Usos en la venta de sociedades

La venta de sociedades tiene muchos usos de ahí que en este artículo vayamos a dar a conocer algunos de los más habituales según nuestra experiencia.

Porque esto es algo que hemos visto a lo largo de los años, como los clientes que aprovechan las ventajas de comprar sociedades constituidas hacen un buen uso de su compra al cabo del tiempo.

De todas maneras no es difícil hacer un buen uso de la venta de sociedades teniendo en cuenta que un porcentaje alto de todos los clientes que compran sociedades lo hacen por la rapidez ofrecida.

La mayoría de empresarios y emprendedores que compran sociedades ya creadas lo hacen con la idea de poder trabajar con su empresa al instante.

Esa es la razón principal de porque la gente está interesada en comprar sociedades, porque les permite poder empezar a trabajar de manera inmediata sin tener que esperar todo lo que les obliga la constitución.

Las cosas son así, la legislación española no pone las cosas fáciles a los emprendedores debido a todas las normas y tramites que hay que hacer a la hora de crear una empresa.

Por tanto empresas como la nuestra dedicadas a ofrecer la compraventa de sociedades tienen clientela pues la mayoría lo que buscan es evitar precisamente esto.

Al igual que nosotros el resto de empresas cuya actividad es la misma se encuentran con la misma situación, la mayoría de los clientes que buscan comprar una empresa ya creada lo hacen por la administración.

 Esta les obliga a hacer una serie de gestiones tanto en hacienda como en los diferentes organismos correspondientes considerando estos que les sale más rentable comprarla ya creada con el capital social ya desembolsado que no constituir ellos por su cuenta la empresa.

El tiempo es dinero y lo que no va a hacer una persona que tiene prisa y que además esta falta de tiempo es ponerse a hacer todas estas gestiones cuando comprándola puede disfrutar de ella prácticamente al instante.

Y son muchas las situaciones por las que un emprendedor o empresario puede necesitar tener su sociedad al instante.

Un compromiso inesperado,  el tener que facturar a un cliente ya mismo suelen ser algunas de las razones habituales.

Una de las situaciones habituales es la de aquellos emprendedores que pese a estar facturando y trabajando en el mercado lo hacen sin estar dados de alta y sin disponer ni tan siquiera de empresa.

Hasta que llega uno de sus clientes el cual además le va abonar una factura de cierto importe exigiéndole facturarle a nombre de empresa y no como hasta ahora, a nombre de persona física.

Como los emprendedores no quieren verse en la situación de decir a sus clientes que hasta ahora estaban trajando sin estar dados de alta y sin disponer de empresa lo que hacen es acudir a empresas como la nuestra para que les facilitemos una sociedad prácticamente al instante.

Con esto los emprendedores pueden facturar  a su cliente con una sociedad limitada en el mismo día de comprar incluso si así se lo proponen.

Vamos a poner un ejemplo para demostrar la utilidad real de la venta de sociedades constituidas.

Sara tiene un negocio dedicado a hacer páginas webs.

Hasta ahora estaba trabajando sin ser autónomo ni tampoco empresa (no es legal pero son muchas las personas que trabajan de esta manera).

Sin embargo llega un cliente el cual la contrata para realiza un trabajor por valor de 5000€.

Llegado el momento del pago dicho cliente le exige a Sara que esta le emita una factura a nombre de la empresa.

Sara no tiene empresa, tampoco quiere preguntar a su cliente si le podría pagar sin hacer factura (esto no está bien visto) de ahí que necesite una empresa lo antes posible.

No quiere facturar como persona física (autónoma) por las implicaciones fiscales y legales de ahí que prefiera hacerlo a nombre de sociedad.

Necesita hacer una factura en menos de 24 horas pero al no tener ninguna sociedad disponible la única opción real es la de comprar una sociedad ya creada.

Gracias a su compra (la cual puede hacerse en menos de 1 hora) Sara factura a su cliente sin problema alguno.

Si hablamos de plazos entre que Sara compra su sociedad (si quiere puede comprar en menos de 1 hora) hasta que factura no pasa prácticamente tiempo.

De hecho nada más sale Sara de notaria al cabo de esa hora si quiere puede hacer ya la factura.

¿Entiendes ahora porque hay clientes que necesitan comprar sociedades urgentes?

Luego hay también otras razones como es la no obligación de tener que desembolsar el capital social de la sociedad en el momento de la compra (útil sobre todo cuando los clientes quieren comprar sociedades con capital social ampliado), el tema de la confidencialidad de los socios con respecto a terceros…

Son razones de peso para querer comprar una de estas sociedades aunque su importancia con respecto a la rapidez es mínima.

Venta sociedades y comprar sociedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

4 × 4 =