Valorar empresa ¿Cuánto vale mi negocio?

Es una pregunta que todos aquellos que quieren vender su negocio se hacen en un momento dado cuando quieren valorar su empresa.

Valorar un negocio no es algo fácil pues de ello dependen muchos factores.

En la mayoría de casos los empresarios suelen poner un precio o valor según lo que ellos creen estando muchas veces fuera del mercado.

Ver como hay miles de empresas en España sin venderse no es ninguna casualidad, es lo que pasa cuando pones un precio completamente fuera de lo que vale.

Que es lo que pasa en la mayoría de ocasiones cuando el empresario no sabe fijar el valor de su empresa.

Poner un precio mayor al que vale el negocio lo único que genera es frustración para quien vende ya que no verá a ningún comprador o inversor interesado en llevar a  cabo la compra del negocio.

¿Quién va a pagar por un negocio más de lo que realmente vale?

Seguro que los inversores profesionales no siendo la única opción el vender la empresa a otra persona que no conozca al 100% el valor de lo que compra.

Lo habitual cuando el empresario no sabe como fijar el precio es que externalice la gestión en alguno de los muchos profesionales que hay dedicados a valorar negocios.

Hay muchas opciones en el mercado, desde las mismas asesorías o gestorías las cuales podrían hacer ese trabajo hasta directamente consultoras.

Desde luego la opción que nosotros te recomendamos por experiencia es que acudas a profesionales del sector, a ser posibles consultoras empresariales.

Son estas empresas las que están acostumbradas a tener que llevar a cabo este tipo de operaciones.

Cuando un vendedor acude a ellos para vender su negocio ¿Quién crees que al final acaba poniendo el precio de venta?

Eso es, casi siempre es el consultor quien lo hace estando además de acuerdo con el vendedor.

Por eso cuando un vendedor quiere contratar con alguna empresa intermediaria o consultora la venta de su negocio está siempre cobra en la contratación.

Lo hacen porque saben que no solo tienen que buscar a inversores y compradores interesados en llevar la compra sino que además deberán de fijar el precio de la misma.

Y esa es solo una de las muchas cosas que tendrá que hacer la empresa encargada de llevar la gestión, preparar la documentación de venta, valorar la empresa, encontrar posibles interesados….

No es de extrañar el porqué todas estos negocios dedicados a la compraventa de empresas cobran también en la contratación.

Con nosotros es lo mismo, cobramos nada más se contrata con el cliente así como una comisión en caso de éxito (lograr la venta)

Dicha comisión como te puedes imaginar se aplica sobre el precio total de venta.

¿Cómo podemos valorar una empresa?

Como hemos dicho antes son muchos los factores que hay que analizar para con ello fijar un precio realista.

No solo vale con tener en cuenta los activos de los que dispone el negocio, hay que analizar todas las variables posibles.

¿De qué variables estamos hablando?

Pues mira, además de los activos los cuales es seguro tienen un valor también tenemos que valorar cosas como es el fondo de comercio, la imagen de marca, el posicionamiento en el mercado….

También deberíamos de tener en cuenta el equipo humano de la empresa aunque en menor medida pues puede pasar que nada más compremos esta desaparezca.

Y no será que no lo hayamos visto, más de una vez con la salida del antiguo propietario parte del personal se va del negocio.

Hay que tenerlo en cuenta pero no debemos de basarnos en esto a la hora de fijar el precio de nuestra empresa.

El balance de la empresa y cuentas anuales nos puede ayudar bastante en todo esto a la hora de fijar valor al negocio.

Sobre todo con los activos fijos y tangibles pues con todo aquel que no se puede ver y tocar será diferente.

Por supuesto lo que siempre se tendrá más en cuenta será aquello que podemos ver y tocar pero los activos intangibles también tendremos que analizarlos.

Te pongo un ejemplo claro.

¿Cuánto crees que vale la marca Cocacola?

Porque aunque se vendiera solamente la marca sin ninguna empresa, activos, maquinaria, fabrica ni nada detrás es seguro que se vendería por miles de millones de euros.

Solo la marca comercial siendo este un activo intangible podría valer mucho dinero.

Pues en el resto de compraventas empresariales pasa lo mismo, lo que pasa es que su valor será muy inferior al que la mayoría creen.

En muchos casos incluso te tengo que decir su valor será cero, sobre todo en pymes y empresas de pequeño tamaño.

¿Cómo influye la situación del sector a la hora de valorar una empresa?

También es algo que deberemos de tener en cuenta al analizar la situación del sector económico.

Al valorar un negocio no debemos de olvidarnos que este depende del sector en el que se encuentre.

Los cambios en el sector pueden ser para bien o para mal siendo algo a considerar cuando de lo que hablamos es de vender una empresa.

Aquellos interesados en comprar el negocio es seguro que lo tendrán en cuenta por lo que nosotros igual tendremos que hacerlo.

Podemos finalizar diciendo que valorar una empresa no es algo fácil y que depende de muchos factores empresariales.

Venta Sociedades y Compraventa empresas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

5 × cuatro =