene sentido.

Al final con todo esto lo que se busca es una única cosa, perder el menor tiempo posible en la gestión de venta con los inversores.

Perdemos menos tiempo nosotros y ellos siendo todo positivo.

¿Se piden referencias en la compraventa de empresas?

Si estamos tratando con alguno de los considerados como inversores profesionales los cuales han llevado muchas otras compraventas si solemos pedir referencias.

Las pedimos porque es con estos inversores con los que al final más estamos colaborando en el día a día.

Como además a estos se les permite poder llevar la compra de diferentes formulas es normal que todo esto se tenga más en cuenta.

Una vez el inversor es aceptado como inversor firma un acuerdo de colaboración con nuestra empresa en la cual se hacen constar honorarios y demás información básica.

A partir de ese momento como empresa que oferta la compraventa de negocios y empresas en España empezaremos a presentarles operaciones de compra según el interés mostrado.

Compraventa empresas y venta negocios

Usos en la venta de sociedades

La venta de sociedades tiene muchos usos de ahí que en este artículo vayamos a dar a conocer algunos de los más habituales según nuestra experiencia.

Porque esto es algo que hemos visto a lo largo de los años, como los clientes que aprovechan las ventajas de comprar sociedades constituidas hacen un buen uso de su compra al cabo del tiempo.

De todas maneras no es difícil hacer un buen uso de la venta de sociedades teniendo en cuenta que un porcentaje alto de todos los clientes que compran sociedades lo hacen por la rapidez ofrecida.

La mayoría de empresarios y emprendedores que compran sociedades ya creadas lo hacen con la idea de poder trabajar con su empresa al instante.

Esa es la razón principal de porque la gente está interesada en comprar sociedades, porque les permite poder empezar a trabajar de manera inmediata sin tener que esperar todo lo que les obliga la constitución.

Las cosas son así, la legislación española no pone las cosas fáciles a los emprendedores debido a todas las normas y tramites que hay que hacer a la hora de crear una empresa.

Por tanto empresas como la nuestra dedicadas a ofrecer la compraventa de sociedades tienen clientela pues la mayoría lo que buscan es evitar precisamente esto.

Al igual que nosotros el resto de empresas cuya actividad es la misma se encuentran con la misma situación, la mayoría de los clientes que buscan comprar una empresa ya creada lo hacen por la administración.

 Esta les obliga a hacer una serie de gestiones tanto en hacienda como en los diferentes organismos correspondientes considerando estos que les sale más rentable comprarla ya creada con el capital social ya desembolsado que no constituir ellos por su cuenta la empresa.

El tiempo es dinero y lo que no va a hacer una persona que tiene prisa y que además esta falta de tiempo es ponerse a hacer todas estas gestiones cuando comprándola puede disfrutar de ella prácticamente al instante.

Y son muchas las situaciones por las que un emprendedor o empresario puede necesitar tener su sociedad al instante.

Un compromiso inesperado,  el tener que facturar a un cliente ya mismo suelen ser algunas de las razones habituales.

Una de las situaciones habituales es la de aquellos emprendedores que pese a estar facturando y trabajando en el mercado lo hacen sin estar dados de alta y sin disponer ni tan siquiera de empresa.

Hasta que llega uno de sus clientes el cual además le va abonar una factura de cierto importe exigiéndole facturarle a nombre de empresa y no como hasta ahora, a nombre de persona física.

Como los emprendedores no quieren verse en la situación de decir a sus clientes que hasta ahora estaban trajando sin estar dados de alta y sin disponer de empresa lo que hacen es acudir a empresas como la nuestra para que les facilitemos una sociedad prácticamente al instante.

Con esto los emprendedores pueden facturar  a su cliente con una sociedad limitada en el mismo día de comprar incluso si así se lo proponen.

Vamos a poner un ejemplo para demostrar la utilidad real de la venta de sociedades constituidas.

Sara tiene un negocio dedicado a hacer páginas webs.

Hasta ahora estaba trabajando sin ser autónomo ni tampoco empresa (no es legal pero son muchas las personas que trabajan de esta manera).

Sin embargo llega un cliente el cual la contrata para realiza un trabajor por valor de 5000€.

Llegado el momento del pago dicho cliente le exige a Sara que esta le emita una factura a nombre de la empresa.

Sara no tiene empresa, tampoco quiere preguntar a su cliente si le podría pagar sin hacer factura (esto no está bien visto) de ahí que necesite una empresa lo antes posible.

No quiere facturar como persona física (autónoma) por las implicaciones fiscales y legales de ahí que prefiera hacerlo a nombre de sociedad.

Necesita hacer una factura en menos de 24 horas pero al no tener ninguna sociedad disponible la única opción real es la de comprar una sociedad ya creada.

Gracias a su compra (la cual puede hacerse en menos de 1 hora) Sara factura a su cliente sin problema alguno.

Si hablamos de plazos entre que Sara compra su sociedad (si quiere puede comprar en menos de 1 hora) hasta que factura no pasa prácticamente tiempo.

De hecho nada más sale Sara de notaria al cabo de esa hora si quiere puede hacer ya la factura.

¿Entiendes ahora porque hay clientes que necesitan comprar sociedades urgentes?

Luego hay también otras razones como es la no obligación de tener que desembolsar el capital social de la sociedad en el momento de la compra (útil sobre todo cuando los clientes quieren comprar sociedades con capital social ampliado), el tema de la confidencialidad de los socios con respecto a terceros…

Son razones de peso para querer comprar una de estas sociedades aunque su importancia con respecto a la rapidez es mínima.

Venta sociedades y comprar sociedades

Recursos en empresas

A pesar de ofrecer la venta de sociedades y compraventa de empresas en Avanza también nos gusta escribir artículos acerca del funcionamiento empresarial intentando dar consejos tanto a empresas como emprendedores que recién comienzan con sus negocios.

Lo que vamos a tratar hoy es acerca de los recursos en la empresa y de cómo se puede disponer de ellos.

Lo primero es decir que en la empresa podemos identificar tres tipos de recursos, están los recursos tangibles, los recursos intangibles y luego están los recursos humanos.

Cada uno de estos tiene su importancia en la empresa siendo lo que vamos a tratar a continuación.

❶Recursos tangibles en la empresa: Son todos aquellos que se pueden ver, tocar y por tanto valorar. Son los habituales que aparecen en los estados contables de la empresa pudiendo ser valorados con facilidad.

Dentro de los recursos tangibles podemos diferenciar dos tipos, están los físicos y luego están los financieros.

La mayoría de las empresas basan su negocio en estos recursos siendo además necesarios la mayoría de ellos para la actividad productiva de la empresa.

❷Recursos intangibles: Si los tangibles eran todos aquellos que podemos ver y por tanto valorar con facilidad como te puedes imaginar los intangibles son justo lo contrario.

No quiere decir que tengan menos valor pues no es el caso, lo que sucede es que al no aparecer en los estados contables de la empresa es complicado que puedan ser valorados de manera correcta.

La mayoría de empresarios no saben como valorar sus activos intangibles siendo además algo que se ve prácticamente siempre cuando ponen a la venta sus empresas.

Si te lees artículos escritos por nosotros en la compraventa de empresas veras que hemos hablado acerca de esto muchas otras veces.

Lo hacemos porque es lo que pasa en la práctica, la mayoría, tanto compradores como vendedores solo valoran las empresas por lo que se ve, sin embargo hay cosas que no se pueden ver y que sin embargo tienen también valor.

Algo que no entendemos pues son muchas las empresas que se benefician más de sus recursos intangibles que por los tangibles.

¿De qué recursos intangibles podemos hablar?

-Imagen de marca o reputación: El ejemplo que podemos considerar como mejor es el de Nike.

¿Si Nike se vendiera, aunque la empresa no tuviera ningún activo en forma de inmuebles, fabricas…. ¿ A que no se vendería por poco dinero?

La razón es porque la imagen de marca es lo más importante en esta empresa.

Aun sin ningún activo tangible esta empresa valdría miles de millones de euros por la relación de confianza que existe entre cliente y empresa.

Nike lleva posicionándose años en el mercado como una marca de calidad y por tanto esto es algo que les ayuda a lograr ventas siendo además una ventaja competitiva sobre la competencia.

Si te fijas de hecho todas las grandes empresas lo que más explotan son sus activos intangibles siendo la imagen de marca lo más importante para ellas.

También podemos hablar acerca de la tecnología en las empresas entendiéndose esta por las innovaciones que realizan en sus productos.

El ejemplo que ponemos aquí es el de Apple, empresa que lleva años innovando en el mercado y a pesar de no sacar todos los años productos nuevos estos muchas veces se encuentran en estudio teniendo esto un valor realmente alto.

Las empresas relacionadas con la tecnología suelen hacer un muy buen uso de este recurso pues de hecho del mismo depende la marcha del negocio.

En cuanto a la cultura siendo también un recurso intangible es menos importante pero también se ha de valorar al ser la política de la empresa en su día a día, esto es, la forma que tienen de trabajar, sus procedimientos…

❸ Recursos humanos: Todas las empresas necesitan de recursos humanos para poder operar y trabajar, sin estos la marcha de la empresa se antoja complicado.

Hay un dicho que dice que las empresas dependen de sus empleados y es verdad.

Cuanto mejores sean los recursos humanos de una empresa mejor le irá a esta.

La valoración de los recursos humanos es difícil de por muchas razones, entre ellas porque no aparece en el balance, sin embargo su importancia es máxima.

Hay empresas de hecho que dependen en casi totalidad de determinadas personas, sin estas, la empresa vería reducida tanto su rentabilidad como perspectivas de negocio.

Por esa razón las empresas se esfuerzan en tener los mejores empleados posibles según su labor, pues saben que de esto depende el funcionamiento de la misma.

No es fácil de conseguir pues cuanto más grande es la empresa  más hay que saber organizar grupos de trabajo, pero para eso existen profesiones como el director de recursos humanos, para que sea quien se encargue de llevar todo esto.

Las empresas en ese sentido lo que buscan en sus empleados son sobre todo tres cosas, motivación, conocimientos en la materia y comunicación.

Si a eso le añades una fuerte unidad de trabajo y saber trabajar en equipo mucho mejor.

Porque si desarrollas un trabajo en el que es necesario trabajar en equipo y no sabes es complicado que a pesar de reunir el resto de condiciones seas la mejor opción para la empresa.

Venta Sociedades y Comprar Sociedades